Nikkei Life

Archive for enero 1st, 2008

Y llegó el 2008. Ya está aquí. Es parte de nosotros, una realidad y no hay nada que podamos hacer en contra de ella. Sea que a usted le guste o no le guste la idea de que este es un año nuevecito, no hay de otra. Hay que vivirla, hay que seguir adelante… sin metas o sin ellas…pero hay que vivirla.

Me pregunto cómo habrán recibido el año, los asiduos visitantes de esta casa virtual. De mi parte, todo transcurrió tranquilo y silencioso, como ya es de costumbre en mi muy tranquila familia. Cuando el 98% (para dejar el margen de error) de mis conocidos me llamaban para gritarme al oído “Feliz Año”, yo me encontraba en la quietud de mi habitación, releyendo “El Zahir” de Paulo Coelho. No es que yo sea aburrida o anticuada, mas bien, estoy acostumbrada a iniciar el año meditando y reflexionando. Los amigos de antaño conocen esa faceta, por lo que optan por venir a visitarme ya entrado el primero cuando todo está más en calma.

Este 2008 se vislumbra como el “año del cambio”, quizás para el mundo y la sociedad en que vivo, pero hablo en términos personales. Aunque todavía no he terminado de redactar mi lista de metas y propósitos (me gusta escribirlos en grande en un cartel y pegarlo en la pared de mi habitación), he incluido unos cuantos que tras su realización marcarán un “antes” y un “después”. Luego veremos, y Dios mediante espero cumplirlas a base de mucho trabajo e incluso sacrificio.

Sé que para muchas familias en mi país, y en el mundo entero, este día es un día más de pena y dolor. Ojalá y para ellos este año también sea diferente. Que los cautivos sean liberados, que los ignorantes vean la luz de la verdad, que aprendan a no confiar ciegamente en gobiernitos de pacotilla, que puedan levantarse y seguir adelante. Que sus cargas se aligeren, que puedan sonreír desde el fondo de sus corazones. Ese es mi deseo para ellos, los pobres y olvidados, los sufridos y rechazados, los que no los buscan más que en tiempos electorales, las víctimas de tantas guerras e injusticias sociales. Para todos ellos, espero en verdad que sea un año mejor.

El año comenzó ya en todo el planeta tierra. No hay vuelta atrás. No se ofusquen en lo que no lograron, en los fracasos que tuvieron, en las miles de decepciones y traiciones de las que fueron víctimas… no se atormente con nada de eso. ¿Sabe por qué? Porque nada hacemos quejándonos y maldiciendo a medio mundo, mejor póngase a trabajar y aprenda de sus errores. Recuerde que valiente no es el que no tiene miedo, sino el que a pesar de las circunstancias, sigue adelante. ¡Sean valientes amigos! Olvídese del pasado, no se martirice con lo que ya pasó. ¡Sea feliz hoy!

Mis mejores deseos para todos ustedes. Dios los colme de bendiciones y le sature la cabeza de sabiduría. Que la paz, el amor y la felicidad les acompañen por siempre. ¡Feliz inicio de año!

Acá les dejo dos regalitos, uno para mis queridos amigos bloggers y otro para los que sin tener blogs se pasan por mi Nikkeilandia. Enjoy!

LECTORES *** AQUI***  // BLOGGERS ***AQUI***

 

Etiquetas: ,

enero 2008
D L M X J V S
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Posts viejos

Me han leído...

  • 262.355 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: