Nikkei Life

Archive for septiembre 2009

El tiempo corre sin esperarnos, de hecho, si algo podemos asegurar firmemente es que nunca se detendrá. No importan cuánto deseemos que un minuto parezca una hora, o lo contrario, el tiempo siempre correrá a su ritmo habitual. Si parece lento o demasiado rápido es relativo a la situación en la que nos encontremos.

Y así pues, como diría cierta chica de mi barrio -“como quien no quiere la cosa”-, ya ha pasado un mes desde que Hiroshi llegó a nuestras vidas, a llenar la casa con sus grititos :), a despertarnos en plena madrugada, a dibujar en mi rostro una sonrisa permanente.

El, quien al momento de nacer pesaba algo menos de 5 libras y medía 45 cms, nos puso a todos en atención por “su condición” un tanto por debajo de la media normal, sumándole al hecho de que nació antes de la fecha programada. Ya podrán imaginarse cómo los clásicos nervios de toda madre primeriza aumentaron al saber que llegó “tan pequeñito”, más pequeñito de lo que esperaba.

Pero ¡Qué va! Luego de 30 días, pesa más de 8 libras y mide 55 cms. Toma 3 onzas de leche cada 3 horas, y está dejando atrás  ropita porque ya no le entran 🙂 Lo único que de algún modo me ha salvado es que sus necesidades las hace en dos ocasiones, por lo que nos estamos ahorrando unos cuantos pesitos en pañales. Not bad boy, not bad!

Gracias a Dios, hasta ahora ha evolucionado súper bien y ha alcanzado la media general para los bebés de 1 mes. Obviamente, todos felices en casa ante dicha realidad. Aprovechando cada instante junto a él, sorprendiéndonos de lo que es capaz de hacer, y sobretodo brindándole todo el amor que de por sí se merece.

Aquí, unas cuantas fotitos de mi príncipe adorado  🙂

Hiroshi - 3 días de nacido

Hiroshi - 3 días de nacido

Hiroshi - 1 mes

Hiroshi - 1 mes

Anuncios

"Amistad" by Jovenes Club

… por escucharme cuando más lo necesité, a pesar de repetir las mismas problemáticas una y otra vez.

… por dejarme llorar frente a ti al sentir que mis fuerzas se acabarían.

… por extender tu mano y decirme sin palabras que “Dios está ahí”.

… por tu mirada genuina, por tus letras, por tu sonrisa, por los abrazos y los hombros en los que descansé una y otra vez.

… por iluminar mis pasos con esa hermosa luz que posee tu corazón.

… por mostrarme una vez más que la amistad rompe todas las barreras habidas y por haber.

… por confirmarme una vez más lo privilegiada que soy en poder llamarte AMIGO/A.

“A todos/as mis héroes silentes, ángeles terrenales, hermanos del tiempo y compañeros virtuales… a ustedes que han acompañado y velado mi caminar a partir de Enero 2009, momento en el cual mi vida cambió con un antes y un después. Gracias por estar y permanecer. ¡Bendiciones!”


septiembre 2009
D L M X J V S
« Ago   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Posts viejos

Me han leído...

  • 260,352 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: