Nikkei Life

Posts Tagged ‘año nuevo

Llegó el 2014. 

Cuando era adolescente, por alguna razón extraña, sentía cierta atracción por este número, o mejor dicho, por este año. 

2014 sigue al 2013.  Sí.  13.
Ese número que es tan rechazado y visto de mala manera en muchas culturas porque es de mala suerte. 
Y no es que yo sea supersticiosa, pero, la costumbre hace ley en muchas ocasiones.  Así que, hablar del 2014 es sinónimo de borrón y cuenta nueva, de calma después de la tormenta, de paz y tranquilidad tras el calvario. 

Yo no soy de las personas que se proponen metas cada año.  Soy un alma en libertad y prefiero vivir disfrutando poco a poco, con lo que tenga y a quiénes tenga junto a mí. 

Pero este año 2014 me tiene cautivada desde hace mucho.  Quizás porque en julio se cumplirán diez años que terminé el colegio.  O porque este año cumpliré 27, y la suma de ese número es 9, que resulta ser uno de mis favoritos.

La verdad es que no entiendo exactamente por qué me atrae tanto este dos mil catorce.  No lo conozco.  Apenas y  llegó a mi vida unas 25 horas atrás, así que no puedo decir muchas cosas. 

Lo cierto es que luego de doce meses, con suerte, yo estaré pasando resumen de lo bien o mal que me vaya.  Lo cierto es que el tiempo no espera, ni se hace eco de cursilerías, por lo que mientras escribo estas líneas, el reloj avanza y acorta mis horas de sueño. 

Hola 2014.  Aquí estás. 
Vamos a empezar. Que aunque no tenga resoluciones anotadas, me permitas (y yo haga mi parte)  de ser feliz y hacer feliz a todo el que se deje.

Hola 2014.  Gracias por llegar.  🙂

Etiquetas: ,

31 de Diciembre, 2010 … Fecha que no volverá atrás. A partir de mañana, estaremos estrenando un nuevo año, nuevas agendas, nuevos calendarios, todo un ciclo renovado.

Pienso por un instante. ¿Cómo fue este 2010 para mí? En resumidas cuentas fue un gran año, de emociones encontradas, de retos, de grandes victorias, de muchas lágrimas y sonrisas que las aminoraron.

Sin lugar a dudas, un año de cambios. Dejar mi hogar, mi entorno, separarme de mi familia y mi hijo adorado ha sido el reto más significativo que he tenido en los últimos tiempos. Ciertamente mudarme del pequeño pueblo fronterizo a la gran “metrópoli” caribeña, ¡No ha sido fácil!

Cambios trascendentales y necesarios. Agradezco profundamente a quienes me acompañaron, a los encuentros de bendición, a quienes se sumaron en este caminar. Los que ya no están físicamente, los recordaré por siempre. Bendita soy en haberles conocido en determinado momento de mi vida.

Un año de desafíos, en el que aprendí el poder de la tolerancia. Varios tropezones en el ámbito de salud, pero encaminada a mejorarlos por completo. Sé que así será. Confío en mi Dios Todopoderoso, en los excelentes médicos que siguen mi caso, y en la luchadora innata que está dentro de mí. Uno de los mayores logros ha sido convertir en cifras reales mi deseo y convicción de adelgazar, proyecto que inició en concreto luego de mediados de año. 20 libras menos, 15% menos de grasa corporal y montones de ganas de mejorar mi salud -no simplemente respecto al peso-. Dios tiene el control y yo las ganas de hacerlo realidad. ¿Qué mejor?

Recibo el 2011 con esperanzas de que sea un gran año. Mi resolución única: Vivir. Sí, vivir, y todo lo que implica para mí. Hacerlo con valentía, con sensibilidad, con alegría y convicción de que en mis manos está aprovechar cada instante y hacer de ellos experiencias enriquecedoras.

Gracias a cada uno de ustedes que dedican parte de su apretada agenda a este rincón Nikkeriano, que la Paz del Señor esté con ustedes y su familia. ¡Espero volverles a ver en el año próximo!

¡Feliz Año Nuevo! 🙂

¡Feliz Año Nuevo!

IMGP3338

Selfpic *without glasses* January 1st.2009

Hoy inicio esta nueva travesía llena de paz y amor, rodeada de las personas que más adoro en esta vida -mi familia y amigos.

Empiezo la travesía de 365 días en los que realmente no sé que me espera, pero venga lo que venga estoy dispuesta a vivirlo a plenitud. Descubrir y aprender, esforzarme cada día más y mostrarle al mundo… y a mí misma que la vida es un pestañar y la felicidad una caja de bombones que se saborea de a poco.

Cerré el 2008 de una manera espléndida, y del mismo modo, doy inicio a este nuevo año. Con la convicción de que querer es poder, y la esperanza es lo último que se debe de perder. Tengo Fe en que las cosas irán bien, con altibajos como todo en la vida, pero al final obtendré un saldo positivo.

El 2009 es una transición… de niña a mujer, y es que me siento así… madurando más y aprendiendo mucho más del amor, el éxito y la vida. Un año en el que mi cuerpo también se verá cambiado, ¡Sí…Sí…Sí!, y comenzaré una nueva etapa. Claro está, todos los detalles específicos me los reservo por ahora, pero confiada estoy de que ciertamente muchas cosas cambiarán. ¡Este es mi año!

Para aquellos que han acompañado mis días de “tortura alimenticia voluntaria”…he aquí una probadita de que aún en Navidad se puede iniciar un régimen alimenticio. Me siento mejor, muchísimo mejor y este pequeño logro marca el inicio de muchas metas más por cumplir.

*Para ampliar, solamente haz click!*

IMGP3319

Selfpic on January 1st. 2009

¡Vamo a et0′..que el 2009 ya llegó!

Y llegó el 2008. Ya está aquí. Es parte de nosotros, una realidad y no hay nada que podamos hacer en contra de ella. Sea que a usted le guste o no le guste la idea de que este es un año nuevecito, no hay de otra. Hay que vivirla, hay que seguir adelante… sin metas o sin ellas…pero hay que vivirla.

Me pregunto cómo habrán recibido el año, los asiduos visitantes de esta casa virtual. De mi parte, todo transcurrió tranquilo y silencioso, como ya es de costumbre en mi muy tranquila familia. Cuando el 98% (para dejar el margen de error) de mis conocidos me llamaban para gritarme al oído “Feliz Año”, yo me encontraba en la quietud de mi habitación, releyendo “El Zahir” de Paulo Coelho. No es que yo sea aburrida o anticuada, mas bien, estoy acostumbrada a iniciar el año meditando y reflexionando. Los amigos de antaño conocen esa faceta, por lo que optan por venir a visitarme ya entrado el primero cuando todo está más en calma.

Este 2008 se vislumbra como el “año del cambio”, quizás para el mundo y la sociedad en que vivo, pero hablo en términos personales. Aunque todavía no he terminado de redactar mi lista de metas y propósitos (me gusta escribirlos en grande en un cartel y pegarlo en la pared de mi habitación), he incluido unos cuantos que tras su realización marcarán un “antes” y un “después”. Luego veremos, y Dios mediante espero cumplirlas a base de mucho trabajo e incluso sacrificio.

Sé que para muchas familias en mi país, y en el mundo entero, este día es un día más de pena y dolor. Ojalá y para ellos este año también sea diferente. Que los cautivos sean liberados, que los ignorantes vean la luz de la verdad, que aprendan a no confiar ciegamente en gobiernitos de pacotilla, que puedan levantarse y seguir adelante. Que sus cargas se aligeren, que puedan sonreír desde el fondo de sus corazones. Ese es mi deseo para ellos, los pobres y olvidados, los sufridos y rechazados, los que no los buscan más que en tiempos electorales, las víctimas de tantas guerras e injusticias sociales. Para todos ellos, espero en verdad que sea un año mejor.

El año comenzó ya en todo el planeta tierra. No hay vuelta atrás. No se ofusquen en lo que no lograron, en los fracasos que tuvieron, en las miles de decepciones y traiciones de las que fueron víctimas… no se atormente con nada de eso. ¿Sabe por qué? Porque nada hacemos quejándonos y maldiciendo a medio mundo, mejor póngase a trabajar y aprenda de sus errores. Recuerde que valiente no es el que no tiene miedo, sino el que a pesar de las circunstancias, sigue adelante. ¡Sean valientes amigos! Olvídese del pasado, no se martirice con lo que ya pasó. ¡Sea feliz hoy!

Mis mejores deseos para todos ustedes. Dios los colme de bendiciones y le sature la cabeza de sabiduría. Que la paz, el amor y la felicidad les acompañen por siempre. ¡Feliz inicio de año!

Acá les dejo dos regalitos, uno para mis queridos amigos bloggers y otro para los que sin tener blogs se pasan por mi Nikkeilandia. Enjoy!

LECTORES *** AQUI***  // BLOGGERS ***AQUI***

 

Etiquetas: ,

En cuestión de horas se estará gritando en todos los rincones del planeta el célebre “Feliz Año Nuevo” o cualquiera de sus variantes idiomáticas. Ya no hay tiempo para dar marcha atrás, el final es inminente, y pese a que les guste o no, esa es la realidad.

En lo personal, este año fue una montaña rusa, como asumo fue para muchas personas. Un año lleno de cambios, de vaivenes emocionales, y sobretodo de aprendizajes. Un año que puedo calificar como uno de los más excitantes y gratificantes que he vivido en los últimos tiempos.

Remontándome hacia el 4 de enero, me recuerdo sentada frente a mi escritorio escribiendo una larga lista de cuestiones por cumplir. ¡Qué alegría al saber que casi todas las he logrado! Sí, en un 90% esas metas fueron realizadas y eso me llena de dicha. Y es tiempo de dar gracias, sí, de ser sensatos y aceptar que por nuestras propias fuerzas no hubiésemos sido capaces de realizar y soportar tantas situaciones.

Gracias,

A Dios Todopoderoso, por derramar sobre mí bendiciones y por iluminarme día a día. Por mostrarme con su infinita misericordia que sus pruebas no son más que retos a vencer y que en su fortaleza puedo encontrar las herramientas necesarias para salir adelante.

A mi familia, reiterarles mi gran amor y lo importante que es saberme parte de ellos. Que Dios tenga en su Santa Gloria a mi primo Ryuki, consolación y fortaleza para las nenas, y sobretodo salud para cada uno de nosotros. ¡Larga vida para los Mukai’s!

A los AMIGOS (César Manuel, Marian Sarahí, Miguel Ángel), como siempre… ¡Qué bendecida soy en tenerlos hermanos míos! A los de antaño, a los JOULEXianos, y a los que este año han revolucionado con su llegada-mis queridos Bloggers-, a todos ustedes muchas gracias por cada uno de sus sabias palabras, por los consejos inspiradores, por los coros encendíos y los jumos hasta la “tapita”, por ser ustedes y aceptarme tal cual soy. Dios tenga a Noelia en el cielo, y nos siga bendiciendo a los que quedamos en la tierra.

A los chicos que pasaron por mi vida. A ellos, que me hicieron llorar y vivir tiempos de tristeza y frustración. A ellos también les agradeceré porque sin los fracasos no podemos tener un éxito enriquecedor. Aunque me vi atormentada por la infidelidad de uno y la decisión del otro por seguir el camino del sacerdocio, hoy les agradezco a los dos por pasar por mi vida y dejarme ver con su partida que LA VIDA SIGUE y que se puede vivir SIN ellos. Lo que no nos mata, nos hace fuertes. Hoy, soy una mujer que se valora más y que está segura de poder encarar otras situaciones difíciles.

A los que día a día colaboran en mi formación profesional. A mis jefes y colegas, por la confianza depositada, a mis súbditos (¡Qué bien se siente decir eso!) por permitirme ser parte de su crecimiento y a mis queridos alumnos por ver en mí quien puede aportar para su desarrollo académico y personal. A los maestros y maestras de la universidad, por enseñarme a pensar profundamente y actuar tras ellos. A mis compañeros de carrera, por dejarse presionar en muchas ocasiones, por los pleitos y por las discusiones, y por las muchas A’s que salieron como consecuencia de tantos desvelos.

A los tantos galenos que estuvieron a cargo de mí en este año, y mediante los cuales puedo decir finalmente que estoy estable… yeah, internamente hablando. Mi desarreglo hormonal, el dolor de cabeza de la familia durante tantos años, ha llegado a su final. Este logro, se conectará al próximo gran reto: bajar de peso. Como dice R.E.L., nada de vanidad, sino conciencia…por mi salud, por mi vida, por mí. Gracias doc’s, queda en pié la promesa de seguirnos “jodiendo” durante tiempito más.

A mí misma, por creer en mis capacidades y las potencialidades que poseo como persona, por no dejarme vencer ante las adversidades. Por mostrarme dispuesta a cambiar, a tener aguante, a decir, a gritar, a llorar, a reír, a no cohibirme y siempre sentirme segura de quién soy. Por caerme muchas veces, pero levantarme con más poder; por ser yo y no pretender ser alguien más.

Este post cierra con broche de oro (¡eso espero!) un año en el que el aprendizaje más significativo ha sido VIVIR y SEGUIR VIVIENDO. Gracias a mis queridos lectores, a los fieles y a los esporádicos, a los que dejan huellas visibles y a los que pasan silentes, a todos ustedes mil gracias por hacer de mi Nikkeilandia una parada en su apretada agenda.

Queda en pié la promesa de vernos nuevamente en el 2008 para juntos seguir creciendo, descubriendo, pensando y reflexionando. Como diría Arnorld Schwarzenegger (¿Es asíque se escribe el apellido?), “Hasta la vista, Baby”

 

Feliz Año Nuevo

mayo 2017
D L M X J V S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Posts viejos

Me han leído...

  • 260,076 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: