Nikkei Life

Posts Tagged ‘relaciones

Las relaciones que experimentamos varían de época en época, claro, con las excepciones muy especiales que puedan darse.

Durante los años del colegio, mi círculo social se limitaba a los chicos de mi curso y unos que otros de los grados superiores o inferiores; así los del instituto de inglés, los del Japonés y aquellos pocos de la Academia de Música.

Los años han pasado, he visto el calendario y me he fijado que hace más de 4 años que terminé el colegio. Y con ese feliz término de mi época escolar de “mantenida” (entre comillas, porque lo sigo siendo parcialmente), también me he visto distanciada de muchos de esos muchachos con quienes compartí no solo libros y cuadernos, sino un montón de instantes únicos e irrepetibles. Los recuerdos de mi adolescencia, alegres y tristes, pero todos míos e importantes, los viví junto a ellos.

Al comenzar la universidad e involucrarme activamente en el mundo laboral, las relaciones basadas solamente en créditos por pagar y profesores ególatras no me llenaban del todo, sentía la necesidad de que pese a mi edad y mis aficiones similares con mis compañeros de clases, había una distancia que poco a poco era mucho más evidente.

Dice mi madre que comienzas a madurar cuando al leer el periódico te fijas en la taza del dólar, el precio de la gasolina, y te lees la sección de economía. No simplemente te fijas en el horóscopo, las recetas de cocina o los resultados del juego de anoche. Los compromisos, quieras o no, hacen que madures de algún modo. Y esa madruez trae consigo un rejuego de ambiente, físico y/o emocional, que necesariamente te acerca a otros con tus mismas necesidades o cualidades.

Hoy por hoy, admito que ya no frecuento tanto los compañeros del colegio. Aún nos reunimos, pero en cada reunión se hace mucho más evidente la madruez de cada uno y  esos detalles que se han convertido en nuestras prioridades principales. Algunos ya son padres y madres de familia, otros nerviosos y extasiados por haber cobrado el primer sueldo y unos pocos siguen limitados en cuanto a gastos y salidas porque aún “papi y mami les controlan todo”.

Reflexionando sobre las relaciones que tengo ahora, puedo decir que tengo la dicha de llamar “AMIGO” a ciertos seres terrenales con cualidades no-perfectas pero angelicales. Estoy rodeada de personas, pocas en cantidad, pero extremadamente valiosas que me recuerdan lo maravilloso que es la amistad. Esos que me han visto llorar, esos que me han visto enojada y aturdida, a los que me han llenado de consejos y han sabido darme mis pescozones cuando ha sido necesario. Esos que se dejan despertar en plena madrugada, a los que han estado en el hospital y las muchas clínicas… a los que con o sin dinero se han aparecido en el pasillo del Corominas… a todo ellos mi gratitud y mi lealtad pro siempre.

Las relacionas cambian, me he dado cuenta. Pero qué bien, darte cuenta que sin importar la etapa que vivas, tienes a tu alrededor personas valerosas que hacen tu recorrido por la vida un poco más agradable.

¡Gracias F.Bordas, R. Abad, Y. Masuoka, I. L’Official….!  Este post va especialmente a ustedes…  ¡Los quiero!

Anuncios
Etiquetas: ,

¿Alguien (puede que sea Aylan) de verdad piensa que va a conseguir que otra persona le quiera por el hecho del que le reclama a esa persona continuamente que lo haga? Parecería de chiste una situación así pero no, es el pan nuestro de cada día.

A veces es más solapado pero es igualmente desagradable. Porque me desagrada bastante estar hablando con un amigo (o al que crees que lo es) y que te esté exigiendo que aceptes sus ofrecimientos y cortejos. Para mí es como si te exigiera que le pagues un viaje a Hawaii.

¿A qué estamos jugando?

Pero es más, aunque nuestra situación no sea de  amistad sino de estar coqueteando, la actitud de mendigar del otro amor o, peor, de ordenarle que te quiera me parece patética. Es patético el típico hombre que insiste una y otra vez con una mujer que no le hace ni caso, sabiéndo este que ella está interesada en otro; o el que le han dicho que amigos bien pero que no quieren otra cosa y el muchacho insiste e insiste, babeando, en lo mismo. Pero también es patética una mujer si hace lo mismo.

Yo llevo casi un año sin novio  y no me da por entrar en una disco y abrazarme al primer hombre que vea y exigirle:

– Quiéreme, quiéreme

Y si no lo hago con un desconocido se me tendría que caer la cara de vergüenza el intentar obligar a algún amigo que me bese o que me lleve a bailar.

Y creo que además de lo patético de la actitud de quien hace eso subyace un gran egoismo y un gran desprecio por el otro, cuya voluntad no importa y está sólo para satisfacer nuestros deseos.

Es que bligado no se puede querer.

** Yuk, ¿Hasta cuándo tendré que repetirte que YA NO quiero nada más contigo? ¡Déjame vivir!**

Solamente quiero…

perderme en tu mirada.

contagiarme de tu sonrisa.

sentir tus brazos alrededor de mí.

escuchar de tus labios un “Te Quiero” y un “Estoy aquí”.

sentir tu respiración y el latido de tu corazón.

cerrar los ojos, abrirlos y verte frente a mí.

sentarme a tu lado…llorar, reír, gritar y volver a reír

Solamente eso y nada más.

 

¿Es mucho pedir? ¡Jodía distancia!

 

by Tania M.
“Para todos mis amigos”

“Porque tu me desesperas, cuando amanezco contigo en la cabeza”…. así dice una canción de Negros, que a los dos nos vuelve locos. La misma canción que hoy no ha dejado de sonar en mi Mp3 player.

Me encanta saber que todo ha cambiado desde que él forma parte de mi vida. El llegó si avisar, si pedir permiso, sin preguntar y se fué colando poco a poco en lo más profundo de mi corazón.

El me ofreció su amistad desde el primer instante, y justo en momentos de flaqueos ha estado junto a mí. El, quien no se cansa de hacerme sonreír. El, quien desde su llegada no ha hecho más que provocar un caleidoscopio de emociones: alegría, por saber que cuento con él; curiosidad, al desear conocer más de su persona; excitación, al imaginar un mundo de placeres junto a él…incluso un poquito de tristeza, al darme cuenta que sus preocupaciones se han convertido en las mías por igual.

El, quien me hace sentir la chica más afortunada al conocerle. Ese carisma acompañado de esa “frecura” sin igual, la sensualidad de su voz, la calidez de sus palabras, la picardía de su mirada, no hacen más que despertar cada uno de mis sentidos.

Sentidos que se apoderan de mi cuerpo, con ansias locas de sentir el roce de su piel; cómo sus manos descubren hasta el más húmedo de los secretos; sus labios, persiguiendo los míos en un lento y prolongado beso. Sentidos alocados que me insitan a ser traviesa, a pecar con la lujuría…travesuras como las de anoche, en la que perdidos los dos, disfrutamos hasta más no poder.

El, quien me ha embrujado con su forma de ser, porque ya no es solo deseo, es algo más..y ambos sabemos a qué me refiero.  Y lo mejor de todo, es que ya falta poco, muy poquito para ver materializado lo que tanto anhelamos.

De seguro continuaré con él en la cabeza, pero si ese es el precio que hay que pagar… espero que acepten My-heart-card’s!


octubre 2019
D L M X J V S
« Ago    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Posts viejos

Me han leído...

  • 262.016 Visitantes
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: