Nikkei Life

Posts Tagged ‘Dios

Regresaba un tanto triste a casa, con el ánimo divagando de aquí para allá. Cerré los ojos y llegué al Sur, a aquél pequeño pueblo donde me llevaste por primera vez… recorrí sus viejas calles, aquellas que juntos caminamos tomados de la mano. Todo me pareció tan cercano, tan real,… como si estuviese ahí en verdad.

Volví a mi momento, a esa bulliciosa esquina de Duarte con Senfleur. ¿Cómo pasó? Realmente no lo sé… Seguí caminando unos cuantos metros más  pero admito que aún no era “Yo” del todo. De repente escuché mi nombre… “Taniaaaa!”, giré a la izquierda (casi siempre giro por la derecha) buscando quién me habría llamado. Vi muchas caras conocidas, a fin de cuentas es un pueblo pequeño, pero nadie parecía llamarme. “Qué raro” pensé. Opté por hacer caso omiso y caminé unos pasos más cuando volví a escuchar la misma voz, ahora con más fuerza. Me detuve. Al girar, de algún modo el letrero del a nueva comañía de telefonía móvil me llamó la atención. Y lo había visto tantas veces, pero… la “a” me pareció una “e”, inexplicablemente. Me quité los lentes, los limpié, volví a colocármelos. Ahora sí observé el logo: “VIVA”. ¿Qué? ¿Qué me pasó?

Aún seguía un tanto confundida… cosa rara me estaba pasando, pensé. ¿Sería la falta de sueño? ¿Sería el estado Ni Fu Ni Fa que he tenido en los últimos días? ¿Sería el estrés?

Sin más “cosas raras” regresé a casa. Libros sobre el escritorio, zapatos por aquí, me tiro en mi cama e intento dormir. No puedo. La música del vecino a todo volúmen no me dejó descansar. A fin de cuentas, era sábado por la tarde y tampoco quería aguarles la fiesta. Sin más que hacer, me senté frente a la PC y presioné “Play” en el teclado de acceso directo. Siempre es una sorpresa saber con cuál canción salta mi reproductor de música.

En ese momento, me quedé atónita. En mi audífono comenzó a sonar Milly Quezada, precisamente con su canción “Vive”. ¿Qué? ¿Qué? Todavía sigo analizando la situación y me parece sumamente extraño. La manera en que todo ocurrió. El orden tan especial, y más aún, el hecho de que WMP reproduciera precisamente esa canción cuando tengo alrededor de 18GB’s de música…

¿Será esto un mensaje celestial?
Yo no sé, pero si la intención era subirme los ánimos…¡vaya que ha funcionado!

Haciendo honor a la canción:

Vive, dile
Vive, dile que digo yo
Vive, dile al que está a tu lado
Vive, dile que hay mucho amor
Vive, para dar que la vida es buena
Vive, ella es un don de Dios
Vive, vive, toma y deja
Vive, da de ti lo mejor
Vive, vive la vida que es un regalo
Vive, como lo disfruto yo
Vive, coge la alegría
Vive, también, también en el dolor
Vive, vive, vive
Vive, para ser feliz
Vive, aunque estemos lejos

Vive, vive que la vida sigue

Sin lugar a dudas, hay que VIVIR.

Realmente las cosas no andan tan bien que digamos.

Desde Octubre, todo se ha tornado complicado (¿o seré yo quien se complica?). Muertes, enfermedades, impotencia, frustración, … tantas cosas que no caben en una sola cabeza, y en muchas he tenido que explotar.

No sé cuánto más pueda… pero sigo creyendo que El puede con todo esto. Yo me cansé…lo admito, me cansé. Estoy cansada de ser una marioneta de la tristeza y la depresión, de vivir mis días solo porque así lo requieren los demás… Quiero vivir y alegrarme por hacerlo, quiero sentir que realmente vivo y no solo porque sienta mi corazón latir al final del día.

La palabra amor se ha vendido tanto que hoy parece ser muy barata. Desde China hasta México, pasando por Europa, África, Asia y Oceanía, este día se festeja con corazones rojos, con rosas, con tarjetas, con besos. Hay abrazos y regalos por todos lados. Según el país donde uno viva, es el día de San Valentín, el día del cariño, el día de los enamorados, día del amor y de la amistad. Para los católicos piadosos, no es más que el día en que se conmemora el martirio de un sacerdote que casaba en secreto a parejas y que fue muerto por órdenes imperiales. Para los comerciantes no es más que uno de los mejores días para vender de todo, desde un chocolate hasta una noche (u horas) en el hotel. ¿Todo esto es el amor?

Hay que reconocer que en español hay una diferencia sustancial entre cariño, afecto, fraternidad y amor. Si hablamos desde el punto de vista cristiano, la palabra amor tiene una de las raíces más importantes en el ágape de la iglesia primitiva. El griego conocía el “ágape”, pero también “eros” y también “filia”. La palabra que Pablo usa en 1 Corintios 13 es “ágape”. Esta palabra evolucionó hasta convertirse en sinónimo de “fiesta fraternal”: hoy existe en español. Ágape es un amor que trasciende, el lazo que hay entre el ser humano y la divinidad, que lo hace volver una y otra vez a su Señor y Creador. Dios es “ágape”, por “ágape” Jesús murió por los pecadores, es el “ágape” el que hace que un cristiano deje todo por su Maestro. En fin, que el “ágape” es una actitud clásica cristiana, neotestamentaria. ¿Este es el amor que se celebra el 14 de febrero?

“Eros”, el amor y la pasión, el deseo apasionado, eso es lo que el mundo festeja hoy. Eso es lo que Cupido, personaje de invención helénica, no cristiana, quiere despertar en la joven princesa “Psique”. Y eso es lo que hoy, principalmente, se festeja. No hay aquí un juicio moral, no es que esté diciendo que eso es malo o bueno. Esto es la constatación de un hecho que cualquier observador sabe. A eso se refieren las bromas, los regalos y la parafernalia del 14 de Febrero. Lo más noble a lo que llega la sociedad moderna en ese festejo es la celebración de la “filia”, lo que atrae entre amigos, parientes, compañeros de trabajo. El ágape ha sido desterrado o encerrado en iglesias y templos religiosos.

No conozco la vida de Valentín, pero si era un cristiano del siglo III, seguramente no estaba pensando sino en el “ágape”; por eso murió, por el “ágape” fue testigo (mártir) de Jesucristo. Por cierto que “caridad” es una mala traducción al latín. En este vetusto idioma, no había una palabra que tuviera todo el sentido del término griego. Jerónimo utilizó “charitas” por eliminación, era la menos peor para traducir lo que se repetía como estribillo por las páginas del Nuevo Testamento. En todo caso, hoy no se célebra ni “ágape” ni “caridad”, hoy se celebra “eros” y “filia”.

Y aquí si que viene la parte moral: las iglesias deberían empeñarse en transmitir el mensaje cristiano de amor. El amor que Dios tuvo por la humanidad, el amor del creyente a Jesús, el amor que nos hace mejores personas, mejores ciudadanos. No es que se destierre “eros”. No fue la intención de Jesús desterrarlo. Tampoco lo fue de Pablo: la pasión, lo erótico no es malo sino cuando esclaviza. Los deseos de la carne no es pecado, el pecado es la decisión de no seguir a Dios. Por lo tanto, sin “ágape”, “eros” se puede volver el dios a quien el hombre rinde tributo. Ese es el peligro de hoy, que de tanto hablar de erotismo, y de paso hacerlo mal, lleno de prejuicios, se caiga en el otro extremo: pornografía de todo tipo, pornografía que degrada a “eros” pues vuelve comercio aquello que debiera ser un placer espiritual y carnal. La pornografía no es más que prostitución del alma.

¿Qué pues? ¿No daremos regalos? ¿No los aceptaremos? ¿Nos iremos a rezar y a darnos golpes de pecho porque se deshonra el amor de Dios? Claro que no. El cristiano está llamado a ser hombre en este mundo, mostrar su fe entre sus semejantes y en hacerlo con respeto y tolerancia. Así que regalemos flores, tarjetas y abrazos a quienes amamos… seamos parte del “free huge” entendiendo que el mayor “free huge” de toda la historia es ese que dio Dios a la humanidad por medio de Jesucristo.

¡Feliz día del amor!

Where is God?
Famélicos niños de tierras lejanas
aves de rapiña ansiando con calma.
Labios lánguidos, perdidos
entre rostros pálidos.

Y preguntan con dolor:
¿dónde está Dios?

Comen manjares de escoria
se visten con trajes sin gloria.
Se dan baños de zozobra
su rancho, de las latas se despoja.

Y preguntan con asombro:
¿dónde está Dios?

Los palacios de oro se desbordan.
Soberbia humanidad de indiferencia
se jactan de linajes sin historia.
La caridad sólo habita entre las sombras.

Y preguntan con arrogancia:
¡¿dónde está Dios?!

Naciones batallando a muerte
por causas ciegamente inertes.
Se desangran los pueblos…
Estallan las almas entre fuegos.

Y preguntan con llanto:
¿dónde está Dios?

Dios está ahí…
En la risa de aquel niño,
en el abrazo del hermano,
en la mano que da el amigo,
en la mirada de una madre en llanto.

Dios está ahí…
En el viento que rosa los labios,
en los pétalos de un enamorado,
en la lluvia que riega los campos,
en el dulce canto de los pájaros.

Dios está ahí…
Donde los ciegos, son ciegos
por no querer ver.
Donde los sordos, son sordos
por no querer oír.

Dios está ahí…
A tu lado
y tú, no volteas ni a escupir.

¿y todavía preguntas… dónde está Dios?

*** Que les sirva de reflexión en este fin de semana***

Etiquetas: , ,

mayo 2020
D L M X J V S
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Posts viejos

Me han leído...

  • 262.355 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: