Nikkei Life

Archive for the ‘Ocurrencias’ Category

aguilas.jpg

 Para buen entendedor, pocas palabras bastan.

Para muestra, una imágen.

Para campeones del Torneo Invernal, AGUILAS CIBAEÑAS…!!!

Anuncios

Hace varios días, charlando con los panas de la universidad, nos pusimos a discutir sobre qué era ser sexy, o qué encontraban sexy los hombres y/o las mujeres. En tono de broma, dijo uno de ellos: “Pues a Michael Jackson le parecen sexys los niños, a los escoceses las ovejas, a los Coprofilicos la mierda, a Albert Fisher los muslos asados y a las sumisas los sádicos. Dime quien eres yte dire qué es sexy”. Yo no hice más que reirme

Ya en serio, ¿Qué es lo que hace de ti -o de la persona que te gusta- alguien “sexy”? Cuando percibes un persona muy sexy, ¿qué es lo que hay en él o ella que haga que te atraiga? ¿Es esa persona tan fabulosa como una estrella de cine o una modelo?

¿Tiene esa persona una imagen exótica, o una apariencia familiar, incluso quizás recordándote a un amor pasado? ¿Acaso esa persona destella vitalidad y confianza? ¿O es que la “sensualidad” es una cualidad que no puedes tocar?

La verdad es que la sensualidad puede ser definida si exploramos los fundamentos al examinar la biología, la química sexual, la cultura, la historia y los medios de comunicación.

El pavo real macho se pavonea orgullosamente y luce plumas brillantes de su cola. El león ruge y mueve su lujosa melena. La conejita de Playboy revela de manera tentadora sus senos. Las características sexy – la manera en que una persona luce o actúa – atrae al otro y puede llevar al deseo sexual.

La sensualidad es, por lo tanto, un componente del deseo sexual, el cual es transmitido a través del comportamiento, la apariencia, la gesticulación, o la insinuación. Ser sexy se trata de ser objeto de la atención ajena ya sea por tu apariencia, las cosas que dices o tu estilo. Y ser sexy se trata de tener la confianza para presumir -y mostrar- tus atributos.

La sensualidad es altamente un rasgo cualitativo. Lo que es sexy para una persona puede no serlo para otra. Esta individualidad es lo que hace a la vida interesante, ya sea en términos de belleza, desfachatez, rechazo o seducción, ser directo o esquivo.

Sexy puede ser algo sutil – el paso firme de una mujer al entrar a una habitación o la atractiva sonrisa de un hombre que te espía desde el extremo del bar. Otras veces puede ser tan llamativo como Kim Basinger bailando sensualmente en Nueve semanas y media, o un stripper agitando las caderas.

Así es. Hay algo en cada uno de nosotros que es sexy – sin importar la edad de la persona. Eres sexy incluso si tu apariencia o estilo es diferente al de otras personas. Ser sexy tiene que ver con ser tu mismo. Por eso, ¡Tú eres sexy! ¡Yo soy Sexy!

A ver…¿Cuánto me darías de 1 al 10? 🙂

P.D. – Algunso datos sustraídos de enplenitud.com

Buscando entre las cosas viejas que he escrito en mi diario virtual, me encontré con este Popurrí que a muchos de ustedes les gustó. En esta ocasión, me atreví a incluir varios blogs más, así que atención especial.

Quizás y su nombre aparezca en alguna de las líneas. 🙂 El link está AQUI.

Para entender este post, es preferible haber digerido con anticipación el contenido de la versión “Alokada”.  Tal como mencioné ayer, esta es una entregada más Tender & Sweet que la anterior.

Caso 1 – Dentro de varias semanas será la boda de una de mis amigas. Eso implica varias cosas importantes: Hay que ir buscando el vestido desde ahora, teniendo en cuenta que ir con el mismo al que fui a los quince de Susanita, es un pésimo error. A menos que me quiera convertir en el centro de todas las miradas, no por lo linda..sino por el vestido repetido. Bien, sumémosle a esto las constantes preocupaciones por lucir impecable: no espinillas, no barritos, no cabello rebelde, no manchas, no arrugas, no chichos, no..y no.. y no!  Lo que claro, se resume en días de agonía y desesperción.

Si fuera hombre, solo me preocuparía porque el traje esté planchado y los zapatos estén limpios. No more!!! — Pero, me perdería la oportunidad de verme como toda una mamacita y dejar impresionado a uno que otro desgraciaito por no haberme hecho caso cuando estabamos en el cole. — CONCLUSIÓN : Sigo siendo Mujer!

 Caso 2 – Nos vamos de fin de semana para el rancho de Miguel. Mis amigas y yo estamos en la misma habitación. Encuerarte en frente de ellas,  quedarte en panties en frente de ellas, y dormir con ellas en una misma cama…no es NADA!!

Si fuera hombre, recordaría las palabras del viejo diciendo: El Macho es Macho… Pórtese como un hombrecito. A echar dados para ver quien duerme en la cama, y quién se tira en el piso. Ayy… Qué vainas estas! — CONCLUSIÓN : Sigo siendo Mujer!

Caso 3 – Estamos en la disco.  El alcohol y mi vejiga no hacen amistades: Es hora de ir al baño. Karina se va conmigo y aprovechamos el momento para chismorrear sobre lo bien que te ves, lo bien que bailas y las miraditas que me echas. Nuevamente, ir con ella al baño, no significa NADA. Y ver tu cara de sorprendido cuando vuelvo con mi maquillaje retocado… no tiene precio!!!

Por lo tanto, con todas las implicaciones que pueda tener y los altibajos que pueda encontrar: Yo sigo siendo MUJER! 🙂

NOTA: En la realización de este post, ningún Hombre fue maltratado.

“¡Quiero ser hombre!” – Frase típica cuando me dan esos ataques existenciales medio extraños. Nada que ver con mi orientación sexual, a pesar de los 120 que saqué en el “L-Test”. Repito por si no quedó claro: Yo soy una mujercita! 😀

 De ser yo un hombre, creo que sería exactamente de la misma forma, sólo que versión masculina. La verdad es que no cambiaría mucho de mí, de hecho creo que tengo bastantes cualidades  que en me llama la atención en un hombre. Entiéndase por eso: mi intelecto, mi ideología, mis concepciones morales, mi caballerosidad (aunque suene raro, pero para ser hembra soy bastante caballerosa!..Vainas de familia), mi humor y en sí todo lo que encierra mi filosofía de vida.

Sería entretenido saber que si me gusta una chica podría tomar la iniciativa e invitarla a salir intentando seducirla con mis encantos sin disimulos (y esto lo digo porque las mujeres tendemos a insinuar pero nunca ser tan descarada, jiji, creo).

Si fuera hombre andaría oliendo a Polo Blue o un Gaultier (ahhhhhhhh caramba que olería rico). Vestiría casual pero jamás de los jamases usaría pantalón o zapatillas blancas (no, no…nada de Metrosexual exageradum), le dejaría escondidos algunos escritos romanticones entre las cosas de mis novias (nótese el plural..! — La verdad es que como soy mujer de un sólo hombre, si fuera lo contrario también le sería fiel a una sola), creo que seria un hombre bastante seguro, sería de los que si encuentra alguien de su agrado intentaría robarle su atención…..en definitiva, seria el hombre perfecto (jajaja, para mi, claro está)

Pero dejando de suposiciones (en base a algunas convicciones) estoy plenamente segura que si fuese hombre toooooooooodo seria tanto más simple, me olvidaría de las máquinas depilatorias, si me dejara el bigote o la barba sería sexy (ouch queé extremo tan opuesto! jajaja), podría sentarme libre y cómodamente con las piernas abiertas y no sería obsceno, compraría un solo traje e iria con el a todos los eventos habidos y por haber (y no es chiste!), pero por sobre todo, no me aguantaría las ganas de hacer pipí cuando no encontrase papel higiénico en el baño ni pañuelo desechable en la cartera …..oooooooooooooooooooooohhhhh si!!!!!!  Qué rico se sentiría eso!!!

(Entiéndase que esta es la versión “alokada”. Mañana venimos “Tender & Sweet”).

Me levanté y lo primero que vi fue que me pertenecía, anoche la hice mía de nuevo y sí que gozamos. Temprano en la mañana no aguanté las ganas y ya estaba acariciando suavemente sus partes sensibles con mis manos. Algunos dicen que mi vida ha cambiado desde que la conozco, que ella es mi perfecta comañera; ella trabaja muy bien pero me doy el derecho de poderla criticar, hablar de sus defectos y sus virtudes, ella siempre está cuando la necesito y lo que más me encanta de ella es que me permite estar con otras, no es celosa, ella comprende que mis otras experiencias me ayudarán para darme cuenta de que ella es la mejor en mi vida. 

 Lo primero que me gustó desde que nos conocimos fue su figura, su apariencia clásica y a la vez refinada, poco a poco me di cuenta de su inteligencia y su capacidad para hacerme feliz.

No puedo olvidar la primera vez que me acompañó al trabajo, todos mis compañeros estaban babeando por ella admirando su belleza y capacidad, ella se volvió el alma de la fiesta y yo la lucía con orgullo hasta el punto en que la llevé a la oficina de mi jefe quien miró con ojos de aprobación. Recuerdo esa sonrísa pícara en sus labios diciéndome que quería una como ella. La llevé a conocer todos los departamentos, quería que mis colegas la vieran, y cómo no si ella forma parte de mi vida. Ella despertó envidia entre las secretarias y el técnico de informática, todos me decían que yo era una “montra” por tenerla a mi lado. Luego del paseo entré a mi oficina, la encendí e hicimos juntas lo que mejor sabemos hacer, todo eso dejando la puerta abierta para que vieran lo dichosa que yo era. Esa sensación de tenerla entre mis manos, cómo ella respondía hasta con el mínimo roce de mis dedos…es algo indescriptible! 

Nunca he escuchado que se siente cansada, nunca me ha dicho “ahora no”, no se queja de dolores de cabeza . Siempre está lista para el mambo y eso me fascina de su personalidad. Sé que puedo hacer TODO lo que me venga en mente con ella, no se cohíbe, no se echa para atrás… siempre está flojita y cooperando. Aunque estoy consciente que si la trato mal o la llego a golpear me arriesgo a perderla para siempre, por eso la trato con tanta delicadeza. 

 Papi se deleita viéndola de lejos, ansiando que fuera suya. Pero respeta mi decisión y no se atreve a tocarla porque sabe que ella es mía. Mami no se mete con ella, pero se preocupa por su salud. Es que mi chiquita no se puede quejar, en casa la adoran!!! 

Ella es practicamente perfecta. Aunque cuando sea demasiado vieja, creo que la cambiaré por una versión más reciente. Mientras tanto seguiré disfrutando de su compañía, de mi querida FEshita, mi linda Sony Vaio. Mi amor…Qué sería yo sin ti!?

feshita.jpg


mayo 2019
D L M X J V S
« Ago    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Posts viejos

Me han leído...

  • 261.706 Visitantes
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: