Nikkei Life

Archive for marzo 2008

La celebración de mi cumple empezó mucho antes de la fecha real.

El jueves 27, recibí la tarjeta que año con año me envía Omda, un joven de orígen árabe que conocí hace ya más de cuatro años en un foro sobre cultura Japonesa. El viernes 28 lo anunciaron en mi trabajo. Así que armaron una fiestecita improvisada en el salón de profesores, y los chicos hicieron de las suyas cantándome Happy Birthday al entrar al salón de clases. Ese mismo día, mi hermana Chilena Cheluca me dedicó su ya conocido “¿Qué ves?” por motivo a mi cumpleaños.

Por la noche, Emmanuel Bretón me acompañó en el countdown oficial en el chat del MSN. Se unieron a él mi hermano Hiro desde Japón, mis compueblanos Víctor & Eiyi desde S.D., Miki desde New Jersey, Hanglet desde Brazil, Manita Marian desde Londres y Miguel Ángel desde NYC. Alrededor de las 12:30 comenzaron las llamadas y mensajes al celular. Todavía a las 1 y tanto seguían felicitándome ¿Verdad que sí, Joan Guerrero?

 El sábado, todo fue un ambiente festivo desde bien temprano. En la universidad, mi grupo de ELM me cantó las mañanitas y casi me dan un baño de agua fría del cuál me escapé gracias a mis técnicas de pisa y corre.

Pero lo más especial llegó en la noche: Santiago city & Mi Loquito Lindo 🙂 Sé que esto fue más improvisación que otra cosa, porque la verdad no pensé que MiLo vendría desde tan lejos solo por mí, solo por pasar conmigo en esta fecha. Y, aunque los planes iniciales tampoco se dieron por percances que gracias a Dios se solucionaron (¡Hasta la clínica fuimos a parar!), estar con MiLo y los chicos de Joulex 2004 fue el mejor regalo que pude recibir.

Gracias a los bloggers que dijeron presente con sus mensajes, postales electrónicas, llamadas e incluso en persona: Cheluca, Alyohara, REL, Mi prima Ginnette, JuniHH, Luna, Medea, Manuel Betances, Lizzye, EmyKisses, Henry, Alucard, Gigi Germán, Mel “El Güagüero”, Mi primo Lacxos, Baakanit, Belle, Alexéi, Alejandro Correa, Arge Arge, MegaMonchy, Dashy, Mya, Emilia, MemoPlus, OrSan, Ray, MinoruGus, Luima, Will Karavelita, Joan Guerrero, Emmanuel Bretón, El Indio, Cherryccola,  Osita Jenni, y mi queridísimo Ocaluí por el PD en su blog 🙂  Espero no se me haya quedado nadie. Si es así, mil disculpas y me notifican para agregarlos.

Y así, rodeada de mucho pero mucho amor disfruté al máximo la llegada de mis 21 primaveras. Con muchas muestras de cariño hacia mí, que todavía no me puedo explicar del todo. Aún siguen llegando mensajes al correo y comentarios en el facebook. ¡Muchas Gracias a todos…!

Pero, sobretodo MiLo, gracias por hacer de este cumpleaños una doble celebración. Te extrañaré un montón pero sé que pronto estaremos juntos nuevamente. ¡Buen viaje! 🙂

P.D. – Les debo las fotos, estoy esperando que MiLo me las mande.

42-19187107.jpg

En 24 horas estaremos celebrando oficialmente mi cumpleaños #21.

No tenía nada planeado, nada grande. Solo salidita con los amigos, o una cena en casa. ¡Pero en dos días los planes han cambiado por completo!

La ciudad corazón quedará pequeña para las miles de emociones que juntos, con amigos y familiares viviremos mañana.

Ya no necesito más regalos, tu sola presencia es la mejor de todas. ¡Gracias por regresar! ¡Gracias por compartir este día conmigo! TE QUIERO….LOQUITO LINDO 🙂

Ya no puedo esperar más. Mañana, mañana…finalmente.

Santiago city…here we go.

Hoy en día tengo varias cuentas de IM: el MSN, Gtalk, AIM y por último el Yahoo Messenger. Este último casi no lo utilizo, gracias a la tecnología que tiene MSN ahora.

Esto que les contaré me pasó hace ya unos cuatro años, y todavía me sigo riendo de lo que pasí.

Resulta que de mis amigas me pide que le haga un favor.

– Manita, ombe…finge que eres yo y chatea con este muchacho de la capi. Es que tengo que ir al dentista y se me olvidó decirle, pero no lo quiero dejar plantado.

– Pero entra un ratito y dile. O déjale un mail.

-Ay noo. Qué chipi. Mira, tú y yo nos hemos criado juntas como quien dice. Tú sabe qué me gusta y qué no, así que plís… no seas malita. Solo es escribir pensando que eres yo. No es tan difícil.

Para no hacer el cuento largo, como yo andaba aburrida (¡sí, claro!) y soy tan benevolente (¡unju…yo soy Batichica!) acepté. Se supone que ese día el le mandaría una foto y que iban a quedar para juntarse en Santiago para la Expo PUCMM.

Dan las 3 y algo de la tarde. Yo estoy en el MSN con la cuenta de ella, esperando que el fulano apareciera. Muy puntual el chico, llegó a la hora acordada.

La conversación se puso muy interesante. Comenzamos a hablar de “nuestros” gustos, planes para la universidad, la familia y todo eso.

Justamente cuando llegamos al tópico familiar es que me puse más curiosa, porque el muchacho en cuestión me dice que es Japonés. Osea (Cheluca Mode On), “¡Yo tengo que conocerlo!” pensé. Ya no era simplemente un favor a una amiga, era la curiosidad de saber quién rayos era el fulano este.

La conversación siguió más o menos así:

– Ah, con que eres japonés. Yo estudio con una chica japonesa también. Muy chévere ella (¡Yo dándome fama!)

– Ah sí. ¿Eres de Constanza? Allá hay muchas, y todas son bien lindas.

– ¿Cómo que Constanza? (Yo disque enojada), ¿acaso no te dije en el Latinchat la vez pasada que yo era de Dajabón? (Esta info me la había pasado con antemano mi amiga)

-¿Qué? ¿Dajabón? No inventes… pues entonces tú tienes que conocer a mi prima.

– Wow. ¡Qué chiquito es el mundo!

– Son muchas primas, pero ella es la única que sigue allá. Es una loca arrematá. Cada vez que viene de vacaciones, piensa que yo soy su sirviente, su chofer, su caballero de compañía… hasta jevo de ella parezco yo. Me obliga a que la saque a andar, que le presente a mis panas, que si esto y que lo otro.

– ¡Vaya primita la que te gastas! (¿De quién estará hablando este tipo?)

-Tu no sabes nah. A mí me entra un no sé qué cuando mami dice que ella vine a quedarse par de días. Eso me saca de mis casillas. Porque me la tengo que echar encima, pa’rriba y pa’bajo. Tanto que los panas míos son más amigos de ella, que míos. La loca esa…se ha hecho popular como en dos días.

– Ja Ja Ja. Parece que tas celosito.

– ¿Yo celoso? No ombe. Solo que al loco de Arnold, mi pana full… ha saltado con que disque ta’por ella. Y ahora hasta quiere que yo le consiga número de celular y me obligo a que lo llevara a la expo de la próxima semana. Porque ella también va pa’llá.

En ese momento…. sonaron redoblantes en mi cabeza.

Si la “prima” del fulano este, que es japonesa al igual que él…iría a la Expo de la universidad es porque está en 4to. de bachillerato. Resulta, pasa, acontece y viene a suceder que la única Nikkei que estaba en cuarto en ese año escolar en GiveSoap city…era esta nena linda. OMFG…sí, grítenlo duro.

Tomé un chin de aire, e inventé una excusa bien tripiona pero creíble para zafarme del chat.

– Ay, qué pena. Se fue la luz y el ups no tiene mucha carga. Me tengo que ir. Bye

– Uy qué pena. Por cierto, ¿Conoces a mi prima, ella es Tania?

– (Evil Me) Sí claro… estudia conmigo en el Simón Bolívar y somos muy buenas amigas. Tanto así que le pedí que me hiciera el favor de hacerse pasar por mí porque yo estoy en el dentista ahora mismo. Por cierto, ¿por qué no usas tu nombre japonés, querido Kiyoshi?

En ese momento llegó mi amiga del dentista a preguntar cómo me fue, y también suena mi celu y en el Caller ID el número de mi querido primo.

No se imaginan el ataque de risa que sufrí ese día, y el resto de la semana. Y ni se diga el Expo en la Puca, ¡eso fue de morirse!

¿Qué paso con mi “enamorado”? Se lo debo para otro post.

“Cuando laves los platos,acuérdate de la estufa”

Mi abuela era exageradamente complusiva con la limpieza, se lavaba las manos como quinientas veces al día y desyerbaba el patio todos los lunes (¡a sus ochenta y tantos años de edad!).

Un día estaba fregando, algo muy normal porque siempre me ha tocado a mí, el fregao del medio día = Trabajo para Tania. Tendría algunos 9 ó 10 años, como mucho. En esos años fue que comenzaron a apretarme con los oficios y los quehaceres de la casa.

En esa ocasión en especial, yo tenía una “fiebre” enorme por la flauta y el violín así que me pasaba casi todo el día practicando en casa. Esa tarde quedaron en transmitir un concurso internacional de música clásica, y por supuesto que no iba a permitir que se me escapara. Pero justamente, me mandaron a fregar minutitos antes de que empezara el programa.

Así que me costó hacer mi berrinche correspondiente y aguantar mi oficio. Estaba tan inquieta por ver el programa que ese día no lavé los platos como abue me enseñó. Solamente los lavé, los coloqué en el escurridor y me fui a ver TV.

Ya caída la noche abue me sienta a su lado y me cuenta que hice mal. Que no solamente es lavar los platos, hay que secarlos y colocarlos en su lugar correcto. Pero también hay que lavar las ollas y dejar impecable la estufa. Sino, no tiene sentido todo el trabajo que hicimos con las vajillas.

No permitamos que nuestras acciones sean a medias, porque en esa misma medida serán nuestros resultados.

(Viene de Japan’s Trip 1 – Si no lo ha leído, ¡vaya corriendo!)

– ¿Dónde está mi maleta con listón rosado? – dijo Kiomi.

-Wepa. Falta el mío. No me digan una vaina así… mierkina – Kenji.

– Ahora sí es verdad. Nos jodimos toitos. – Estefanía.

– Pos sí. No hay de otra, a notificar. – Yomima.

No sé si esto de que las maletas no lleguen junto con su dueño, sea cosa de todos los días, pero me frikió el hecho de que se perdieran todas mis ropas. Pero en fín, como yo era la que más japonés hablaba, tuve que lanzarme el mega trabajazo de informar que las maletas no habían llegado. Comenzaron las preguntas, y como la jeva del Narita no sabía inglés americano (entiéndase que ella hablaba inglés Australiano a mi entender, y bien machucao), entonces a mí me tocaba traducirle a los otros cuando no entendían, y también ocuparme de llenar mis propios formularios. La cuestión es que nos prometieron enviarnos las maletas en menos de 48 horas, así que no había de otra que esperar.

En el aeropuerto nos esperaban varios empleados de la JICA, así que estuvimos con ellos hablando un rato, mientras llegaban los otros becarios de Canadá, México, Colombia y Venezuela. Su vuelo se había retrasado y llegaron hora y media después del nuestro. Total, la espera no fue tan larga.

Cuando todos nos juntamos, nos motamos en el bus y en ese momento empezó la aventura oficilamente. Una hora más de camino hacia Yokohama, sede del Emigration Center, lugar donde nos quedariamos durante practicamente un mes completo.

Pero vaya lío se armó en el autobús. Un pobre chico Mexicano recibe una tremenda galletá (bofetada, en Español Internacional) por decirle “¡Niña, tú si estás cuero!” a una Dominicana. Sucede, pasa y acontece que en el país de los tacos y el mariachi, “cuero” es un término equivalente al “Tu si ta’buena” del español quisqueyano, mientras que aquí la misma palabra, tiene un sentido muy vulgar y despectivo. Así que ya se imaginarán, los japoneses se quedaron con la boca abierta cuando la chica en cuestión le ha dejado los cinco dedos marcados en el rostro de la víctima. ¡Ahh…las cosas del idioma!

Llegamos al center. Practicamente 50 personas estaban esperando nuestra llegada en el estacionamiento. Nos sentimos celebridades, porque hasta fotos nos tomaron mientras bajaos del autobús. Y… entre la multitud, se escuchó una voz muy “aplatanada”: Hasta que llegaron misijos… ya taba bueno de andarlos esperando. ¿Quién pensaba que veríamos a una dominicana en Japón? Pues fíjente que sí, y nos estaba esperando.

(To be continued…)

“Muchacha, respeta la semana Santa”, me gritaron el año pasado porque me la pasé trabajando.

Este año  me voy de vacaciones, no a ningún resort ni pa’ningún campo en especial.  Seguiré en casa, pero disfrutando de mi tiempo libre y haciendo par de cositas que en un día común y cualquiera de clases + trabajo no podría hacer.

A visitar los panas de la promoción de 4to., a juntarme con los viejos amigos del círculo literario, a escribir, a fotografiar, quizás y conocer nuevas personas… a seguir con el “Renovation Rescue” y disfrutar de los simples detalles que los días normales no me lo permiten hacer en absoluto.

Semana Santa ’08 = Desconecte total.

Sorry a los amigos/as de ultramar que solo tienen el MSN/Gtalk/IM/Facebook/Hi5/MySpace/Mixi y todas las demás páginas como la única fuente de contacto conmigo. Pero créanme que estos días se irán rapidísimo, aunque YO no lo quiera.

 Happy Week a todos mis queridos seguidores (Habló la “novata del año”). Nos veremos en otra edición! 🙂

Recuerden que esto es Semana SANTA… ok?!

Hace ya más de seis años de mi primer y único viaje al país del Sol Naciente. Participé de un programa de verano con otros chicos y chicas Nikkei’s de Canadá y Latinoamérica.

Una experiencia única e inolvidable, llena de sucesos de todas las clases: excitantes, bochornosos, curiosos, tristes, alegres, estresantes, frustrantes… ¡Un sancocho de emociones!

Era mi primer viaje “sola”, entiéndase, sin la compañía de mi familia. Imagínense la mesclonanza entre pánico y emoción que tenía. Mi primer viaje, y al exterior justamente, a un país que está “allí mismito”. Por cierto, de todo el grupo era la única que nunca había viajado pa’los paises. Eso me puso un poco en desventaja, pero aprendí que atender las instrucciones de los aburridos videos de la aerolínea, son muy educativos. 🙂

Para llegar desde RD a Japón se toma demasiado tiempo, puesto que está al otro lado del mundo. De todas las rutas que se pueden tomar, la más rápida y económica es vía NYC. La ruta es: RD – NY -TOKYO. Ojo, es la más rápida, pero aún así se toma algo más de 16 horas, solamente volando. Súmele el tiempo que se pierde en el aeropuerto… saque cuenta por usted mismo.

Como todo era nuevo para mí, opté por seguir los consejos e indicaciones de aquellos y aquellas que ya tenían largas millas recorridas.  Me dijeron que llevara mucha goma de mascar para que no se me “taparan” los oídos, y así lo hice. En el vuelo hacia el JFK me tocó al lado de la ventanilla, y les juro que mientras tierra o mar se veía, ahí estaba yo observando. ¡Qué linda se ve la isla desde allá arriba!

Bueno, una vez llegamos a Gringolandia me tuve que separar de los otros chicos de Dominicana que me acompañaban en el viaje. Ellos se fueron con una azafata y a mí me llevaron al cuartito de los No-Visados. Todo el tiempo estuve con un moreno de to’el tamaño parecido a Shaquille O’neal, y el tipo practicamente no me dejaba ir sola ni al baño. Yo sé que era su trabajo, pero…. ¡sea un chin más flexible!

En fin, luego de esperar unas cuatro horas, me llevaron al counter de JAL y ahí me soltaron en banda. Me reuní con los otros chicos, y a dormir se ha dicho. Era lo más lógico, porque nos esperaban unas 13 horas y pico de viaje.

Lo más chistoso fue llegando a Japón, me asomo por la ventanilla, y he visto la figura de un “tiburón” en el Ocáno Pacífico. Yo me asusté tanto que grité:  “OMG…Look at that shark!” De seguro todavía hay alguien que anda buscándome pa’darme mis par de palos por andar de ocurrente. Pensándolo bien, ¿a quién se le ocurre confundir un avión con un tiburón? ¡Ni yo me explico esa!

Pues bien, luego de muchísimas horas de sueño / chercha/ música / maní / orange juice / películas / tetris / origami y un montón de distracciones el avión aterrizó en el Aeropuerto de Narita. Por primera vez se me salieron las lagrimitas, estaba muy emocionada. ¡Había llegado al país de mis sueños! Aunque aclaro, nadie aplaudió. Unos cuantos hindúes como que se pusieron a rezar, pero nada de euforia colectiva.

Pasar por aduana e inmigración japonesa fue realmente sencillo, no hay mucho rebú, ni escándalo como en el JFK. Todos hacían la fila de lo más tranquilos, y eso como que desestresaba al que estaba en la parte de atrás esperando.

Luego de terminar todo ese proceso, nos dirigimos a recoger nuestros equipajes y comenzar en serio la aventura Nipona.

¡vaya sorpresa la que nos llevamos!

(Esta historia continuará…)

“Soy un alma libre. Nada me detiene, nada ni nadie. De seguro un día mis pulmones ni mis riñones no servirán más, pero mi esencia seguirá esparcida en el aire que respiras. Yo volaré, junto a ti. Tu en la tierra, y yo allá en el cielo.”

Fueron prácticamente las últimas palabras que escuché de mi Mariposita, Noelia Michelle, protagonista de esta segunda entrega de mi serie Heroes.

Noelia es mi “hermana gemela”. Nacimos el mismo día, practicamente a la misma hora, y en el mismo lugar. Esa “coincidencia” (mas bien, Obra Maestra de Dios) nos hizo inseparables.

La comadre para el té y la madrina de mis escasos peluches, la traviesa chiquilla del barrio, la rival de calificaciones, la compañera, la amiga, la hermana. Juntas eramos el dúo dinámico. Ella, la “frekita” y atrevida… yo, la tierna e intelectual. Nuestra afinidad traspasaba los límites de una simple amistad y poco a poco se convirtió en algo mucho más especial. A Noelia solo le faltaba tener mi sangre y parte de mi ADN para ser mi manita, de verdad verdad.

Los momentos difíciles no se hicieron esperar, vinieron por montones, uno tras otro. Primero, el verano del ’99 y todo lo que desencadenó esa fecha. Ella estuvo junto a mí en todo momento. Con sus poemas, con su sonrisa, con sus relatos y frases motivadores. A veces simplemente con su presencia, sin nada más que su pícara mirada.

Dos años más tarde, le diagnostican Lupus Eritematoso y nuevamente nuestro esquema de vida se viene abajo. Los papeles se habían volteado, ahora me correspondía ser su apoyo, estar a su lado tal como ella lo estuvo conmigo. Me desgarraba el alma cada vez que se marchaba hacia Santiago para hacerse los famosos “tratamientos”. Aún sabiendo que para su condición, era lo único efectivo, no entendía por qué tenía que sufrir tanto.

Su cuerpo comenzó a empeorar poco a poco. Llegó a un extremo tal que su familia decidió abandonar el pueblo y trasladarse al valle de Constanza, donde el clima de montaña le haría más bien que el calor infernal de la frontera. La separación física se hizo inevitable, y aunque sabía que era por su propio bien, muy dentro de mí gritaba de rabia, impotencia y frustración.

Y así, comenzó una etapa distinta y muy desafiante para nuestra amistad. Era la primera vez que nos alejabamos de esa forma, y teniendo en cuenta la situación era poco lo que podíamos hacer para seguir viéndonos frecuentemente. Pero con permiso o sin permiso de nuestros padres nos pegábamos horas muertas en el teléfono simplemente hablando de lo que sea… cualquier asunto “insignificante” se convertía en el tema del día.

Y así, transcurrieron los años. Ella seguía con su tratamiento, a veces recaía, otras veces mejoraba. Todo era un vaivén. Vaivén el que hacía yo por igual. Las vacaciones de verano, de Semana Santa y de Navidad eran motivos perfectos para visitar el Valle y disfrutar de nuestra compañía. La ocasión perfecta para actualizar los chismesitos del momento y olvidarnos por un instante de todo lo malo que nos rodeaba.

Esos recuerdos los tengo bien presentes. Porque cada uno de ellos me hablan de la maravillosa persona que forma parte de mi vida, y también me dejó formar parte de la suya. Noelia me enseñó que rendirnos es la peor decisión que podemos tomar. Y así me lo demostró las tantas veces que entró a la unida de cuidados intensivos…y regresaba a su casa alegando que solamente era una prueba más por vencer.

Noelia luchó hasta el final. De eso no me cabe duda. Y, aunque su cuerpo ya no está más entre nosotros… mi Mariposita sigue volando en algún lugar de este mundo. Noelia sigue viva, en la sonrisa de una niña, en la mirada de dos enamorados, en las dulces palabras de una madre, en los amorosos brazos de un padre, en la frisca brisa del mar… en todas partes, ahí está.

¡Te Quiero un reguero mi manita…!
A un año de tu partida… ¡Pero tu sigues aquí!

Planes

Posted on: 2008/03/06

1 año 6 meses
dieta-mesure.jpg

2 años

graduacion.jpg

2 años y medio

japan-2705841.jpg

No hay nada ni nadie que me pare. Tengo soporte técnico celestial y las herramientas que me brinda en el apoyo de cada uno de los buenos amigos que están a mi lado.

Quítate de alante que voy, a romper esquemas, a ser mejor… pero sobre todo… ¡Ser Feliz!

Si crees en algo, protégelo
Si vez una injusticia, denúnciala
Si puedes intervenir en algo que no está bien, házlo.

No tengas miedo de alzar tu voz
Permite que tus ideas salgan por tu boca
Deja que las palabras lleguen a los oídos de los demás
Que floten en el viento e inunden cada rincón

¡No calles!
No permitas que mueran
No las sepultes en el olvido
Habla….

Habla para que todos escuchen
¡Grita!
Una y otra y otra vez
Decirlo una vez no basta, repítelos hasta el día de tu muerte

Y antes de morir
Haz que tallen en roca tus creencias, tus ideas, tus pensamientos
Para que todos los que pasen a su lado los lean y los lleven consigo
Ese será tu legado

A eso has venido al mundo
A hablar por esos que no pueden, por esos que no quieren y por esos que sí y no se les ha permitido.

Levanta tu voz en lo alto de una montaña
Que todos los que estén en las laderas puedan escuchar
Deja el silencio a los muertos
Porque hasta los mudos pueden hablar

Si alguien te manda a guardar silencio
Alza tu voz por encima de su ser
Que los que estén lejos te escuchen
Y aprendan a alzar las suya

Si crees en algo no lo calles
Permite que las personas a tu alrededor lo sepan
Dilo convencido en lo que crees
Y ellos se encargarán de transmitirlo a otros

No se si en la Biblia está escrito que callar es pecado
Si no, debería estarlo
Mientras tus palabras no vengan a maldecir
entonces, ¿por qué callarlo?
Se te ha dado una voz por una razón, no tengas miedo a usarla
Dice el dicho que el que calla otorga
Es tu decisión dejar que algo pase
Porque tienes el poder de detener lo que sea

Tan solo ¡ Levanta tu Voz!


marzo 2008
D L M X J V S
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Posts viejos

Me han leído...

  • 260,011 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: