Nikkei Life

Archive for septiembre 2008

“Siempre estaré”

No ocupa decirlo con palabras,

te entiendo solo con una mirada.

Si caes al suelo, te presto mis alas,
volemos juntos por el cielo
hasta desvanecernos.

Si lloro, confío que tu risa
borrará mis lágrimas
para ver de nuevo el amanecer.

Si el cielo se oscurece,
tus ojos serán mis estrellas,
que me ayuden a no tropezar con las piedras.

Cuando el miedo nos invada,
solo abrázame fuerte
y verás que todo rápido pasa.

Si tal vez,
el destino me aparta de tu lado,
escucha mi voz en el latir de tu corazón,
siente mis brazos cuando el Sol toque tu piel
y en el silencio más ensordecedor siempre estaré…

Tania Mukai ** For you Ivan **

© September 28, 2008


(Just for you, my favorite doc. Tantas veces que me has aconsejado, que has hecho mis días mejores, ahora me toca estar junto a ti, and I’ll be there, no matter what. ¡TE QUIERO!)

Etiquetas: , ,

La Constitución de la República Dominicana declara mediante Ley 204-84, el día 27 de Septiembre, como día Nacional de la Biblia. Dicho sea de paso, este es el único país en el que tal celebración es dictada por las leyes nacionales. Además, uno de nuestros Símbolos Patrios, el Escudo, tiene la Biblia abierta en Juan 8:32. Esta doble característica hace de nuestro país: único.

En fin, partiendo de esa fecha, comparto con ustedes algunos de los Versos Bíblicos que han impactado mi vida. ¿Cuántas versiones de este post serán…? ¡No sé! Pero me imagino que todos tenemos nuestras propias historias y ojalá sea de reflexión para todos.

* ¿De qué sirve ser una copia fiel de otra persona? ¡Mejor conoce los propósitos de Dios para tu vida! “No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.” (Romanos 12:2)

* Porque todo aventurero, lleva su equipo consigo. “En todo tiempo ama al amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia.”         (Proverbios 17:17)

* Mi mejor decisión la tomo ahora, en mi juventud, no cuando las canas comiencen a salir en mi cabeza! “Porque tú, oh Señor Jehová, eres mi esperanza, seguridad mía desde mi juventud.” (Salmos 71:5)

* Si por Su gracia tenemos la vida y todo lo que poseemos, ¿por qué le temes en encomendarle lo más importante para ti? “Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él hará.” (Salmos 37:5)

* Perdonar es de humanos, y todo tiene una ley de acción y reacción. “Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.” (Lucas 6:38)

Bendiciones desde lo alto para todos…!

Chelu and Li - From Chelus Facebook

Chelu and Li - From Chelu's Facebook

Mis amigos me consideran buena oradora, y de hecho me gusta exponer mis ideas ante los demás.  En situaciones comunes, preparar un buen discurso me tomaría alredeor de uno o dos días, dependiendo del contexto. Sin embargo, creo que para felicitar a  personas importantes para mí, ante la llegada de un día tan especial, no necesito tanto tiempo de preparación. El aprecio y el cariño, es motivo y motor suficiente para que las palabras fluyan de manera natural.

Creo no equivocarme en decir que todos los que tenemos la dicha de conocer a Graciela, estamos hoy llenos de gran satisfacción. Satisfacción de saber que ahora que a partir de hoy estará junto a su Tesorinho, que ambos serán más felices y de verdad esperamos que nos hagan parte de su felicidad.

Ver como creció su relación nos ha motivado a muchos de los que la conocemos a querer vivir la misma experiencia, tal vez no en este momento, pero si algún día. Hablo por muchos al decir que ansiamos enormemente algún día sentir ese mismo amor que vemos que ustedes sienten cada vez que se miran o se toman las manos.

Esta de más recordarles que se comuniquen, que hablen, que nunca caigan en la rutina, esa que mata al amor,… pero creo que eso ustedes lo saben. Debieron haberse comunicado de una manera excelente para haber decidido dar este paso tan importante y a la vez tan bonito.

Hoy comienza una bella etapa para ustedes…a partir de hoy son marido y mujer pero nunca olviden ser novios. No dejen de serlo, no dejen de tomarse las manos y decirse lo mucho que se quieren, no dejen de pensar en que el matrimonio, sea civil o eclesiástico es el paso más importante que se da en pareja antes de que lleguen los hijos.

Disfruten de su vida juntos, disfruten de las decisiones entre dos, disfruten de cada abrazo, de cada sonrisa, de cada mirada, pero también de cada discusión porque eso también los edifica como pareja y los ayuda a entender que aunque esten juntos, aunque sean uno desde hoy, cada uno tiene su propia individualidad y eso hace al amor un sentimiento y una actitud mucho más humana, y no algo meramente utópico.

Yo, quiero felicitarlos por tomar esta decisión. Y a la vez agradecerles por hacernos parte de su dicha, por permitirnos compartir con ustedes dos, aunque sea por medio del mundo virtual, lo maravilloso que es el amor. Sé que nos quedan muchos momentos por compartir, esos que afianzan la amistad y cultivan el amor. Gracias por mostrarnos que el amor se vive a cada instante, que el amor no es una teoría, es práctico y dinámico… y sobretodo ¡que es real…!

Felicidades, ¡Muchas Felicidades! Que Dios bendiga su unión y que El sea el centro de su relación de ahora en adelante. La boda es un día… el matrimonio es toda una vida. Disfrúten su boda, de tal manera que el matrimonio sea un manjar de acontecimientos. ¡Que viva el amor!

Disculpa mi pequeño que te escriba de manera tan apresurada.

Quería enviarte una cartita mucho más elaborada, con dibujitos de Mickey y Donald, como tanto de gustan. Pero, tenía que esperar a mañana y a ti mi pequeño, el tiempo es lo que te falta.

No sé si me recuerdes mucho. Solo te cargué contadas veces, tu cuerpo pequeño y recién nacido se acurrucó entre mis brazos. Aún recuerdo la emoción de sentir un corazón, pequeño y sutil, latiendo fuertemente. Gritaste unas cuantas veces, cuando te hacía caras extrañas. Pero tan pronto te hacía cosquillitas, tus mejillas rosaditas se estiraban y me brindaban una sonrisita.

Mi pequeño Kazu, Chiquito, fue muy difícil para mí despedirme de ti. Tan solo dos meses y tu pequeño cuerpo estaba minado de tumores: Tienes cáncer y no era un mal sueño. Una posible cura estaba en Japón, a más de dos días de vuelo y trece horas de diferencia. Un país bien lejos, con un pasaje muy caro y unos tratamientos con solo 10% de probabilidades.

Tu mami hizo todo lo que pudo por ti, después de que tu papi se fue al cielo esa noche tan mojada por la lluvia en la carretera Mella. Ella estaba muy triste, mi chiquito, triste y desolada. Tu papito ya no estaba con ella, y ella se sentía muy mal. ¿Pero sabes qué? Vendió todo lo que tenía, y se fue lejos de aquí. Quería que esos doctores japoneses te revisaran por completo, mientras existiera una posibilidad, ella haría lo posible porque tu fueses bendecido con la vida.

Mi niño, sé que han sido días muy difíciles. Tu pequeño cuerpecito, en una camilla pequeña, corriendo de aquí para allá. Resonancias magnéticas, quimio y radioterapia…¡tantos químicos invadiendo tu cuerpo! Sé que te dolió mucho. Me parte el alma pensar que habrás llorado un montón, cuando esa enfermera llevó a que te examinaran. De seguro viste a mami con ojitos de preocupado, preguntándote ¿A dónde me llevan si ti?

… Kazu, mi chiquto precioso, mi muñequito lindo…tu eres el solecito de la familia, la cosa más bella que nos ha llegado este año. Tu mami no podía concebir, y estuvo intentando por muchos años… finalmente lo logró, y llegaste tú a llenarnos de mucha dicha y felicidad. ¿te acuerdas de ese 6 de Enero? ¡Te trajeron los reyes magos! Tu querías llegar a ver la luz de la vida, lo bonito que sería conocer a tu mami quien con dulce voz te hablaba todos los días. Tú llegaste, y te robaste el show…muchachito lindo, precioso, mi solecito!

Hace varios meses que te vi partir rumbo a ese gran país. Tu condición médica no era la más alentadora, y en el país no era mucho lo que se podía hacer por ti. Te fuiste, te dije adiós con un enorme beso en tu frente… oré por ti mientras te arrullaba entre mis brazos.

Luego de eso sé que te esperaron muchos estudios, muchos tratamientos complicadísimos, una cirugía bien complicada de más de diez horas. ¡Cuánto me preocupé cuando me dijeron que estabas en coma! Se me partió el alma solecito, ¡se me partió en mil pedacitos! Apenas eres un chiquito, apenas estás conociendo de la vida y te ha tocado de la manera más difícil.

Me llamaron hace rato, me dijeron que ya saliste de tu estado comatoso, pero aún sigues en Cuidados Intensivos, que todavia no podemos cantar victoria. Y sabes qué mi chiquito, ¡Yo te mando fuerzas desde aquí! Porque tu no estás solo, porque tienes un montón de gente que te quiere orando por ti, amigos y ángeles terrenales siguen tu caso minuto a minuto. No sólo estás con tu mami, tu tío y tu abuelita, ellos están allá, pero todos nosotros desde diferentes partes del mundo te llevamos bien presente.

¡Animo mi solecito! ¡Tú puedes… Tú puedes…Tú mereces vivir! No te des por vencido mi chiquito, no dejes de luchar nunca nunca. Te amo mi solecito, Te adoro con todo mi corazón. Ven a verme algún día, sanito y corriendo, ven a morderme el dedo y a jalarme mis cabellos… pero ven sanito, ven corriendo.

Te quiero solecito. Salúdame a todos tus amiguitos del Oncológico, diles que también estoy orando por ellos.

Besotes,

Tía Tania..

– Psst… Psst… manita, yo sé que tu ta en tu saquito pero muévete un chin pa’llá que ahora me toca ese lao a mí!

– Ah no, tu siempre quieres estar en este rincón, echa pa’llá y quédate en tu pedazo. Jum!

– Mira freca, tu no ve que yo soy el más grande aquí…así que respétame!

– Weje weje…tu eres más grande, pero ya vas a ver que cuando salgamos de aquí, porque yo te voy a ganar…!

Leer el resto de esta entrada »

Las relaciones que experimentamos varían de época en época, claro, con las excepciones muy especiales que puedan darse.

Durante los años del colegio, mi círculo social se limitaba a los chicos de mi curso y unos que otros de los grados superiores o inferiores; así los del instituto de inglés, los del Japonés y aquellos pocos de la Academia de Música.

Los años han pasado, he visto el calendario y me he fijado que hace más de 4 años que terminé el colegio. Y con ese feliz término de mi época escolar de “mantenida” (entre comillas, porque lo sigo siendo parcialmente), también me he visto distanciada de muchos de esos muchachos con quienes compartí no solo libros y cuadernos, sino un montón de instantes únicos e irrepetibles. Los recuerdos de mi adolescencia, alegres y tristes, pero todos míos e importantes, los viví junto a ellos.

Al comenzar la universidad e involucrarme activamente en el mundo laboral, las relaciones basadas solamente en créditos por pagar y profesores ególatras no me llenaban del todo, sentía la necesidad de que pese a mi edad y mis aficiones similares con mis compañeros de clases, había una distancia que poco a poco era mucho más evidente.

Dice mi madre que comienzas a madurar cuando al leer el periódico te fijas en la taza del dólar, el precio de la gasolina, y te lees la sección de economía. No simplemente te fijas en el horóscopo, las recetas de cocina o los resultados del juego de anoche. Los compromisos, quieras o no, hacen que madures de algún modo. Y esa madruez trae consigo un rejuego de ambiente, físico y/o emocional, que necesariamente te acerca a otros con tus mismas necesidades o cualidades.

Hoy por hoy, admito que ya no frecuento tanto los compañeros del colegio. Aún nos reunimos, pero en cada reunión se hace mucho más evidente la madruez de cada uno y  esos detalles que se han convertido en nuestras prioridades principales. Algunos ya son padres y madres de familia, otros nerviosos y extasiados por haber cobrado el primer sueldo y unos pocos siguen limitados en cuanto a gastos y salidas porque aún “papi y mami les controlan todo”.

Reflexionando sobre las relaciones que tengo ahora, puedo decir que tengo la dicha de llamar “AMIGO” a ciertos seres terrenales con cualidades no-perfectas pero angelicales. Estoy rodeada de personas, pocas en cantidad, pero extremadamente valiosas que me recuerdan lo maravilloso que es la amistad. Esos que me han visto llorar, esos que me han visto enojada y aturdida, a los que me han llenado de consejos y han sabido darme mis pescozones cuando ha sido necesario. Esos que se dejan despertar en plena madrugada, a los que han estado en el hospital y las muchas clínicas… a los que con o sin dinero se han aparecido en el pasillo del Corominas… a todo ellos mi gratitud y mi lealtad pro siempre.

Las relacionas cambian, me he dado cuenta. Pero qué bien, darte cuenta que sin importar la etapa que vivas, tienes a tu alrededor personas valerosas que hacen tu recorrido por la vida un poco más agradable.

¡Gracias F.Bordas, R. Abad, Y. Masuoka, I. L’Official….!  Este post va especialmente a ustedes…  ¡Los quiero!

Etiquetas: ,

BUSCANDO - ©Techlosofy.com
BUSCANDO – ©Techlosofy.com

De niña odié y aborrecí a mi padre biológico. No es que me haya hecho falta el cariño paterno, siempre lo tuve en la persona de mi padre de crianza, mi querido papi Takashi. Sin embargo, siempre hay una espinita. Preguntas y dudas atormentaban mi pequeño corazón. No entendía y todavía sigo sin entender por qué él se marchó sin decir nada. Cobardía, irresponsabilidad, pánico ante el gran compromiso, ataque de mi abuelo materno, … no sé. Tan solo sé que esa decisión me ha mantenido alejada durante 21 años y medio de la idea de que tengo un “padre dominicano”.

Todo este tiempo he estado acompañada solamente de un nombre y un apellido, el mismo que figura en mi acta de nacimiento. El único rastro que dejó tras su partida. Intenté  buscar un número telefónico: consulté la guía telefónica de CODETEL, municipio a municipio, empezando por las ciudades principales del país. Sin embargo, el resultado fue totalmente nulo. Ningún número estaba registrado a su nombre.

Pensé en buscarlo poniéndome en contacto con su familia, mis tios y abuelos paternos. Fue una gran experiencia, conocer a mis familiares dominicanos, y ha sido una gran bendición. Pero, desgraciadamente, ellos tampoco lograron darme información sobre su paradero. Me sentí impotente, pero recordé las palabras de un sabio amigo: “Tania, las cosas llegarán a su debido momento. Si no es ahora, será después. Y si nunca llega, es porque Dios así lo ha dispuesto”. Confié en esas palabras, y esperé pacientemente a alguna posibilidad. Total, solamente tenía un nombre y un apellido.

El miércoles en la noche, estaba conectada como de costumbre en el MSN. Varias ventanas de chats abiertas, enterándome de chismes de la universidad, los amores de mis amigas, las travesuras de mis primos y los pormenores respecto al trabajo de mi hermano. Nada fuera de lo común. Hasta que uno de mis amigos y lector asiduo de este blog me dice que estaba “bregando” con una viejo database de la JCE, para quiénes en algún momento brindó sus servicios. El bombillo se me encendió en la cabeza… ¡Era el momento preciso, sentí que había llegado! Leer el resto de esta entrada »

Entre Fay, Gustav, Hanna y la posible embestida de Ike (¡Espero que No!)  parece que las lluvias y las tormentas son cosas de todos los días. Lluvias aquí y allá. Entre tantas cosas, encontré este viejo escrito, que al parecer nunca llegó a publicarse en mi blog. Pero como dicen por ahí, Nunca es demasiado tarde si realmente se quiere! Leer el resto de esta entrada »


septiembre 2008
D L M X J V S
« Ago   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Posts viejos

Me han leído...

  • 259,947 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: