Nikkei Life

Posts Tagged ‘rechazo

“Me he dado cuenta que la sociedad es una mentirosa de lo peor. Irónicamente, la sociedad a la que digo formar parte, es una traicionera y mentirosa hasta más no poder. “- dijo José.

Y, es que tiene sus razones de sobra. Hace varios años, mientras la homosexualidad era sinónimo de degradación humana, José descubrió que sufría una erección repentina viendo a sus compañeros bañarse en el río. Cosa que no sucedía al hojear todas las revistas de Playboy o comiéndose las películas porno de su padre.

José creció escondiendo su realidad, por miedo a que la sociedad lo señalase con el dedo como un desadaptado, como un anormal que no merece vivir. Fueron muchas las chicas que intentó conquistar, con la vana idea de aparentar quien no era. Por intentar ser el Hijo de Papá, el hombrecito de la casa. Una y otras caminaban de su brazo, mientras cada vez más corría el rumor en el pueblo de que pese a sus 16 años, al momento del acto “los motores no se encendían”.

Los rumores corrieron como pólvora, y lo “botaron” del liceo. Según la dirección, no podía arriesgarse la integridad moral de los demás chicos, con la presencia de un marica en el aula. De nada sirvieron sus buenas calificaciones, de nada sirvió que era el capitán del equipo de básquet.

José estaba solo. De casa lo habían echado, su padre lo maldijo y su madre le recordó haber parido un machito. Se fue de la ciudad, con los ojos de todos encima, con la mirada perdida y con una tremenda tristeza en el alma.

Hace una década de eso. Y por muchos años nadie supo de él. Algunos decían que habría adquirido el VIH/SIDA y habría muerto por ahí. Yo, deseaba que estuviera bien. Total, no le hacía mal a nadie y no era su culpa ser un “desadaptado social”.

Hace varios meses, José volvió al pueblo. Montado en su Mercedes Benz, con un título universitario y el carnet de un prestigioso centro médico. Su primera parada, aquellas cuatro paredes que seguía llamando “mi casa”. Su madre no podía obviar la emoción, y contenía las ganas de abrazar a su pequeño convertido en todo un doctor. Su padre, no daba crédito a lo que veía y con cara de general en guardia ni siquiera le contestó el saludo. Disimuladamente, dejó sobre la mesa de la sala una foto de su graduación y una tarjeta con sus números de teléfono.

Hablé con él esa tarde. Me dijo que estaba grandecita como para entender las cosas. Al irse del pueblo, se fue a Navarrete y trabajó en varios lugares mientras lograba terminar el bachillerato nocturno. Trabajó de aprendiz de mecánico, de “delivery”, de gondolero en los supermercados y quién sabe cuantos oficios más. Cuando terminó el liceo, aplicó para varias becas, una de las cuales le ofreció la oportunidad de convertirse en quién es hoy. Aprendió inglés y gracias a eso su último picoteo fue de Doctor de planta en un prestigioso Resort del Este. Allá encontró a Louis, un francés que según sus propias palabras: “Es mi mejor amigo, mi confidente y mi apoyo 100%”.

Hoy, aquél liceo quiere que venga dar charlas sobre el aborto y el VIH/SIDA, el club deportivo quiere que le patrocine el torneo de baloncesto y sus padres que les preste un “chin” para preparar la casa para navidad. Hoy, quienes le cerraron las puertas, le piden a gritos un poco de su atención.

Y mientras ellos le dejan todos esos mensajes en el contestador de su celular, él estará en algún lugar de Europa actualizando sus conocimientos de cirugía cardiovascular, o disfrutando de las playas de Hawái junto a su amado francés. Siendo por fin quién es, riéndose de las incongruencias de la sociedad a la que guste o no, siempre pertenecerá.

Nota: (Gracias Mil a José Ricardo por permitirme publicar parte de su vida en este post. Digan lo que digan los demás, siempre te voy a considerar un ejemplo de superación y dedicación. Éxitos donde quiera que te encuentres… un abrazo..!)

Anuncios

septiembre 2019
D L M X J V S
« Ago    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Posts viejos

Me han leído...

  • 261.940 Visitantes
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: