Nikkei Life

Posts Tagged ‘Muerte

Hoy en el cielo han de estar recibiendo a dos ángeles más.

Kazu José, mi sobrino/primito (es hijo de mi prima) de tan solo 9 meses de vida, falleció luego de batallar durante varios meses a un terrible cáncer que se alojó en su cerebro. Fueron meses llenos de angustia y desesperación, nos vimos impotentes al saber que un ser tan pequeño estaba sufriendo tanto dolor -físico y emocional- y no había mucho por hacer. Como bien dijo mi primo Omar cuando me notificó de la triste noticia… “Tranquila prima, que se hizo lo que se pudo”. Y es cierto, a lo mejor ahora solamente lloro al recordar su carita sonriente, pero no puedo negar lo mucho que hicimos para alargar sus días en la tierra… Ya nuestra misión con él terminó, ahora él descansará en paz.

Por otro lado mi alumno del Instituto Loyola donde trabajo, Abreilin Zarzuela, también falleció esta madrugada producto de una pulmonía que se complicó y literalmente falleció por asfixia. El nació con un problema congénito, su columna estaba alterada y esto provocaba que la caja torácica ejerciera mayor presión en sus pulmones. Pese a todos esos obstáculos, Abreilin logró sobresalir entre todos y se ganó el cariño, la admiración y el respeto de todos. Un alumno ejemplar, intachable académica y moralmente, amigo de sus amigos, un chico humilde y sencillo como ningún otro que haya conocido…

Ahora mismo estoy triste, no lo niego… pero me siento agradecida con Dios al saber que me permitió conocer y aprender de ellos. Cada uno ha dejado su huella en mi vida, huella imborrable que permanecerá por siempre en mi corazón. Ejemplo de amor y de lucha que nunca olvidaré.En estos momentos no queda más que pedir a Dios por el eterno descanso de estas jóvenes almas, y así también fortaleza y conformidad para todos.

Kazu Franjul Mukai

Kazu (06/Enero/2008 - 15/Octubre/2008

Mi Solecito: Gracias por esa hermosa sonrisa que siempre me regalabas cada vez que te cargaba. Por abrazarme con esas manitas suavecitas, por provocar en mí un sentimiento tan bonito y especial.

Siempre estarás conmigo, mi chiquito. Algún día nos volveremos a ver, y en el Reino de Diosito jugaremos por siempre… Te Quiero!

Abreilin Zarzuela (11/Noviembre/1993 - 15/Octubre/2008)

Abreilin Zarzuela (11/Nov/1993 - 15/Oct/2008)

Abreilin: Fueron dos años llenos de aprendizaje. Me enseñaste con tu ejemplo que no hay razón para darnos por vencidos, que aún las adversidades más grandes pueden ser derrotadas. Tu fortaleza y tus ganas de superación se quedarán por siempre conmigo. Descansa en paz mi flaquito. ¡Nos veremos algún día allá en el cielo!

Rest In Peace my Little Boys!

Anuncios

Hace justamente una semana de aquél trágico accidente que desencadenó tantos días de angustia, dolor y frustración.

Fueron seis días llenos de altibajos, en las que las oraciones eran el pan común de todos los días. Las llamadas para saber si ya había abierto los ojos, si había movido los brazos. Las insesantes horas a la espera de una noticia alentadora, que nunca llegó. Solo un corto pero crudo minimensaje al celular: Jenny murió.

Y en momentos así solo analizo cuántas vidas jóvenes, cuántas chicas más tendré que ver partir. Es triste darte cuenta que quiénes formaron parte de tu niñez y de tu adolescencia, esas personitas que te hicieron reir, las que compartieron contigo más que unas tardes de tareas… esas personas únicas que nunca podrán ser igualadas.

Es la voluntad de Dios, lo sé. Pero mi naturaleza imperfecta me hace preguntar una y otra vez: ¿Por qué Yeny? ¿Por qué ella? Si apenas estaba en la flor de su juventud. Si tan solo tenía 21 años… ¿Por qué? Lo sé… no hay respuesta, más que Dios aligeró su agonía aquí en la tierra.

Dajabón te extrañará, Yeny. Verte caminar, con tu travieso Kike haciendo de las suyas mientras te detienes a platicar en cada esquina. Yo extrañaré tus constantes: “Japonesa er diacheeee… pretame tu cerebrooooo”, tus ocurrencias, tu alegría…. extrañaré verte este y todos los veranos.

No hay más que decir. Ya estás en mejor lugar, sin lugar a dudas. Ya no hay dolor en tu cuerpo, ya no hay heridas que te hagan llorar. Solo en nosotros queda un huequito que solo Dios y el tiempo nos permitirá sanar. Al menos estoy tranquila por ti: Hoy estás en mejor lugar.

Jenny Pimentel

Yeny Pimentel Estévez

( Mayo 1986 – Abril 2008 )

R.I.P. Amiga… ¡Siempre te recordaremos!

Etiquetas: , ,

“Soy un alma libre. Nada me detiene, nada ni nadie. De seguro un día mis pulmones ni mis riñones no servirán más, pero mi esencia seguirá esparcida en el aire que respiras. Yo volaré, junto a ti. Tu en la tierra, y yo allá en el cielo.”

Fueron prácticamente las últimas palabras que escuché de mi Mariposita, Noelia Michelle, protagonista de esta segunda entrega de mi serie Heroes.

Noelia es mi “hermana gemela”. Nacimos el mismo día, practicamente a la misma hora, y en el mismo lugar. Esa “coincidencia” (mas bien, Obra Maestra de Dios) nos hizo inseparables.

La comadre para el té y la madrina de mis escasos peluches, la traviesa chiquilla del barrio, la rival de calificaciones, la compañera, la amiga, la hermana. Juntas eramos el dúo dinámico. Ella, la “frekita” y atrevida… yo, la tierna e intelectual. Nuestra afinidad traspasaba los límites de una simple amistad y poco a poco se convirtió en algo mucho más especial. A Noelia solo le faltaba tener mi sangre y parte de mi ADN para ser mi manita, de verdad verdad.

Los momentos difíciles no se hicieron esperar, vinieron por montones, uno tras otro. Primero, el verano del ’99 y todo lo que desencadenó esa fecha. Ella estuvo junto a mí en todo momento. Con sus poemas, con su sonrisa, con sus relatos y frases motivadores. A veces simplemente con su presencia, sin nada más que su pícara mirada.

Dos años más tarde, le diagnostican Lupus Eritematoso y nuevamente nuestro esquema de vida se viene abajo. Los papeles se habían volteado, ahora me correspondía ser su apoyo, estar a su lado tal como ella lo estuvo conmigo. Me desgarraba el alma cada vez que se marchaba hacia Santiago para hacerse los famosos “tratamientos”. Aún sabiendo que para su condición, era lo único efectivo, no entendía por qué tenía que sufrir tanto.

Su cuerpo comenzó a empeorar poco a poco. Llegó a un extremo tal que su familia decidió abandonar el pueblo y trasladarse al valle de Constanza, donde el clima de montaña le haría más bien que el calor infernal de la frontera. La separación física se hizo inevitable, y aunque sabía que era por su propio bien, muy dentro de mí gritaba de rabia, impotencia y frustración.

Y así, comenzó una etapa distinta y muy desafiante para nuestra amistad. Era la primera vez que nos alejabamos de esa forma, y teniendo en cuenta la situación era poco lo que podíamos hacer para seguir viéndonos frecuentemente. Pero con permiso o sin permiso de nuestros padres nos pegábamos horas muertas en el teléfono simplemente hablando de lo que sea… cualquier asunto “insignificante” se convertía en el tema del día.

Y así, transcurrieron los años. Ella seguía con su tratamiento, a veces recaía, otras veces mejoraba. Todo era un vaivén. Vaivén el que hacía yo por igual. Las vacaciones de verano, de Semana Santa y de Navidad eran motivos perfectos para visitar el Valle y disfrutar de nuestra compañía. La ocasión perfecta para actualizar los chismesitos del momento y olvidarnos por un instante de todo lo malo que nos rodeaba.

Esos recuerdos los tengo bien presentes. Porque cada uno de ellos me hablan de la maravillosa persona que forma parte de mi vida, y también me dejó formar parte de la suya. Noelia me enseñó que rendirnos es la peor decisión que podemos tomar. Y así me lo demostró las tantas veces que entró a la unida de cuidados intensivos…y regresaba a su casa alegando que solamente era una prueba más por vencer.

Noelia luchó hasta el final. De eso no me cabe duda. Y, aunque su cuerpo ya no está más entre nosotros… mi Mariposita sigue volando en algún lugar de este mundo. Noelia sigue viva, en la sonrisa de una niña, en la mirada de dos enamorados, en las dulces palabras de una madre, en los amorosos brazos de un padre, en la frisca brisa del mar… en todas partes, ahí está.

¡Te Quiero un reguero mi manita…!
A un año de tu partida… ¡Pero tu sigues aquí!

agosto 2019
D L M X J V S
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Posts viejos

Me han leído...

  • 261.896 Visitantes
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: