Nikkei Life

Archive for julio 2008

El fin de semana pasado fue la graduación de unas chicas de barrio. Bueno, a mi no me invitaron a la fiesta, pero sí me colé en la ceremonia puesto que era abierta para todos… y sabrán que la gran mayoría va a ellas por necesidad, no por gusto. Por eso es que las fiestas SI son con invtiaciones… 😀

En fin, pensando en esto y aquello, me percaté de muchas diferencias que existen en las ceremonias de graduación de bachillerato de  varios países, y como yo tengo una especialidad (sí, como no!) en Nikkei Culture, me decidí a presentarles un poquito sobre este peculiar ¿”ritual escolar”?

Pues bien, primero iniciemos con lo que conocemos, para ir adentrándonos en materia. En la República Dominicana, según yo tengo entendido, las ceremonias de graduaciones no se llevan a cabo en todos los liceos y/o colegios del país. ¿Por qué? Bueno, primero porque son las promociones de 4to. año las que se encargan de la misma. Dicho de otro modo, son los comités de graduación de cada curso (si es que hay varias secciones) que se reúnen, realizan distintas actividades y guardan sus fondos para los gastos de la ceremonia y la fiesta.  He visto casos en los que los grupos no llegaron a ahorrar lo suficiente como para organizar una fiesta, y por lo tanto la dirección del centro ni siquiera se dignó en realizarles la ceremonia… ¡Qué injusto! No obstante, sé de otros colegios de más caritos en los que la dirección académica es la encargada de montar todo el acto en sí.

Respecto a las fechas, hay de todo un poco. Puesto que los exámenes finales de los centros educativos son en junio, y las pruebas nacionales se llevan a cabo en el mes de julio, hay discrepancia respecto a las fechas. En su mayoría se realizan a finales de julio y principios de agosto. Creo que esto es lo más natural, aunque como en el caso de mi hermano (allá en los años 97) armaron el asunto para ¡Diciembre! Nuevamente, el hecho de que la entidad educativa no sea quiénes regulen las ceremonias provoca situaciones como estas.

Lo otro es la vestimenta. En nuestras ceremonias de graduaciones lo común es el uso de las togas y los birretes, símbolo clásico de las graduaciones occidentales. Dependiendo del programa a llevar, el graduando se hace acompañar por una pareja, que será hombre o mujer según sea el caso. En pueblos pequeños, como el mío, se realiza un culto de acción de gracias en la iglesia, y se hace un desfile con banda de música ..lol, hasta el centro educativo o lugar donde se vaya a realizar el acto. ¿No les parece curioso?

(Foto: Chicas del Instituto Salesiano posando luego de su graduación / Keiko H.)

Pese a que esto puede variar en mayor o menor grado, pues representa las graduaciones criollas. Pero, ¿y las Japonesas?

Bien, las ceremonias de graduación japonesas, vistas por cualquier mortal dominicano se puede definir como “aburridas”. Al menos, eso dijo un compañero de clases de la universidad mientras preparaba material para este post. Yo no creo que sean aburridas, pero amén, juzguen ustedes.

Lo primero es que las clases en Japón se inician en abril y terminan en marzo. Por lo que todas las graduaciones se realizan en las últimas dos semanas de marzo, nunca antes, nunca después. Lo otro es que hay graduaciones en todos los niveles educativos: inicial (3-5 años de edad), escuela elemental (6-12 años de edad), escuela intermedia (13-15 años), preparatoria (16-18 años), y todos los institutos de educación superior. 

Las ceremonias las organiza el centro educativo. Y, a excepción de las graduaciones de institutos superiores en las cuales los estudiantes acuden con lujosos kimonos o trajes de gala, en los otros casos se va con ¡el propio uniforme! En algunas escuelas con currículum internacional se ha adoptado el uso de las togas y birretes, pero todavía la gran mayoría sigue utilizando sus uniformes. En la misma ceremonia se les entrega sus diplomas y luego de eso hay un banquete en cada aula. Claro, la comelona la organizan los comités estudiantiles y el PTA (Parents & Teachers Association). Aquellos que quieran ir a bonchar luego de están en toda su libertad, y créanme que los japonesitos se van de chupete hasta las tantas de la madrugada. Es más, mientras escribo esto me dan ganas de abundar más, así que quizás y en lo adelante haga un análisis más exhaustivo sobre esta tradicional ceremonia de todas las escuelas japonesas… lol

(Foto: Jóvenes Nipones antes de su graduación / Nerimaku High School)

(Video: Ceremonia de Graduación Japonesa en una escuela rural)

Sea donde sea, las graduaciones son ceremonias que marcan el final de una etapa y el incio de otra. Para mí todas las ceremonias tiene su toque de emotividad, ya que nunca falta una que otra chica a las que se le escapen las lagrimitas. Especialmente si son bien cursis como yo.

P.S. – Hablando de graduaciones un pajarito chismosito me dijo que TU te gradúas mañana… ¡Felicidades KaMeKun… ya eres todo un Ingeniero!   

Ella es de las nuestras. Esta morena, flaquita y preciosa, es liniera.

Oriunda de Montecristi, Arlenis proviene de una humilde familia del pequeño poblado de Copey, perteneciente a la provincia antes mencionada. De su infancia, la verdad es que no sé mucho. Pero, conociendo las condiciones socio-económicas de ese lugar, sé que no fueron del todo agradables. Nació y creció en el seno de una numerosa y humilde familia, quiénes en la medida de lo posible le ofrecieron todo cuánto tenían a su alcance.

La verdad no recuerdo cuándo la conocí específicamente. Pero, sé que a los 14 ya compartíamos en los pasillos del colegio. “La Flaquis” como siempre solía llamarla, siempre resaltaba entre la multitud. Su esbelta figura, causante de tan popular apodo, y esa simpatía hacían de ella una colegiala alegre y divertida, aunque con un toque de timidez en ciertos momentos. Cualidades que me encantaban porque me sentía súper identificada con ella en ese aspecto. ¡Cuántos recuerdos!

Recuerdo la noche de su graduación, agosto 2006. Fue la última vez que la vi, antes de que diera sus primeros pasos dentro del mundo del modelaje. Ese año participó en el Dominican Ellite Top Model según ella “por pura curiosidad”, en el que obtuvo muy buen puesto y desde entonces, poco a poco se ha dejado sentir en ese ámbito. En febrero de este año su rostro figuró en la portada de la revista Pandora, y para entonces su nombre estaba sonando entre una que otras agencias importantes.

Su debút internacional, por así decirlo, vino de mano de Luis Menieur quien se encargó de llevarla a N.Y. y literalmente hacer de ella toda una modelo mundial. Desde que firmó con Marilyn Agency en marzo de este año, éxitos y más exitos le han caído del cielo literalmente. Apariciones en las pasarelas de Banana Republic, Christian Dior y Oscar de la Renta; múltiples ediciones de Vogue, en sus versiones americana e italiana,  y últimamente un contrato para ser el rostro de Lancôme.

Quién lo diría, hoy por hoy, hablar de Arlenis Sosa es sinónimo de éxito y fama. Es la primera dominicana en participar en 7 ediciones de Vogue, y está considerada como la Top Model #48 a nivel mundial. Sin lugar a dudas se está perfilando como una de las modelos más cotizadas de los últimos tiempos, y todo de manera impresionante, puesto que apenas tiene unos pocos meses de lleno en el mundo del modelaje.

En estos momentos, ella se encuentra en el país. Cuando me envió un mail la semana pasada diciéndome que quizás podríamos hablar un rato, no le creí que tendría tiempo para hacerlo. Como diría mi prima, “Osea, ahora es toda una famosa”, pero tal como lo prometió, mi celular sonó a la hora acordada el sábado en la noche. Hablamos de todo un poco, lo mucho que ha significado este cambio para ella y su familia. Y claro que lo es, sin lugar a dudas ha sido un giro impresionante para toda la familia Sosa Peña. Según me comentó tiene muchos deseos de prepararse, porque está consciente de que “el pellejo se cae y se gasta”. Fue una conversación corta de 5 minutos 34 segundos, pero bien que valieron la pena.

¿Qué le aguarda a la querida flaca de ahora en adelante? No sé. Pero estoy segura de que muchos más exitos están al doblar la esquina. Sé que el mundo del modelaje está asociado con muchas cosas negativas, -drogadicción, anorexia, depresión-, y por lo tanto espero que posea la suficiente sabiduría, temple, apoyo e inteligencia para evadirlas y no convertirse en una víctima más de ellas. Su deseo de prepararse, como bien ha mencionado son muestra clara de que tiene los pies bien puestos en la tierra.

Mientras tanto, en Copey, el Simón Bolívar y  toda la Línea estamos de fiesta. Y claro, Nikkei Life no podía quedarse atrás. ¡Bravo Arlenis! Mil Bendiciones para ti y mis mejores deseos en todo cuanto te falte por experimentar. Enhorabuena!

Relacionados:

“Arlenis Sosa – Nueva Promesa de la Moda” / Listin Diario

“Model of the Moment: Arlenis Sosa / Sugarshock Beauty Blog”

“Arlenis: Illuminated Beauty” / Models.com (Incluye Video Entrevista)

NOTE: Image belongs to Vogue July: “All Black Issue” edition.

La pregunta más frecuente que me realizan en la calle tan pronto observan mis ojos rasgados es: ¿Eres China? Bueno, en realidad practicamente ni me lo preguntan… solo me gritan “¡Wey Chinaaaaaa!”, situación que ya me da lo mismo pero siempre con ganas de contestarle: “Siii, está en Villamella vendiendo chicharroneeeees” 😀

Bueno, ya hablando en serio, el hecho de que me confundan o no con China, Koreana (más comunes), Vietnamita o Taiwanesa es lo de menos. De hecho, sé que para los occidentales “Todos nos parecemos”.  Sin embargo, situaciones como estas, que YO tomo de la manera más relajada y hasta cierto punto, con un toque de jocosidad, no es igual para otra persona.

Del odio ancestral entre Japón y China me lo sé de memoria. Mi abuelo fue veterano de guerra, combatió durante mucho tiempo en Birmania y dejó muchos apuntes sobre sus memorias siendo combatiente durante la Segunda Guerra Mundial. Mi abuela se encargó, por así decirlo, de contarme los tantos sucesos que han marcado la historia de ambas naciones.

No pretendo dar clases de historia, mucho menos atacar a los Chinos o defender a los Japoneses… no, claro que no. De hecho, ahora que comprendo mejor las cosas y puedo digerir con más crudeza las tantas cifras de las atrocidades cometidas en aquellos años, me siento mal al pensar en tanta barbarie llevada a cabo por los militares nipones. Es una bajeza, es una crueldad y siempre lo admitiré a boca llena.

Ahora bien, ¿tengo yo la culpa de lo que cometieron esos soldados en el 1937?. Por el solo hecho de llevar en mis venas sangre Japonesa, ¿debo de privarme de conocer la cultura China y más aún entablar relaciones con algunos de ellos? Creo que es muy injusto.

Mi amiga Ming, de 19 años de edad, le han prohibido tener contacto conmigo puesto que yo soy descendiente japonesa.  Su abuelo y su padre están totalmente en desacuerdo con que ella tenga algún tipo de relación con cualquiera persona o cosa que lleve el adjetivo “Japonés”.

¿Tenemos Ming y Yo la culpa de lo que pasó en aquellos años? ¡NO! Que Japón debe de disculparse (no sé si es que lo ha hecho), claro que sí. Pero, de ahí a condenar a las presentes y futuras generaciones a un odio del que no somos responsables, del que solo conocemos por libros y relatos; un rencor que no trae más nada que más rencor… no le veo sentido alguno.  De verdad que no, y es muy triste.

Si a eso vamos los Dominicanos le tendríamos tirria a los Haitianos por los 22 años de dominación, y ellos también nos odiarían por la masacre llevada a cabo por Trujillo. Los Latinos contra los Gringos, los Africanos contra los Europeos, los de aquí con los de acullá… y sólo viviríamos en un círculo vicioso del que difícilmente podríamos escapar.

Ojalá y algún día las relaciones entre estas dos naciones, y también con Korea puedan mejorar. Complicado, lo sé… pero, ¿No es ahora de cambiar la historia?

Les dejo con esta cita que me ha gustado mucho expresada por el Presidente de China, Hu Jintao, en su última visita  a la Universidad de Waseda en Mayo pasado.

“La historia es el libro de texto más filosófico, recordamos la historia con el objetivo de garantizar que, en lugar de extender el odio, ambas naciones miren hacia el futuro a través del espejo de la historia y mantengan la paz, de forma que los pueblos chino y japonés puedan mantener vínculos satisfactorios durante generaciones y que todo el mundo pueda disfrutar de paz y estabilidad interminables. “

Etiquetas: , , ,

Abuelita me dijo en una ocasión: “Todos somos seres de luz. Somos radiantes, los demás nos encuentran gracias a esa luz. Pero de nada sirve que seamos seres iluminados, si no somos capaces de guiar a los demás que están en medio de la oscuridad”.

Sus frases siempre acertadas me han servido en muchos momentos de mi vida, y siempre llevo conmigo cada uno de sus consejos.

Entrando en tema, he estado hablando últimamente con dos personas (Engels y Rui)  sobre uno de mis grandes anhelos desde siempre: Diplomacia. ¿Qué es lo que tiene la diplomacia que tanto me llama la atención? El mero hecho de pensar por un solo instante que puedo ser el puente de unión entre dos culturas, entre dos naciones tan distintas como iguales y poder suscitar los mecanismos necesarios para promover intercambios de toda índole, hacen que mis ojitos brillen sin parar.

Mi primer contacto con la diplomacia, o mejor dicho con un diplomático, fue cuando conocí al Sr. Masato Akazawa, ex Embajador del Japón en R.D. durante los años 1998-2002. Una persona muy amable y jovial, pese a que rondaba los 50 años o más en ese entonces. Tuve la oportunidad de que justamente él evaluara mi nivel de japonés en un viejo concurso de oratoria, y precisamente mi tema era “Puente de amistad”. En esa ocasión hablé sobre mi gran anhelo de ser el puente que permita una mejor comprensión y unión entre la comunidad dominicana y japonesa. En el acto de premiación, tras entregarme el pergamino de primer lugar me dijo: “Me gustaría verte en Japón, cuando estés laborando en la Embajada Dominicana, contáctame por favor”.

Hoy en día aún mantengo comunicación con él. Siempre me envía artículos relacionados a política internacional y relaciones bilaterales. Akazawa-san, como le suelo llamar, no deja de motivarme a seguir mi sueño de convertirme algún día en Embajadora de la Rep.Dom. en el país de Sol Naciente. Claro, también me recuerda lo mucho que debo de estudiar y el gran número de dificultades que encontraré en mi camino…pero ciertamente es algo que con gusto enfrentaré, si es con ese objetivo final de ver mi sueño hecho realidad.

En poca ocasiones he hablado tan abiertamente de este tema, pero tras participar en el Vibra Joven – Convención Nikkei América Latina del 2008, mi pasión por esa área de las ciencias humanas han aumentando considerablemente. Sé que es difícil. Más aún en un país tan “politiquero” como el nuestro, en el que muchas veces no valen la pena los conocimientos, más bien la clase de “contactos a nivel interno de gobierno” que se puedan poseer … pero nada pierdo preparándome para ese fin.

Veo con ansias que llegue el momento en el que graduada de la universidad, pueda dirigirme a Santo Domingo y laborar de lleno en la Embajada Japonesa, donde espero tener mi primer contacto aunque sea de lejitos con el fascinante mundo de la diplomacia. Sé que es difícil, también sé que las posibilidades de que lo logre no están del todo a mi favor… pero nada me detendrá y si no lo logro, es porque Dios tiene algo mejor para mí.

Termino con esta frase que se convirtió en el favorito de muchos tras la Convención Internacional de Jóvenes Nikkei 2008 “Vibra Joven”, organizado por la OJN Internacional.

“Permíteme ser un puente, pequeño pero seguro, en el que las naciones puedan detenerse a contemplar lo maravilloso que es una relación pacífica y cordial. Un puente que acorte las distancias culturales y que permita a los ciudadanos de nuestros países darse la mano y vivir como hermanos. Quiero ser puente de amistad, por los míos y por ellos, porque todos merecemos compartir con los demás”. – Vibra Joven 2008 @ Tucumán, Mex.

De mi aspecto físico pueden hablar lo que sea, que si estoy gorda o que si parezco una ballena… total, son cosas a las que para bien o para mal estoy un tanto acostumbrada. Y como dicen por ahí: A palabras necias, oidos sordos.

De mis gustos musicales un tanto extraños: Hikaru y un toquecito del merenguito de Milly, Avril Lavigne y Fito, Santa Rosa con el pop de la Korena  BoA, fusión entre Mozart y Linkin Park, Metallica con JAR…  sí, sé que son combinaciones no tan convencionales… pero la música es libre!

De que me gusta el anime y aún veo a Tom & Jerry, de que lloro cuando veo pelis románticas, de que aún duermo con peluches cuando estoy triste… de que escribo en una libreta rosada… de que me gusta ese color también… de que tengo AMIGOS gays, lesbianas y bisexuales… y que leo la Biblia todas las noches… de todo eso pueden decir lo que sea.

Pero solo una cosa… solo una cosa: Nunca se les ocurra decir que soy una frustrada porque me esfuerzo en que mis primitos aprendan Japonés y conozcan la historia de nuestra familia. No lo vuelvan a repetir, si no quieren serios problemas. Con mi familia, con lo que soy, con lo que representa el hecho de ser NIKKEI… ¡Eso es sagrado!

Dios añoña a los suyos y los defiende de los opresores, así mismo, yo soy bien ñoña con mi cultura mezclada y si eso implica ponerme arrogante entonces… ¡lo haré con gusto!

Si para ustedes llevar un apellido japonés, un nombre poco común en este país, y tener los ojos rasgados es una desgracia, eso es problema suyo. Qué pena, pero eso no implica que deban de ofender lo que durante tanto tiempo nuestros padres y abuelos han deseado cultivar: Dejar un legado a toda la comunidad Nikkei.

Con eso no … con eso sí que no. Jueguen con otra cosa, pero con mi IDENTIDAD… NADIE se mete. ¡Advertencia!

* Escrito Original – 29 de Junio @ Plaza Central

No hay sensación más agradable que volver a tu lugar, a tu pequeño rincón, sin pensar en el tiempo que transcrurrió o las cosas que a lo mejor te perdiste por no estar en ese lugar, en ese preciso momento en el que ocurrió. La verdad, es que todas esas cosas pasan a segundo plano, cuando simplemente puedes entrar a tu espacio y decir: “Este es mi lugar”.

Así me siento. Luego de varias semanas ausentada por varios compromisos laborales y académicos, sumado a un merecido desconecte virtual, nuevamente me doy mi merecida vuelta por estos predios. Veo que a pesar de mi ausencia, unos que otros curiosos y “Googleros” se dispusieron en mantener mi casa en el historial de sus navegadores… lol, ¡Muchas Gracias a los que se pasearon por este barrio!

En el escritorio de mi PC aguardan un montón de reflexiones, anécdotas y ocurrencias que han brotado de mi mente y mi corazón en estos últimos días. Producciones mentales de mi joven alma, de mi alocada mente y la realidad de mi día a día. Poco a poco irán apareciendo por aquí… Mientras, un saludito a todos y gritarle que la Japonesa regresó al barrio.

Ahora, la pregunta es… ¿Me extrañaron?


julio 2008
D L M X J V S
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Posts viejos

Me han leído...

  • 259,947 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: