Nikkei Life

Posts Tagged ‘Reflexiones

“Juventud, divino tesoro”… dicen muchas personas hasta el cansancio. En el colegio, en los clubes, en los campamentos y en todos lados nos recuerdan a viva voz que “Somos Jóvenes, Tenemos un Tesoro”. Pero, ¿Qué es realmente ser joven?, ¿Realmente… de qué sirve ser joven? Son preguntas que lamentablemente, NO vienen en libritos instructivos, y se aprende con práctica constante. Sí, soy joven y mi práctica está empezando, pero al menos considero que tengo cosas por compartir con los demás, y precisamente este tema es uno de los que más me apasionan.

Hay un momento en nuestras vidas en la que sentimentos la necesidad de ir soltándonos -en especial de los padres, de la escuela y los sistemas a los que nos sometieron de pequeños- y así estrenar una libertad soñada. Sin embargo, ¿Qué es la Libertad?

A nuestra edad, exigimos mucho el grado de libertad que suponemos nos corresponde, y creo que eso está bien porque es un derecho de todos y es una manera de ir independizándonos de a poco.  Pero, ¿Sabemos lo que haremos con esa libertad?  La libertad no es más que un don, un regalo maravilloso que Dios nos ha hecho, y que tiene una razón y propósito: Tiene un Por qué, y un Para qué. Curiosamente todo el mundo quiere ser libre y le apetece disfrutar de la libertad. Ésta es una de las pocas cosas en la que todo el mundo está de acuerdo. Yo no conozco a nadie que no quiera ser libre; pero paradójicamente son pocos los que saben cómo utilizarla

Si de lo que estamos hablando es de hacer un buen uso de la libertad, lo primero que tendremos que saber es en qué consiste. Generalmente se tiene una falsa idea de ella y así se dice que libertad es poder hacer lo que uno quiere, cuando en realidad la libertad es una cosa mucho más seria que consiste, no en hacer lo que apetece, sino en poder hacer aquello que en cada momento debemos hacer. ¿Se nota la diferencia?

Algunas veces he escuchado que la “libertad” tiene como enemigos a Dios y la Ley, que atrapados en las redes de los preceptos humanos y divinos, nunca se sabrá qué es libertad realmente. Sin embargo, no creo que para “ser libre” deba de hacer cosas que vayan en contra de la ley. Según lo que YO considero, la persona libre no es la que vive al margen de toda ley y se salta a la todos los preceptos morales y religiosos, sino al contrario; la libertad es exigencia y es responsabilidad, es un compromiso. La libertad se nos ha dado para que voluntariamente nos inclinemos a hacer el bien pudiendo hacer el mal ¿Qué mérito tendría ser bueno si no pudiéramos ser malos?  Lee el resto de esta entrada »

Qué lindo es hablar de paz mundial… Qué bello es recordar los mandamientos de Dios y su máxime sobre el amor y el respeto entre todos los seres humanos.

Sin embargo, nada de eso sirve, si no hacemos lo esencial… PRACTICA.

Cuántas veces no nos hemos dejado cegar por la pequeñez de nuestra conciencia sobre la diversidad de pensamientos. Cuántas veces hemos sido nosotros mismos quienes hemos provocado situaciones que posteriormente se convirtieron en conflictos innecesarios… Cuántas veces.

Todos queremos la paz. Que la paz es importante y esencial para la armonía de toda la humanidad lo sabemos de sobra. Pero nada sabemos simplemente conociendo tal hecho, lo que cuenta y vale es lo que hacemos, las accioones que realizamos en beneficio de ese fin que tanto buscamos.

De nada sirve orar y orar, doblar rodillas ante Dios o cualquiera que sea tu convicción sobre El.. si no eres capaz de respetar el derecho de los demás. Dios quiere que le hables y le pidas, pero más aún que tengas un corazón noble y solidario.

De nada sirven los tratados, de nada sirve la ONU, de nada sirven los consejos de gobierno y los convenios… si el material que lo llevará a acabo ni siquiera es capaz de respetar a los más cercanos.

No hablemos de guerras a grandes escalas, hablemos de esas mini batallas que vivimos en nuestras familias y comunidades. No menciones las bombas de Hiroshima y Nagasaki ni las tantas minas enterradas en Colombia y Africa…no, no sin antes recordar el posible insulto o ataque fríamente calculado hacia tu colega para quitarle el puesto.

Yo puedo enojarme, y claro que he tenido conflictos con muchas personas, eso es algo perfectamente normal. Lo importante aquí es saber cómo lidiar con ellos, y en la medida de lo posible conocer los mecanismos que de ahora en adelante nos permitirán evitar de antemano situaciones incómodas. Respetar para que nos respeten, creando conciencia sobre la diversidad y el respeto que la misma conlleva son claves fundamentales para el desarrollo individual y colectivo.

Yo quiero la paz, Yo HAGO la paz!

Carlos es un joven de 18 años. Tan alto como su padre José , tan humilde como su madre Rosa, tan elegante como su abuelo Juan y lo más importante, un incansable luchador que ha sabido burlar las tantas adversidades que la vida le ha puesto en su camino.

De seguro que para sus primos y vecinos del barrio, la palabra “muerte” es algo que rara vez les pase por la mente. A lo mejor y lo traten en clases de biología, pero nada tan profundo que les haga pensar y analizar en algo poco “adolescente” como su misión en la vida.

Desde hace más de ocho años Carlos ha venido lidiando con una terrible condición médica que lo ha acercado a ese cuco llamado “muerte”, más de una vez ha estado en la unidad de cuidados intensivos, pruebas vienen, tratamientos van, cirugías por acá y por allá… y todos simplemente concuerdan que el joven está vivo por obra y gracia del Todopoderoso.

Pese a su condición, su familia se ha empeñado en ofrecerle una vida lo más “normal” posible. Aunque practicamente no ha podido ir a la escuela, sus padres se han esmerado en educarlo dentro de sus posiblidades. Poco a poco le han instruído conocimientos básicos de ciencias y matemáticas, historia y literatura, artes y cultura general. Carlos resuelve problemas con logaritmos, despeja una fórmula de química inorgánica, sabe donde está la Franja de Gaza y el Estrecho de Bering, reconoce los estilos de Neruda y Benedetti; escucha Bethoven, a Mozart y Chopin. Fanático del baseball y el fútbol europeo, cada vez que el Real se anota uno, su corazón se anota tres victorias.

Carlos ve televisión, navega por internet e incluso tiene una amiga virtual que vive al otro lado del país, disfruta de escuchar música Rock y le encanta ver a Britney contoneando sus caderas en los videoclips. Cualquiera que lo viera, diría que es un chico como cualquier otro. Y de hecho, es así…solo que no puede hacer nada por su propia cuenta, puesto que sus extremidades son tan débiles, que al mínimo movimiento bursco sus huesos pueden quebrarse en mil pedazos.

Hace una semana Carlos recibió una invitación a la graduación de sus viejos compañeros de escuela. Se sintió un tanto deprimido, simplemente se imaginaba lo grandioso que sería escuchar su nombre y subir al escenario a recibir su diploma. Las fotos, el viaje de promoción, la fiesta, la universidad… muchas cosas pasaron por su mente. Muchas cosas que por más que su corazón anhelara realizar, sus brazos y piernas no le permitían alcanzar.

(¿Continuará?  ¡Claro que sí!)

Etiquetas: ,

junio 2020
D L M X J V S
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Posts viejos

Me han leído...

  • 262.362 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: