Nikkei Life

Archive for enero 2nd, 2008

 

Prometo

Y comenzaron las promesas, se escuchan muchas por aquí y por allá. Yo soy de las que defiende la cultura de proponerse metas y propósitos. Creo que comos seres humanos, necesitamos retarnos a nosotros mismos, como una forma de probar nuestra fortaleza y entereza. Sin embargo, no seamos ilusos ¡por favor! No hay que esperar precisamente la llegada del año nuevo para proponérselas. Es cierto, yo lo hago en enero, solo porque de ese modo se me hace más fácil llevar un control y seguimiento. Y no me negarán que el inicio de un ciclo distinto nos llena de vibras, bueno… al menos para mí.

Las estadísticas demuestran que más de un 80% de las resoluciones que se plantean a nivel mundial para estas fechas, no llegarán a cumplirse. Más aún, en menos de una semana, comenzarán a formar parte del olvido. Pero, ¿saben una cosa?  Cada persona es distinta y es capaz de decidir si formará parte de esa estadística de perdedores y mentirosos, o de valientes ganadores. Yo misma no permito que los sarcasmos de la gente que me rodea me afecten, me hago la sorda y me concentro en hacer lo mío. Es todo, es cuanto.

Por lo que este año, también decretado oficialmente por la Secretaría de Estado de la NikkeiLanida (¡Qué lindo suena eso!) como “El Año del Cambio”, tamién contará con su propio “To Do List”. Decidí publicarlas aquí por una razón muy importante – Saber que otras personas están conscientes de los retos que me presento, implica un rico nerviosismo extra (o mejor, adrenalina) para motivarme a hacerlas realidad.

*** Tania’s 2008 To Do List ***

  • Bajar de peso – Luego de normalizar mis hormonas que provocaban ese desajuste en mi metabolismo, ahora llega el GRAN RETO de rebajar. Ciertamente, el más fuerte de todos, pero me demostraré a mí misma que soy más fuerte de lo que creo. Si he aguantado situaciones peores en el pasado, ¿por qué esta tiene que ser la excepción?
  • Aumentar mis ahorros – La mala racha que vivimos en la segunda mitad del año pasado me orilló a utilizar parte de mis ahorros para de algún modo salir de la “olla” en la que estábamos. Ahora, Gracias a Dios estamos mucho mejor, pero de tantos retiros que hice el balance no me gusta mucho. Así que debo de subirle un poquito más a los numeritos.
  • Mejorar mi caligrafía Japonesa – Hace más de cinco años que me gradué de la Escuela de Japonés y la falta de práctica en la escritura es evidente. Escribo normal, mis caracteres son legibles, pero debo de mejorarlos. En un futuro no muy lejano aspiro a trabajar como traductora en Japón y quiero ir preparándome bien desde ahora.
  • Seguir buscando a mi padre – Lidiar con su abandono fue difícil, pero ahora que soy adulta y como futura madre (Algún día, no crean que estoy emabarazada, ok!?)… ¡Quiero conocer a mi verdadero padre! ¿Por qué? Porque ambos nos merecemos sentarnos frente a frente y gritarnos par de cosas…y después de que nos hartemos de reclamar, llorar, y demás…fundirme en sus brazos por primera vez en más de veinte años.
  • Dedicarme más al la casa y el hogar – El trabajo y la universidad consumen la mayor parte de mi tiempo. Y practicamente la mayoría de los quehaceres recaen sobre mami, que dicho sea de paso está rayando los 60’s. Teniendo en cuenta que no tenemos con qué pagar una chica de servicio, debo de aguantar mis quejidos de “Estoy cansada” y echarle la mano aunque sea limpiando, cocinando y demás los domingos. Además quiero pulir mis destrezas culinarias orientales, y ¡quién mejor que mamita linda! Pasar más tiempo con ellos, hablando de libros y samurai’s, ese será un buen regalo para todos.

Si las ponemos así serán 5 aspectos grandes, pero no obstante sigue mantener los otros logros que ya he conseguido. No sentirme sola porque estoy soltera, el amor llegará cuando deba de llegar, y no hay razón por la cual deba de desesperarme. Seguir con mi record de A’s en la universidad, mejorar mis destrezas lingüísticas (¡Ya son cuatro y medio!), y seguir puliéndome en el aspecto profesional.

Pero sobre todas las cosas “To Be Happy No Matter What”. Ese es mi lema y este año no será la excepción.

Mucho trabajo me espera, demasiado… pero Filipenses 4:13 me recuerda algo maravilloso. Así que no temeré, y seguiré adelante. Sé que hay gente que estará de mi lado, apoyándome y levántandome si es preciso. ¡Qué comience el mambo…Manos a la obra!


enero 2008
D L M X J V S
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Posts viejos

Me han leído...

  • 262.355 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: