Nikkei Life

Archive for noviembre 2009

1/4

Posted on: 2009/11/19

Y como quien no quiere la cosa, hemos arribado al primer cuarto de año. Sí señores, ayer se cumplieron los tres meses del nacimiento de mi hijo Hiroshi Alejandro. Y pensar que en agosto todavía estaba dentro de mí cuerpo, y ahora es todo un bebo grande y hermoso. Ah claro, es que genes de belleza tiene de sobra. ¿ no? 🙂

Es todo un niño grande. Da golpes de karate en el gym, da puñetazos cuando lo has dejado mucho rato sin hacerle caso -porque estabas en una situación que no podías salir juyendo, quieras o no-, sale a andar por el barrio y es lo más chulo del vecindario, monta bicicleta -bueno, al menos imita los movimientos- 🙂   Come mucho, se ríe mucho, duereme mucho y me hace feliz a mí… ¡Mucho mucho!

Tres meses, ya casi sostiene el cuello por sí mismo. Por momentos si no estoy atenta se va pa’trás, pero ya será cuestión de pocas semanas para que pueda mantenerlo estable por sí solo definitivamente. Por otro lado, finalmente puedo decir que ¡Duermo Bien! 🙂  A diferencia del primer mes cuando se despertaba casi de manera automática cada dos horas, ahora duerme entre 7 y 8 horas corridas por las noches. Nada mal, hijo mío, nada mal.

El ligero estreñimiento que le causaba la fórmula láctea al principio ya se ha solucionado y aunque sigue evacuando una sola vez al día -aunque para mí esa sola vale por tres- , según el pediatra no hay ningún problema al respecto, así que ya no me preocupo. Además, me ahorro par de pañales desechables … El nieto de la vecina hace sus necesidades como 7 veces al día, así que en comparación estoy mucho mejor , jejeje.  No puedo pedirle más, ¿verdad?

Gracias a todos por sus comentarios y buenos deseos para nosotros. Hemos sido bendecidos en tenernos mutuamente y en estar rodeados de personas tan especiales como ustedes. Los queremos mucho!

Sonrisitas con mami 🙂

Tres Meses 🙂

Ser madre es la bendición más grande que pueda tener una mujer en su vida, al menos eso considero. A excepción de ciertas feministas que abogan por la realización profesional como el único y principal objetivo de la mujer, puedo decir que todas soñamos con procrear y formar nuestra propia familia.

Sin embargo, el cuadro de la familia feliz no se da en todos los casos por múltiples razones. Un hombre sinvergüenza que no acepta su responsabilidad, separación, y la misma muerte pueden convertir la hermosa bendición en una tarea difícil, más difícil de lo que de por sí es. 

Cuando quedé embarazada, mi principal preocupación era precisamente cómo enfrentar el dilema de formar parte de la extensa lista de madres solteras.  De por sí saber que una pequeña vida crece dentro de tu vientre, un ser que eventualmente nacerá y demandará muchísimo -emocional y materialmente- hace temblar hasta la más “jembras” de todas las mujeres.  ¿Podré yo con la situación? ¿Cómo le explicaré que su padre no vive con nosotros? … esas y muchas otras preguntas estuvieron en mi mente todos los días, incluso hasta el día de hoy.

Gracias a Dios, mi caso no es tan crítico como otros. A diferencia de lo que sucedió conmigo, Hiroshi crecerá conociendo sus dos familias. Ya desde pequeño recibe los mimos de sus dos abuelas y en lo que respecta a las necesidades de él no tengo razón alguna para quejarme puesto que han estado atentos y al tanto de todo.

Justamente ayer, estaba conversando con una amiga -madre soltera también- sobre cómo ha enfrentado la situación puesto que lleva diez años en esta difícil tarea.  Simplemente atinó a contestarme lo siguiente: “Ser madre soltera es un riesgo, sea por elección o por infortunios de la vida. Pero lo más importante es brindarle todo tu amor a tu bebé, que no fue consultado ni pudo decidir estar en este mundo. Ama a tu bebé, y ello redundará en un niño saludable y feliz a pesar de las dificultades que puedas encontrar en el camino. Créeme, es difícil, pero se puede.”

Realmente hablamos de muchos aspectos relacionados con la maternidad, sobre los gastos -no simplemente económicos-, la misma exigencia emocional y un sinfín de asuntitos que mejor iré posteando ocasionalmente a modo de temas separados para que sea más digerible el asunto.  Así que… ¿Nos leemos en la próxima ocasión?

P.S. – De ñapa, como diríamos los criollos, una muestra de cómo va Hiroshi Alejandro en sus 2 meses y medio. 

Hiroshi Alejandro - 2 meses 10 días

Hiroshi Alejandro - 2 meses 18 días


noviembre 2009
D L M X J V S
« Oct   Dic »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Posts Más Vistos

Posts viejos

Me han leído...

  • 260,128 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: