Nikkei Life

Posts Tagged ‘paternidad

(Leer Parte 1)

Y llegó octubre… ¿acaso no era el mes que estaba esperando?

Dmingo 12/10/2008- 3:00 pm, con los nervios de punta, y una extraña sensación mezcla de curiosidad y rabia decidí llamarte nuevamente. Había ensayado varias veces las posibles frases de cortesía, pero sabía perfectamente que al momento de enterarme que tu estabas al otro lado del teléfono, todas las prácticas se habrían ido al mísimismo basudero.

Suena 1, 2, 3 veces… “Aló?” contesta una voz muy masculina al otro lado de la línea.

Yo:  Buenas… ¿es la residencia del Sr. **********?

El:  Sí, él le habla. ¿De parte de?

Yo: (Rayos…¿qué digo?)  …

El: ¿aló? ¿aló?

Yo: (Tania, Be strong!) … Mi nombre es Tania.

El: ¿Tania? ¿Cuál es su apellido joven?

Yo: Llevo su mismo apellido. Si no me equivoco, usted embarazó a mi mamá hace ya más de 21 años y producto del mismo nací yo. Durante todo este tiempo ella nunca me habló de usted, ni bien ni mal, pero yo sentía la necesidad de conocerlo. Me valí de muchos medios para dar con su paradero, y si esto le puede parecer muy atrevido y le ha ofendido, me disculpa…pero creo que estoy en mi pleno derecho de conocer mis orígenes. Solamente quería dejarle saber que aquella bebé en la incubadora ha crecido, y gracias a Dios está viva… y ahora usted habla con ella.

El:  … Con que tu eres. Déjame decirte algo muchacha. Yo no soy el mismo de esos años. Apenas y estaba estudiando. Tú no llegaste en el mejor momento de mi vida. Aceptarte a ti era lo mismo que interrumpir las oportunidades de la vida pa’progresar. No sé cuáles son tus intenciones en buscarme, pero te advierto que ya tienes 21. No encontrarás nada. Yo tengo ya una familia, tengo una vida estable, un trabajo muy bueno y unos hijos que necesitan de mí.  El pasado es pasado. Vive tu vida muchacha. No vuelvas a llamar.

Yo: … (BE STRONG…BE STRONG GIRL)… Dios.. le bendiga… señor.

Probablemente ese “Dios le bendiga” sea el único que el escuchara de mis labios. A lo mejor no habrán otras oportundiades para hacerlo. De mi parte estoy satisfecha puesto que YO hice lo que consideré era lo correcto para mí, que los resultados no sean los más halagadores, es otra cosa.

Hoy más que nunca confirmo las palabras dichas por Pablito Tineo en otro momento de mi vida: “Ese hombre simplemente se ha perdido la oportunidad de tener una magnífica mujer como hija. ¡Qué lástima me da!” Realmente me apena darme cuenta que aún a sus casi 50 años, no posee ni la más pizca idea de lo que es la madurez. Me disculpo conmigo misma al pensar por un instante que quizás los años le habrían hecho un hombre más humano… me doy cuenta que no es más que uno más del montón.

No considero mi tiempo perdido, puesto que cada vivencia es un cúmulo de aprendizaje y experiencia. Sentir a mis 21 cruelmente el rechazo de quien me dio la vida, simplemente me confirma que “Padre no es quien engendra”. Hoy más que nunca me siento enormemente agradecida con Dios por ese hombre que ha estado para mí en todo momento, por ese hombre que sin tener que serlo se convirtió en mi PADRE en toda la extensión de la palabra.

No estoy triste, puesto que no se nos puede arrebatar lo que nunca nos ha pertenecido. Mi agradecimiento, mi respeto y mi amor incondicional ya lo tiene otra persona… y tal como lo mencionó al final: “Mi vida Sigue…”

Finalmente solo queda agradecer a todos los que intervinieron en esta búsqueda, a los que estuvieron siempre al tanto de los pormenores y nunca dejaron de expresar sus frases de aliento y estímulo. Gracias mil. Tan solo me queda pedirles un último favor… acompañenme en otra historia, porque “Mi Vida Sigue…”

Tania Mukai

13/octubre/2008 @ 11:34 p.m.

Anuncios

BUSCANDO - ©Techlosofy.com
BUSCANDO – ©Techlosofy.com

De niña odié y aborrecí a mi padre biológico. No es que me haya hecho falta el cariño paterno, siempre lo tuve en la persona de mi padre de crianza, mi querido papi Takashi. Sin embargo, siempre hay una espinita. Preguntas y dudas atormentaban mi pequeño corazón. No entendía y todavía sigo sin entender por qué él se marchó sin decir nada. Cobardía, irresponsabilidad, pánico ante el gran compromiso, ataque de mi abuelo materno, … no sé. Tan solo sé que esa decisión me ha mantenido alejada durante 21 años y medio de la idea de que tengo un “padre dominicano”.

Todo este tiempo he estado acompañada solamente de un nombre y un apellido, el mismo que figura en mi acta de nacimiento. El único rastro que dejó tras su partida. Intenté  buscar un número telefónico: consulté la guía telefónica de CODETEL, municipio a municipio, empezando por las ciudades principales del país. Sin embargo, el resultado fue totalmente nulo. Ningún número estaba registrado a su nombre.

Pensé en buscarlo poniéndome en contacto con su familia, mis tios y abuelos paternos. Fue una gran experiencia, conocer a mis familiares dominicanos, y ha sido una gran bendición. Pero, desgraciadamente, ellos tampoco lograron darme información sobre su paradero. Me sentí impotente, pero recordé las palabras de un sabio amigo: “Tania, las cosas llegarán a su debido momento. Si no es ahora, será después. Y si nunca llega, es porque Dios así lo ha dispuesto”. Confié en esas palabras, y esperé pacientemente a alguna posibilidad. Total, solamente tenía un nombre y un apellido.

El miércoles en la noche, estaba conectada como de costumbre en el MSN. Varias ventanas de chats abiertas, enterándome de chismes de la universidad, los amores de mis amigas, las travesuras de mis primos y los pormenores respecto al trabajo de mi hermano. Nada fuera de lo común. Hasta que uno de mis amigos y lector asiduo de este blog me dice que estaba “bregando” con una viejo database de la JCE, para quiénes en algún momento brindó sus servicios. El bombillo se me encendió en la cabeza… ¡Era el momento preciso, sentí que había llegado! Lee el resto de esta entrada »


mayo 2019
D L M X J V S
« Ago    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Posts Más Vistos

Posts viejos

Me han leído...

  • 261.706 Visitantes
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: