Nikkei Life

Posts Tagged ‘Heroes

“Soy un alma libre. Nada me detiene, nada ni nadie. De seguro un día mis pulmones ni mis riñones no servirán más, pero mi esencia seguirá esparcida en el aire que respiras. Yo volaré, junto a ti. Tu en la tierra, y yo allá en el cielo.”

Fueron prácticamente las últimas palabras que escuché de mi Mariposita, Noelia Michelle, protagonista de esta segunda entrega de mi serie Heroes.

Noelia es mi “hermana gemela”. Nacimos el mismo día, practicamente a la misma hora, y en el mismo lugar. Esa “coincidencia” (mas bien, Obra Maestra de Dios) nos hizo inseparables.

La comadre para el té y la madrina de mis escasos peluches, la traviesa chiquilla del barrio, la rival de calificaciones, la compañera, la amiga, la hermana. Juntas eramos el dúo dinámico. Ella, la “frekita” y atrevida… yo, la tierna e intelectual. Nuestra afinidad traspasaba los límites de una simple amistad y poco a poco se convirtió en algo mucho más especial. A Noelia solo le faltaba tener mi sangre y parte de mi ADN para ser mi manita, de verdad verdad.

Los momentos difíciles no se hicieron esperar, vinieron por montones, uno tras otro. Primero, el verano del ’99 y todo lo que desencadenó esa fecha. Ella estuvo junto a mí en todo momento. Con sus poemas, con su sonrisa, con sus relatos y frases motivadores. A veces simplemente con su presencia, sin nada más que su pícara mirada.

Dos años más tarde, le diagnostican Lupus Eritematoso y nuevamente nuestro esquema de vida se viene abajo. Los papeles se habían volteado, ahora me correspondía ser su apoyo, estar a su lado tal como ella lo estuvo conmigo. Me desgarraba el alma cada vez que se marchaba hacia Santiago para hacerse los famosos “tratamientos”. Aún sabiendo que para su condición, era lo único efectivo, no entendía por qué tenía que sufrir tanto.

Su cuerpo comenzó a empeorar poco a poco. Llegó a un extremo tal que su familia decidió abandonar el pueblo y trasladarse al valle de Constanza, donde el clima de montaña le haría más bien que el calor infernal de la frontera. La separación física se hizo inevitable, y aunque sabía que era por su propio bien, muy dentro de mí gritaba de rabia, impotencia y frustración.

Y así, comenzó una etapa distinta y muy desafiante para nuestra amistad. Era la primera vez que nos alejabamos de esa forma, y teniendo en cuenta la situación era poco lo que podíamos hacer para seguir viéndonos frecuentemente. Pero con permiso o sin permiso de nuestros padres nos pegábamos horas muertas en el teléfono simplemente hablando de lo que sea… cualquier asunto “insignificante” se convertía en el tema del día.

Y así, transcurrieron los años. Ella seguía con su tratamiento, a veces recaía, otras veces mejoraba. Todo era un vaivén. Vaivén el que hacía yo por igual. Las vacaciones de verano, de Semana Santa y de Navidad eran motivos perfectos para visitar el Valle y disfrutar de nuestra compañía. La ocasión perfecta para actualizar los chismesitos del momento y olvidarnos por un instante de todo lo malo que nos rodeaba.

Esos recuerdos los tengo bien presentes. Porque cada uno de ellos me hablan de la maravillosa persona que forma parte de mi vida, y también me dejó formar parte de la suya. Noelia me enseñó que rendirnos es la peor decisión que podemos tomar. Y así me lo demostró las tantas veces que entró a la unida de cuidados intensivos…y regresaba a su casa alegando que solamente era una prueba más por vencer.

Noelia luchó hasta el final. De eso no me cabe duda. Y, aunque su cuerpo ya no está más entre nosotros… mi Mariposita sigue volando en algún lugar de este mundo. Noelia sigue viva, en la sonrisa de una niña, en la mirada de dos enamorados, en las dulces palabras de una madre, en los amorosos brazos de un padre, en la frisca brisa del mar… en todas partes, ahí está.

¡Te Quiero un reguero mi manita…!
A un año de tu partida… ¡Pero tu sigues aquí!
Anuncios

octubre 2019
D L M X J V S
« Ago    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Posts viejos

Me han leído...

  • 262.016 Visitantes
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: