Nikkei Life

Archive for the ‘perdon’ Category

Señor Rigoberto:
Buenas noches. ¿Qué tal le va? Hoy le respondo aquella carta que usted me envío en el 1995. Disculpe la tardanza, y perdone si le quito su tiempo.

Señor, ¿aún se acuerda del pueblo de Dajabón? Bueno, yo sigo viviendo aquí. Me imagino que le traerá muchos recuerdos de su juventud. Me pregunto si en su memoria aún está grabado mi nombre. Yo me acuerdo muy bien del suyo, de sus dos nombres y sus dos apellidos. Aunque nunca lo he visto, ni siquiera en fotografías. Señor, a mi me gusta escribir y si me permite le relataré una historia.

En el 1986 usted conoció a mi madre. Creo que ella le llamó la atención. Usted la llenó de piropos y frases de amor, le pintó castillos en el aire y la conquistó. La llevó a la cama y me imagino que lo disfrutó. En agosto, sus espermas fecundaron el óvulo. Dos meses después usted se enteró de lo acontecido y se marchó. Usted la dejó y se fue. Nadie supo decir de su paradero. Mi madre no tuvo tiempo para llorar, ni lamentar…ya tenía un hijo grande y esperaba dos más. Como ella sabe coser, consiguió trabajo para poderse mantener. Tiempo después, al octavo mes, se le rompió la fuente…Mi abuelita Toyoko, mi tío Takashi cojieron con ella para el hospital. ¿Supo usted que ella casi se muere en el parto? Sí, señor. Ella siempre ha sido débil del corazón y tener mellizos a los 38 fue una tremenda labor. Ella pujó,pujó y pujó… salí yo… a los cinco minutos…salió él. Para cuando eso sucedió, en el hospital estaban todos mis tíos y vecinos. ¿Dónde estaba usted? Ah! perdón, se me olvidaba quedos días después usted se apareció. Fue a la oficialía y me declaró. Ni siquiera me fue a conocer y se marchó de una vez. ¿Qué pretendía? Me imagino que no se ha enterado que mi hermano mellizo falleció dos semanas después. Dicen que era indiecito y se parecía a usted. Pasaron los años señor, 8 para ser exactos. Usted me envió aquella famosa carta. ¿Se acuerda señor? Usted con 500 pesos me pidió perdón y con ellos quiso ganarse mi amor.


El tiempo ha pasado, ya tengo casi 20 años y entiendo muchas cosas. Seré sincera, señor. Yo NO sé cuáles fueron los motivos por los que usted se alejó
y me abandonó. Creo que usted era muy joven e inmaduro y se asutó de la gran responsabilidad que se avecinaba. No lo voy a condenar, usted es humano y también se puede equivocar. No sé si yo le he hecho falta, si aparezco en sus sueños, si piensa en mí cada vez que chicas de mi edad. A mí NO me faltó la figura paterna en casa, tío Takashi asumió ese rol. Pero… por las noches pienso en qué sería de usted. Si se ha casado, si tiene otros hijos… si es feliz. Por cierto, mami NUNCA ha hablado mal de usted. Siempre me cuenta de lo bien que dibuja y de lo bueno que es tocando la guitarra. Quizás y por eso me gusta tanto componer y dibujar. Bueno.. algo debía de sacar de usted.

De niña lo odié. Lo aborrecí. Lo culpé de mi rebeldía y pretendí convertirlo en el ogro de esta historia. Pero, ya esa niña ha crecido y es la joven mujer que hoy le escribe. Este año me propuse sacar lo negativo de mi vida. Alejar todo lo que me agobia, me entristece y me daña como persona. De nada sirve guardar rencor y odio, eso corrompe los corazones. Por eso señor, YO LO PERDONO. QUIERO SER FELIZ y deseo que usted lo sea también. Espero en Dios algún dia conocerlo y recuperar todo este tiempo.

Gracias por leerme y dedicarme parte de su tiempo. Dios le guarde y lo colme de bendiciones por siempre. Saludos a su esposa e hijos (si es que los tiene). SEAMOS FELICES!!

Atentamente,

Tania Indhira
Anoche llegué a mi casa de costumbre, pasadas las 10 de la noche. No es nada raro en mí, tomando en cuenta que tengo dos trabajos y las “benditas” clases de la universidad. Luego de pasarme horas sentada, leyendo pura gramática francesa y escuchando fonética inglesa, cualquiera se cansa. Cuando entré a la casa, vaya sorpresa para mí. Me encuentro una joven mujer sentada sentada en la sala, esperaba por mi regreso. Por un momento pensé que era una de las tantas que vienen a pedirme que les ayude con las clases porque están “flojas”. Pero al mirarla fijamente, noté que su rostro me parecía un tanto familiar.

-“Hola Tania, te acuerdas de mí?”
-“Disculpa, pero no. ¿Nos conocemos?”
-“Podría decirse que sí. Estudiabamos juntas hasta el 8vo. Soy M.E.”.
Recordé quién era. ME, la causante de mis múltiples problemas de adaptación en el colegio. Aquella que se burlaba por mi aspecto físico y la que siempre me comparaba con las ballenas, los elefantes y los cerdos. La misma chica que le prohibió al curso entero que me dirigiera la palabra. Ya había empezado a olvidar esos momentos difíciles, y de repente aparece. Me sentí perdida, no econtraba la razón de su presencia.
-“¿Qué quieres?”
-“Vine a pedirte perdón. Han pasado muchas cosas y he cambiado. Sé que te hice mucho daño, que por mis rechazos sufriste mucho. Solo vine a entregarte esta carta. Quiero que la leas. Y que algún día, me puedas perdonar. Ya me voy. Espero que seas feliz, te lo mereces.”
No me dejó hablar, me dio un abrazo y se marchó. Mis padres observaban la escena con cara de asombro, mientras mi mano sostenía aquél sobre blanco. Me encerré en mi habitación y leí la carta. Resumió los últimos siete años de su vida, en tres hojas y media. Todo lo que le ha sucedido desde enero del 2000. Escribió de sus cinco hijos, de los hombres que ha tenido, de la enfermadad que tiene y de lo triste que se siente. En las últimas líneas me “dijo” cómo aprendió a la mala lo triste que es ser rechazada, me pidió me perdón y me deseó lo mejor.
Todavía no puedo creerlo. La chica que en aquellos años me ofendía con sus palabras, hoy tiene cinco niños y está infectada con el VIH/SIDA. Qué lastima, pero cada quien cosecha lo que siembra.
No soy rencorosa, pero pensaba que el olvido era igual al perdón. M., me demostró que no es así. No sé que sucederá con ella, pero donde quiera que vaya, oraré por ella y sus niños. Espero en Dios que sus últimos momentos esten llenos de paz y tranquilidad.
M., estás PERDONADA!

febrero 2020
D L M X J V S
« Ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829

Posts Más Vistos

Posts viejos

Me han leído...

  • 262.202 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: