Nikkei Life

Posts Tagged ‘República Dominicana

Qué feliz estoy! El solo hecho de saber que los exámenes finales ya están en sus últimas, y los pocos que faltan, son más dóciles. ¡Qué alivio!

Y entre toda esta situación de Corre Corre, me he encontrado con una sorpresa muy agradable. Para nadie es un secreto del gran orgullo que siento de esta mezcla media extraña que llevo en mis genes, en mi forma de ser, en todo lo que implica ser Yo. ¿Para qué repetirlo si es la esencia de este blog? “Ser Nikkei”.

En estos días recibo un mensaje en MSN de Alex G. – “Al escuchar esta canción pensé en ti. Sé que te encantará”

Puesto que conoce casi todos mis gustos musicales entendí que no podría haberse equivocado, así que sin dudarlo acepté el link del video colgado en Youtube. Simplemente el título me fascinó: “Amor Samurai”. Y es que no se puede pedir más: Chichí Peralta a dúo con Kumiko Yoshihara!

El video “contó” es una sorpresa de cabo a rabo. Primeramente, la fusión de instrumentos japoneses y criollos. Si a eso le sumamos el hecho de que ¡cantan en ambos idiomas! A la Sra. Yoshihara le conozco desde hace varios meses, cuando tuvimos la dicha de compartir en varios eventos de la Emabajada Japonesa en el país. Podrán imaginarse la sorpresa que me llevé al verle cantar con su dulce voz a dúo con uno de mis merengueros favoritos 🙂

Pero, la cosa no termina ahí. Sigo deleitándome con el video y de repente aparecen todas estas caras conocidísimas!  Mis panitas Nikkeis de Santo Domingo tocando el wadaiko, sosteniendo carteles, brincoteando, bailando, … ¡Qué impresión! Con razón esos condenados me tenían un oído sordo diciéndome que a fin del 2008 e inicios del 2009 nos tendrían una sorpresa muy agradable. Ya comprendo 🙂 Se están volviendo famosos!

Este video representa en verdad la esencia Nikkei. Qué bueno saber que luego de más de 50 años de inmigración Japonesa, y más aún, de cooperación bilateral, surjan proyectos de esta índole que no hacen más que elevar nuestra identidad. Enhorabuena por nuestra comunidad. Y miles de éxitos a Chichí Peralta  & Kumiko Yoshihara en lo adelante! 😉

Aquí les dejo el video ya publicado en Youtube. Disfruten tanto como yo.

La Constitución de la República Dominicana declara mediante Ley 204-84, el día 27 de Septiembre, como día Nacional de la Biblia. Dicho sea de paso, este es el único país en el que tal celebración es dictada por las leyes nacionales. Además, uno de nuestros Símbolos Patrios, el Escudo, tiene la Biblia abierta en Juan 8:32. Esta doble característica hace de nuestro país: único.

En fin, partiendo de esa fecha, comparto con ustedes algunos de los Versos Bíblicos que han impactado mi vida. ¿Cuántas versiones de este post serán…? ¡No sé! Pero me imagino que todos tenemos nuestras propias historias y ojalá sea de reflexión para todos.

* ¿De qué sirve ser una copia fiel de otra persona? ¡Mejor conoce los propósitos de Dios para tu vida! “No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.” (Romanos 12:2)

* Porque todo aventurero, lleva su equipo consigo. “En todo tiempo ama al amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia.”         (Proverbios 17:17)

* Mi mejor decisión la tomo ahora, en mi juventud, no cuando las canas comiencen a salir en mi cabeza! “Porque tú, oh Señor Jehová, eres mi esperanza, seguridad mía desde mi juventud.” (Salmos 71:5)

* Si por Su gracia tenemos la vida y todo lo que poseemos, ¿por qué le temes en encomendarle lo más importante para ti? “Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él hará.” (Salmos 37:5)

* Perdonar es de humanos, y todo tiene una ley de acción y reacción. “Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.” (Lucas 6:38)

Bendiciones desde lo alto para todos…!

El fin de semana pasado fue la graduación de unas chicas de barrio. Bueno, a mi no me invitaron a la fiesta, pero sí me colé en la ceremonia puesto que era abierta para todos… y sabrán que la gran mayoría va a ellas por necesidad, no por gusto. Por eso es que las fiestas SI son con invtiaciones… 😀

En fin, pensando en esto y aquello, me percaté de muchas diferencias que existen en las ceremonias de graduación de bachillerato de  varios países, y como yo tengo una especialidad (sí, como no!) en Nikkei Culture, me decidí a presentarles un poquito sobre este peculiar ¿”ritual escolar”?

Pues bien, primero iniciemos con lo que conocemos, para ir adentrándonos en materia. En la República Dominicana, según yo tengo entendido, las ceremonias de graduaciones no se llevan a cabo en todos los liceos y/o colegios del país. ¿Por qué? Bueno, primero porque son las promociones de 4to. año las que se encargan de la misma. Dicho de otro modo, son los comités de graduación de cada curso (si es que hay varias secciones) que se reúnen, realizan distintas actividades y guardan sus fondos para los gastos de la ceremonia y la fiesta.  He visto casos en los que los grupos no llegaron a ahorrar lo suficiente como para organizar una fiesta, y por lo tanto la dirección del centro ni siquiera se dignó en realizarles la ceremonia… ¡Qué injusto! No obstante, sé de otros colegios de más caritos en los que la dirección académica es la encargada de montar todo el acto en sí.

Respecto a las fechas, hay de todo un poco. Puesto que los exámenes finales de los centros educativos son en junio, y las pruebas nacionales se llevan a cabo en el mes de julio, hay discrepancia respecto a las fechas. En su mayoría se realizan a finales de julio y principios de agosto. Creo que esto es lo más natural, aunque como en el caso de mi hermano (allá en los años 97) armaron el asunto para ¡Diciembre! Nuevamente, el hecho de que la entidad educativa no sea quiénes regulen las ceremonias provoca situaciones como estas.

Lo otro es la vestimenta. En nuestras ceremonias de graduaciones lo común es el uso de las togas y los birretes, símbolo clásico de las graduaciones occidentales. Dependiendo del programa a llevar, el graduando se hace acompañar por una pareja, que será hombre o mujer según sea el caso. En pueblos pequeños, como el mío, se realiza un culto de acción de gracias en la iglesia, y se hace un desfile con banda de música ..lol, hasta el centro educativo o lugar donde se vaya a realizar el acto. ¿No les parece curioso?

(Foto: Chicas del Instituto Salesiano posando luego de su graduación / Keiko H.)

Pese a que esto puede variar en mayor o menor grado, pues representa las graduaciones criollas. Pero, ¿y las Japonesas?

Bien, las ceremonias de graduación japonesas, vistas por cualquier mortal dominicano se puede definir como “aburridas”. Al menos, eso dijo un compañero de clases de la universidad mientras preparaba material para este post. Yo no creo que sean aburridas, pero amén, juzguen ustedes.

Lo primero es que las clases en Japón se inician en abril y terminan en marzo. Por lo que todas las graduaciones se realizan en las últimas dos semanas de marzo, nunca antes, nunca después. Lo otro es que hay graduaciones en todos los niveles educativos: inicial (3-5 años de edad), escuela elemental (6-12 años de edad), escuela intermedia (13-15 años), preparatoria (16-18 años), y todos los institutos de educación superior. 

Las ceremonias las organiza el centro educativo. Y, a excepción de las graduaciones de institutos superiores en las cuales los estudiantes acuden con lujosos kimonos o trajes de gala, en los otros casos se va con ¡el propio uniforme! En algunas escuelas con currículum internacional se ha adoptado el uso de las togas y birretes, pero todavía la gran mayoría sigue utilizando sus uniformes. En la misma ceremonia se les entrega sus diplomas y luego de eso hay un banquete en cada aula. Claro, la comelona la organizan los comités estudiantiles y el PTA (Parents & Teachers Association). Aquellos que quieran ir a bonchar luego de están en toda su libertad, y créanme que los japonesitos se van de chupete hasta las tantas de la madrugada. Es más, mientras escribo esto me dan ganas de abundar más, así que quizás y en lo adelante haga un análisis más exhaustivo sobre esta tradicional ceremonia de todas las escuelas japonesas… lol

(Foto: Jóvenes Nipones antes de su graduación / Nerimaku High School)

(Video: Ceremonia de Graduación Japonesa en una escuela rural)

Sea donde sea, las graduaciones son ceremonias que marcan el final de una etapa y el incio de otra. Para mí todas las ceremonias tiene su toque de emotividad, ya que nunca falta una que otra chica a las que se le escapen las lagrimitas. Especialmente si son bien cursis como yo.

P.S. – Hablando de graduaciones un pajarito chismosito me dijo que TU te gradúas mañana… ¡Felicidades KaMeKun… ya eres todo un Ingeniero!   

Hoy en la mañana me levanté con varios “achaques”: cólicos por mi período menstrual, y el problema que me aqueja desde hace varios días en la rodilla derecha, esto sin contar el clásico “bajón” que me causan las hormonas alocadas a su máximo nivel. Todo esto me hicieron preguntarme durante todo el día si realmente acudiría a realizar mi labor cívica en estas elecciones presidenciales.

La mañana completa transcurrió 2 sobre10. No me sentía anímicamente ni físicamente bien, como para siquiera levantarme de mi cama y al menos vestirme o estar presentable. Sin embargo, como todas las madres, la mía por igual preparó algún “brebaje extraño” a base de no sé que hierbas aromáticas y “milagrosamente” al cabo de unas horas me sentía mucho mejor. Pero como había quedado previamente con Ekaell para revisar unos documentos y de paso imprimirlos en casa, no me podía escapar de ese compromiso.

Me liberé de Ekaell alrededor de las 5:30 p.m., así que sin más pensarlo le pedí que me llevara en su carro a mi trabajo, donde precisamente funciona el colegio electoral en el cual me corresponde votar. Con mi cédula en mano, entré al recinto y procedí a realizar mi derecho/deber al sufragio. El proceso me tomó desde que entré hasta que salí, alrededor de 3 minutos. Bastante rápido y organizado a mi entender, mucho mejor que dos años atrás, para las elecciones congresionales.

En sentido general, creo que en Dajabón todo transcurrió de manera tranquila. Aplaudo de sobremanera que todo el proceso se haya realizado bajo un clima de organización y tranquilidad, al punto incluso de verme tentada a sacar mi mp3 y escuchar música mientras marcaba el rostro de “cierto” candidato. Ese cuasi aburrimiento me indicó que el bullicio y la “bandada” de personas que acostumbran molestar (especialmente los delegados políticos) se había eliminado, o al menos controlado casi de manera completa. Punto a favor a la JCE y los miembros de la Mesa 06 del Colegio Loyola 🙂

Ahora, a pesar de todo, ¿alguien me puede explicar algunos puntos?

¿Cuál es la función de los militares a la entrada del recinto? De seguro que no es para “echarle muela” a todas las féminas que acudan al lugar, ni mucho menos para insultar por asuntos superficiales como la vestimenta o la apariencia física. Por favor… un poco de respeto es lo que pido, nada más.

¿No que los celulares, en especial con cámara estaban prohíbidos? Entiendo que lo indicado por la JCE era depositarlo a la entrada, pero no sé si es porque me conocen y saben que soy “buena gente”…pero a mí no me llamaron la atención. ¿Extraño, no?

¿Qué me dicen de los estacionamientos? No sé cuáles sean las pautas a seguir respecto al estacionamiento de los carros privados de los ciudadanos votantes, pero, ¿están prohibidos entrar “montados” al recinto? Esto lo traigo a colación porque observé un largo “tapón” a causa de largas filas de automóviles tanto de dirigentes, delegados y ciudadanos comunes en otro centro de votación, cercano al que me correspondía.

Sé que muchos dirán que termino “atacando” lo que previamente había elogiado, pero desde mi punto de vista, lo veo como una observación justa y ecuánime, no con intenciones de quitar méritos a ninguna entidad o personalidad.

En otros términos, me uno a la felicitación extendida previamente por JuniHH hacia los chicos de Duarte 101 por la cobertura y seguimiento que han realizado sobre todo el proceso electoral de este 16 de mayo. A la misma vez, pido disculpas públicas a los bloggers Joan Guerrero y Rafael Pérez por no haber colaborado tal y como se me fue pedido con la mencionada cobertura, debido a los inconvenientes expuestos a inicios de este post. ¡Enhorabuena chicos…! Para otra ocasión, con mucho gusto estaremos presentes con nuestros lentes en las calles de Dajabón 🙂

A todo esto, ¿Quién más habrá votado?

Hace ya más de seis años de mi primer y único viaje al país del Sol Naciente. Participé de un programa de verano con otros chicos y chicas Nikkei’s de Canadá y Latinoamérica.

Una experiencia única e inolvidable, llena de sucesos de todas las clases: excitantes, bochornosos, curiosos, tristes, alegres, estresantes, frustrantes… ¡Un sancocho de emociones!

Era mi primer viaje “sola”, entiéndase, sin la compañía de mi familia. Imagínense la mesclonanza entre pánico y emoción que tenía. Mi primer viaje, y al exterior justamente, a un país que está “allí mismito”. Por cierto, de todo el grupo era la única que nunca había viajado pa’los paises. Eso me puso un poco en desventaja, pero aprendí que atender las instrucciones de los aburridos videos de la aerolínea, son muy educativos. 🙂

Para llegar desde RD a Japón se toma demasiado tiempo, puesto que está al otro lado del mundo. De todas las rutas que se pueden tomar, la más rápida y económica es vía NYC. La ruta es: RD – NY -TOKYO. Ojo, es la más rápida, pero aún así se toma algo más de 16 horas, solamente volando. Súmele el tiempo que se pierde en el aeropuerto… saque cuenta por usted mismo.

Como todo era nuevo para mí, opté por seguir los consejos e indicaciones de aquellos y aquellas que ya tenían largas millas recorridas.  Me dijeron que llevara mucha goma de mascar para que no se me “taparan” los oídos, y así lo hice. En el vuelo hacia el JFK me tocó al lado de la ventanilla, y les juro que mientras tierra o mar se veía, ahí estaba yo observando. ¡Qué linda se ve la isla desde allá arriba!

Bueno, una vez llegamos a Gringolandia me tuve que separar de los otros chicos de Dominicana que me acompañaban en el viaje. Ellos se fueron con una azafata y a mí me llevaron al cuartito de los No-Visados. Todo el tiempo estuve con un moreno de to’el tamaño parecido a Shaquille O’neal, y el tipo practicamente no me dejaba ir sola ni al baño. Yo sé que era su trabajo, pero…. ¡sea un chin más flexible!

En fin, luego de esperar unas cuatro horas, me llevaron al counter de JAL y ahí me soltaron en banda. Me reuní con los otros chicos, y a dormir se ha dicho. Era lo más lógico, porque nos esperaban unas 13 horas y pico de viaje.

Lo más chistoso fue llegando a Japón, me asomo por la ventanilla, y he visto la figura de un “tiburón” en el Ocáno Pacífico. Yo me asusté tanto que grité:  “OMG…Look at that shark!” De seguro todavía hay alguien que anda buscándome pa’darme mis par de palos por andar de ocurrente. Pensándolo bien, ¿a quién se le ocurre confundir un avión con un tiburón? ¡Ni yo me explico esa!

Pues bien, luego de muchísimas horas de sueño / chercha/ música / maní / orange juice / películas / tetris / origami y un montón de distracciones el avión aterrizó en el Aeropuerto de Narita. Por primera vez se me salieron las lagrimitas, estaba muy emocionada. ¡Había llegado al país de mis sueños! Aunque aclaro, nadie aplaudió. Unos cuantos hindúes como que se pusieron a rezar, pero nada de euforia colectiva.

Pasar por aduana e inmigración japonesa fue realmente sencillo, no hay mucho rebú, ni escándalo como en el JFK. Todos hacían la fila de lo más tranquilos, y eso como que desestresaba al que estaba en la parte de atrás esperando.

Luego de terminar todo ese proceso, nos dirigimos a recoger nuestros equipajes y comenzar en serio la aventura Nipona.

¡vaya sorpresa la que nos llevamos!

(Esta historia continuará…)


febrero 2020
D L M X J V S
« Ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829

Posts Más Vistos

Posts viejos

Me han leído...

  • 262.202 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: