Nikkei Life

Archive for enero 2008

Mis Padres y yo

Ya son veinte años, formalmente reconocidos por la Sociedad Nikkei. DEfinitivamente no hubiese llegado tan lejos si no fuera por la presencia de ustedes dos en mi vida. Por cada uno de las advertencias y consejos a tiempo, por los sermones tan largos como el Nilo y los “cocotazos emocionales” que forjaron mi caracter. Por esos “Te Quieros” que nunca se han dicho, pero siempre los puedo sentir.

Ya son más de veinte años y me siguen añoñando como si tuviera diez, me siguen reprendiendo como si tuviera séis y me mandan a callar como si tuviera tres. Son más de veinte años y no me canso de aprender junto a ustedes.

Papi… gracias por quererme tanto y ser mi padre sin importar qué. Por no darme todo lo que te he pedido, y a enseñarme a valorar lo importante que es el trabajo. Gracias por llenar mis libreros y traerme muñecas cuando ya ni las usaba. Por no dar tu brazo a torcer y reprenderme cuando ha sido necesario. Por darme de tu amor, aunque no te correspondía. Gracias por ser mi papito lindo!

Mamita, eres la mujer que más admiro. Aunque casi nunca te lo digo, porque siempre te pones a llorar. ¡En algo nos teníamos que parecer! Me has mostrado que para sentirse bien no hay que irse a un lujoso spa, ni llenarte de joyas costosas. Que no hay nada mejor que sentarte en la tranquilidad de tu casa contemplando un bello atardecer. Me has mostrado con tu ejemplo lo bello que es amar, entregarse por completo y defender siempre la vida del inocente. Por ti estoy aquí y por ti seguiré.

Los quiero papis. Y aunque un “gracias” no sea suficiente…el resto mejor se los expreso con mis acciones. ¡Gracias por existir!

Foto: En mi Ceremonia de Nuevo Adulto 🙂

Etiquetas:

 

Nuevamente, mi equipo me llenó de satisfacción, luego de varias horas comiéndome las uñas frente al televisor.

La cama de ese viejo hotel de Santiago se hizo testigo de los arranques de pique, de las manos sudadas, y obviamente del grito de júbilo cuando se “cantó” el tercer out en ese 9no. inning.

La verdad nunca se puede obviar. El Licey es un gran equipo, con una trayectoria formidable, y no todos los años se cumplen 100 años de historia. Como Aguilucha, siempre es un gustazo saber que la final será con el mencionado equipo, archirivales al fin. Gracias a ellos por hacer de nuestra pelota, una verdadera costumbre, una verdadera fiesta nacional.

Pero, como siempre, hay ganadores y pues como debía de ser las AGUILAS volaron alto coronándose campeonas por seguna ocasión consecutiva de esta Serie Invernal de Béisbol. Una de las coronaciones más emocionantes, teniendo en cuenta el desempeño titubeante de la serie regular y del round robin por igual. Pero bien es dicho que mientras más difícil es para ti conseguir algo, más satisfacción te causa cuando lo ves hecho realidad.

Gracias al Licey por darnos esta Serie Final. Anyway, como es bien conocido en el argot popular, el que gana es el que goza y es válido celebrar al doble porque este año se juega en casa. Ahora la meta es mantener la corona de la Serie del Caribe en Dominicana y demostrar que las Cuyayas tienen alas para seguir volando cada vez más alto.

Hay Tigre a la plancha, al vapor, al ajillo y con un sazón que tiene oregano de lo más bueno. ¿Quién quiere un chin?

Y yo que pensaba que tomaría mucho tiempo para que llegara esta fecha.  Pero ya sabemos que el tiempo nada espera, y mientras menos lo tienes en mente, ya está cerca de suceder.

Sí…mañana es el gran día. Espero me vaya bien con el discurso!

¿Que de qué hablo? Pues…. click AQUI y entérense.

aguilas.jpg

 Para buen entendedor, pocas palabras bastan.

Para muestra, una imágen.

Para campeones del Torneo Invernal, AGUILAS CIBAEÑAS…!!!

Hace días que he intentado conciliar el sueño, pero no alcanzo a dormir tan siquiera 2 horas. Esto no es sano, en trabajo lucho por no dormirme, y cuando llega la hora de poder hacerlo… simplemente ocupo mi tiempo en otras labores. Todo un círculo vicioso, que de por sí me está volviendo loca…irritable…un manojo de dichos y pestes.

Por otro lado, la presión de leer casi ciento cincuenta blogs al día, más postear, revisar el correo y otros menesteres me quitan aún más el tiempo de descansar. Sin darme cuenta, había permitido que este medio que me mantiene comunicada con los míos, se convirtiese en uno de mis peores enemigos.

En la última semana solo he dormido unas catorce horas como mucho, dos horas por día. Trabajos de la universidad, tomos y tomos de psicología por leer, análisis de sintáxis gramaticales entre uno y otro idioma, planificación semanal de las clases del instituto, tesis por traducir, técnicas de PS por pulir, y qué decir de levantarme a las séis a la caminata diaria que tengo propuesta desde el 1ro. de Enero. 

A los que me leen, mil disculpas por la decisión que he tomado. Al igual que los amigos que siempre mantenemos contacto vía email y chat, pero, teniendo en cuenta que ahora ni siquiera servicio de Internet tengo en casa (recorte de presupuesto personal)… debo de optar por mi estabilidad, tanto económica como anímica.

Agradeceré su espera paciente, quizás a fin de mes o a inicios del próximo pueda empezar a respirar un poquito mejor. Mientras, esto es un hasta luego. ¡Cuidense Mucho!

Padre Nuestro, que estás en los cielos, en la tierra ancha y en las áridas arenas del desierto, en las empinadas montañas y en los extensos valles; en las aguas mansas de los ríos y en las tempestuosas aguas de los mares; en el cantar de los arroyos y en el sonido fuerte de las cataratas; en los árboles que crecen hasta el cielo y en las yerbas que inclina el viento; en el fruto jugoso y en las fértiles semillas; en los pájaros que cantan en la mañana y en las fieras que viven en las junglas.

Santificado sea tu nombre, y en tu nombre te pedimos que nos permitas reflexionar antes de actuar, para así hacer que nuestras vidas sean vidas de bien al servicio de los demás. Para que evitemos acciones precipitadas de las cuales, luego tenemos que arrpentirnos.

Venga tu reino y llegue hasta el último rincón de este planeta. Para que acaben las guerras, el hambre, la ignorancia, las injusticias y, todos los hombres, mujeres y niños que habitamos en este mundo, podamos vivir en paz. Para que el hombre no sea el peor enemigo del hombre. Para que reine la solidaridad y seamos hermanos los uno de los otros.

Hágase tu voluntad para que cada quien haga el bien a los demás, para que cese la hipocresía y la maldad. Y que los cielos estén a ras de tierra y la tierra se levante hasta tocar el cielo. sin fronteras, en comunión plena de amor.

Danos nuestro pan de cada día, para que nos llegue a todos con equidad. Sin que unos pocos lo tengan todo y los demás no tengan nada. Sin derroches de unos y carencias de otros. Pan para saciar el hambre, vestido para cubrir el cuerpo, techo para protegerse de la interperie y educación para realizar los sueños.

Perdona nuestras ofensas y haz que perdonemos a los que nos ofenden. Pero, ojalá nadie sea ofendido. Sin embargo, haz que desterremos los odios y los renconres. Que sobre ellos florezca el perdón y el renacer de fe en nuestros semejantes. Haz, Señor, que el olvido cicatrice las heridas. Que hombro con hombro y de la mano, todos juntos iniciemos por fin, la ineludible tarea de hacer un país mejor, por el bien de nosotros mismos.

No nos deejes caer en la tentación de tomar lo que no nos pertenece. Líbranos del mal de la corrupción a todos los niveles de la vida nacional y en nuestra vida en particular. No importa cuán alto sea el ministerio o cuán ínfima sea nuestra labor. Haz que jamás volvamos a pisar la senda del descrédito, que jamás volvamos a caminar por senderos de estafas, y engaños.

Redime tu pueblo, no importa que hoy se haya dividido en católicos, cristianos, musulmanes, adventistas, integristas, islámicos, judíos, árabes, palestinos, kurdos, santos de los últimos días, catecúmenos, cursillistas, evangélicos, ateos y cuántas religiones habidas y por haber. No olvides que somos un sólo pueblo; no importa por cuáles caminos te busquemos. Sólo permítenos encontrarte. Encontrarte en el trabajo de cada día, en los desafíos y en los temores; en el bocado que nos llevamos a la boca, no importa que sea un pedazo de pan o de manjar delicioso; en las metas alcanzadas, sin importar las fatigas por llegar a ellas; en las alegrías y las tristezas. Permítenos, Señor, darte gracias por las oportunidad de estar aquí y ahora. Ojalá que así sea.

¿Quién dice Amén?

Joan es bastante creativo, Javi ni se diga, PapiBlogger se la come y Emmanuel no se queda atrás.

Sé que por el título ya muchos estarán curiosos por saber de qué se trata. En realidad, su nombre ya nos da idea de qué se trata. Resulta que una renombrada compañía japonesa TOTO (sí, así es que se llama. No se se rían) está ganando millones y millones de yenes a causa de este nuevo modelo (bueno, no tanto, es del 2005 creo) de Washlets.

Para los que no están muy relacionados con el término, un Washlet es un inodoro “inteligente”. A diferencia de utilizar papel higiénico para limpiarte, los washlets, con tan solo presionar un botón lanza un chorro de agua que deja tu retaguardia totalmente libre de impurezas. Aquí en TuTubo pueden ver una demostración en vivo. Les debo un post sobre mi primera experiencia con un washlet… ¡Eso es digno de reírse! 😀

Volviendo al tema, aunque ya esto es noticia vieja para los nipones, para la mayoría de nosotros que estamos ubicados al otro lado del planeta, resulta de lo más curioso e incluso alocado.

El nombre del modelo lanzado es SATIS. Primero, tiene integrado un sensor que tan pronto siente presencia frente a ella levanta la tapa (como las puertas automáticas de las tiendas) y comienza a sonar una musiquita instrumental. Ya relajado mentalmente con Bethoven o Mozart, puedes proceder a sentarte en tu trono que te abre la boca literalmente y dedicarte a expulsar eso que llevas adentro de tus entrañas. Pero ¡esto no es todo!

SATIS incluye además de los 128 MB de almacenamiento interno, un lector de tarjetas de memoria SD (¡sí, como las de las cámaras digitales!) y así “personalizar” ese momento tan único y especial. Así tendras una larga lista de producciones musicales a tu alcance.

También, podrás controlar todas las funciones tradicionales (intensidad y temperatura del chorro de agua, descargue de desperdicios, etc) y los nuevos aditamentos como control de volúmen y los demás botones defaults de cualquier reproductor musical ( stop/play/pause…etc).

Por último les cuento que el modelito está valorado en unos 25.000 Yenes (unos, 2500 dólares) y como les dije, se está vendiendo como pan caliente. ¡Vaya gustos la de los nipones!

Aquí par de fotitos.

Miren a la nena con su carita de sorpresa al ver que la tapa se levanta. 🙂 Al lado, el tablero de control.

 

Tablero de Control. Fíjense de las bocinitas a los costados, y lo retráctil que es para poder insertar la tarjeta SD.

Para los más curisosos, la misma compañía ofrece una demostración del funcionamiento de dicho “novedoso aparato”. Click para ver el video. Pesa unos 4.2 MB y está en formato .MPG

Solo me resta decir…¡Qué creativos!

Update: Disculpen el problema con las fotos. Espero que ya con esto quede solucionado. Gracias por la notificación chicos.

Solamente quiero…

perderme en tu mirada.

contagiarme de tu sonrisa.

sentir tus brazos alrededor de mí.

escuchar de tus labios un “Te Quiero” y un “Estoy aquí”.

sentir tu respiración y el latido de tu corazón.

cerrar los ojos, abrirlos y verte frente a mí.

sentarme a tu lado…llorar, reír, gritar y volver a reír

Solamente eso y nada más.

 

¿Es mucho pedir? ¡Jodía distancia!

 

by Tania M.
“Para todos mis amigos”

Mami me dice que mi hermano mellizo (ese sí que está gozando con Dios allá arriba) me pegó  algo de sus testosteronas y actitudes masculinas.  Yo no diría que esté masculinizada, que sea una “marimacho” o whatever, solamente que no sigo la corriente y lo que se presupone sea común a todas las mujeres.

No me gustan mucho ni las plantas ornamentales, ni las flores. No es que yo sea alérgica, o que no aprecie su hermosura, pero de ahí a ponerme de acuerdo con la vecina para que me regale un tallito y sembrarlo en mi patio… ¡No way!  Aunque en cambio, sí me fascina meterme en la parcela con papi, ponerme mis botas y ensuciarme las manos de lodo sacando rábanos y cortando berenjenas.

No tengo paciencia para ir a las tiendas. Dios, ¿cómo existen mujeres que saben durar hasta 2 y 3 horas solamente para comprar una blusa? Yo voy directo a lo mío, con el dinero en el monedero y el artículo a comprar en mente. Entro, compro y salgo. Total de tiempo invertido, máximo 15 minutos.

¿Por qué salir gritando por un bicho que quién sabe dónde esté metido? Y eso que le tengo miedo en exceso a las tarántulas (cacatas en dominicano), sin embargo, mientras no se me encaramen encima ¿para qué hacer tanto show?  No se imaginan lo que disfruto cuando las demás chicas se suben a los sillones a gritar despavoridas, mientras yo me quedo igualita y ellas solamente atinan a decir “Tania, súbete rápido”

Prefiero la música clásica, en especial Mozart y Bethoven, que las “melodías” de un tal Omega o un fulano nombrado Tulile. Gozo muchísimo más sentada dibujando o leyendo a Coelho que en la calle inventando mezclas etílicas. No es que sea una santa, ¡Quién dijo! Me gusta socializar, de hecho soy muy amigable, solamente que escojo con quiénes “me desacato”.

No soy “fiebrúa” con los zapatos, mi clóset tiene lo que necesito y SI me pongo, mis accesorios no están rodando en el cofre y mis perfumes son limitados. Y la verdad es que antes de gastar mil pesos en cosméticos y ropa, prefiero ahorrarlo, sin duda alguna.

Detesto que ellos sean los que SIEMPRE terminan pagando cuando salimos. Al principio lo acepto, y gana puntos extras por su caballerosidad. Pero, conchale, ¡esto es fifty fifty! Si tú no puedes baby, ven que yo estoy cobrá. 😛

Así que Joshua,  si crees que por todo esto dejo de ser mujer o dejo de ser una chica joven, lo siento muchísimo. Estás muy equivocado. Este mundo es tan grande y tan diverso, y así somos todos los que habitamos en la faz de la tierra.

Si hay hombres que no les gustan los deportes, o no saben mucho de carros; entonces ¿cuál es el fucking problema con que yo no sea fanática de las flores? ¿Quién ha dictado los gustos que deba de poseer una joven de 20 años de edad? ¿Ser intelectual en nuestra sociedad es un delito? ¿Es obligatoriamente necesario saberse todos los reggaetones de moda, y obviar leer la columna de economía para considerarse parte de la población joven?

No me importa lo que pienses, solo que te corrijo el adjetivo. No soy RARA, soy UNICA y ORIGINAL. Ahí está la diferencia, y eso es precisamente lo que me hace ser ESPECIAL.

Déjame en mi mundo, y pónte pa’lo tuyo (EmyKisses Mode On).

En Japón hay todo un ritual respecto a dar y recibir presentes/regalos. Esto me viene a la cabeza, justamente porque en este día 6 de enero, en muchos países de occidente celebramos el día de los Santos Reyes Magos. Volviendo a lo nuestro, considero que el país del Sol Naciente es uno de los pocos en los que se acostumbra a regalar dinero, y eso es algo perfectamente normal ( y no me refiero a las campañas de cierto político de acá… -¿ok?)

Dar dinero dentro de un sobre especial llamado noshibukuro es una costumbre muy arraigada en ciertas ocasiones de la vida social japonesa.Para cerrar el sobre se utiliza un cordel especial que puede atarse con un nudo o un lazo y puede tener diferentes colores dependiendo de la ocasión. Naturalmente, es importante recordar el mal augurio del número cuatro, de manera que nunca podremos ofrecer cifras de dinero que contengan este número. Tal como lo escribí anteriormente en otro post.

Son muchas las ocasiones en las que es frecuente ofrecer dinero, aunque también otro tipo de regalos y detalles especiales. La característica más peculiar del ofrecimiento de dinero es, sobre todo, el uso específico de varios tipos de sobre, cada uno específico para una ocasión concreta. A continuación, vamos a ver algunas de estas ocasiones más especiales.

  • Go-kekkon iwai (boda): En una boda, es común dar billetes nuevos, que no estén arrugados ni usados y que estén limpios. Esto simboliza la nueva vida que va a comenzar la pareja que se casa. En este caso, el cordel del sobre tiene que ser rojo y blanco o bien dorado y plateado y estar atado con un nudo indicando el lazo que unirá a la nueva pareja. Naturalmente, el importe dependerá de la relación que se tenga con los novios, pero normalmente está entre 30 y 60 mil yenes (300 dólares – 600 dólares +/-).
  • Ososhiki (funeral): En un funeral, es común dar billetes usados, arrugados y viejos. Esto indica que uno no estaba preparado para esa muerte, no sabía que iba a suceder y no podía haberlo organizado todo. En este caso, el cordel del sobre tiene que ser negro y blanco o bien amarillo y gris y estar atado con un nudo, indicando la relación que se sostenía con la persona fallecida. Esto se realiza tanto si el funeral es budista como cristiano. El importe normalmente ronda los 3.000 yenes (30 u.s. dollar). Asimismo, es común que los invitados también reciban un detalle por su visita. Hace unos años solían ser cupones regalo para gastar en grandes almacenes, pero con el tiempo las ideas han ido cambiando.
  • Go-shūssan iwai (nacimiento): Es costumbre regalar juguetes, ropa o hasta dinero una semana después del nacimiento del bebé. En el caso del envío de dinero, éste deberá entregarse dentro de un sobre de cordel rojo y blanco atado con un lazo. Eso sí, uno tiene que asegurarse de que el bebé esté sano antes de enviar su ofrenda, pues si el bebé tiene algún tipo de problema, el envío de regalos puede verse como símbolo de mala suerte. Normalmente, los nuevos papás devuelven el detalle en forma de taza cuadrada típica de madera con el nombre del bebé inscrito en ella.
  • Omimai (visita al hospital): Como en occidente, al visitar a un amigo o familiar en el hospital es común ofrecer ramos de flores cortadas. Asimismo, también está bien visto ofrecer libros y lectura para hacer la estancia en el hospital menos estresante. Sin embargo, ni las camelias ni las plantas son buenos ofrecimientos a un paciente, puesto que la manera en que caen las flores de una camelia recuerda a los japoneses a la muerte y de igual forma, las raíces de las plantas simbolizan una larga estancia en el hospital. Son dos ideas que hay que evitar siempre que visitemos un hospital japonés. Dependiendo de la cercanía con la familia, se acostumbra a obsequiar cierta cantidad de dinero en un sobre blanco, con nudo blanco, indicando pureza (cero bacterias, virus, enfermedad).
  • Go-nyūgaku iwai (inscripción en una escuela elemental): Es tradición regalar libros y material escolar por valor de unos dos mil yenes (20 dólares) cuando el hijo de un amigo o vecino entra en la escuela elemental. Como costumbre, la familia del niño devolverá el detalle entregando una tarjeta de agradecimiento con un cordel rojo y blanco y atada con un lazo y más comúnmente una porción de sekihan, arroz cocido con judías rojas (como le digo yo, moro japonés). Hikkoshi aisatsu (traslado): En Japón, cuando alguien entra a vivir en un nuevo piso, es tradición (y casi una obligación social) presentarse a sus nuevos vecinos. Para ello, es costumbre ofrecer un pequeño detalle puerta por puerta. Cabe destacar que en la mayoría de grandes almacenes uno puede encontrar una sección específica de pequeños detalles para dar a los nuevos vecinos, como juegos de toallas, trapos de cocina, etc. Esta tradición es una manera de atar lazos en la comunidad, de formar parte de la misma, de crear vínculos de confianza, de seguridad, etc.
  • Osenbetsu (cambio de ciudad o de empleo): Cuando se da por finalizada una etapa en la vida de una persona, como un cambio de residencia o un cambio de puesto de trabajo, es normal que se organicen fiestas de despedida y que la gente más cercana ofrezca pequeños regalos o sobres de despedida con un cordel de color rojo y blanco atados con un nudo. De la misma manera, es común que dicho detalle se devuelva después de la marcha en forma de postal y agradecimiento.
  • Oshōgatsu (Año Nuevo): El día uno de enero es el día de más trabajo para Correos y los carteros de todo Japón. La razón es el envío masivo de tarjetas de Año Nuevo (nengajō), que familiares, amigos, conocidos y colegas de trabajo se envían todos los años con diseños tanto tradicionales, que muestran el animal del año que entra, como modernos, que utilizan fotos de familia mostrando los hijos, fotos de algún viaje exótico, animales domésticos, etc. Todas las tarjetas que se marquen como nengajō son almacenadas en Correos y no se reparten hasta el día 1 de enero por la mañana. Otra ronda de envíos de tarjetas de Año Nuevo se realiza justamente pasados unos días, cuando aquellos que han recibido una tarjeta de alguien a quien no les habían enviado ninguna, tienen la oportunidad de solventar ese error social enviando una tarjeta. Asimismo, los niños reciben un sobre con una cierta cantidad de dinero en metálico (llamado otoshidama) de sus familiares y amigos adultos, para empezar el año con buen pie. No hace falta que sea una gran cantidad de dinero, ni es necesario regalárselo a todos aquellos niños cercanos a nuestra casa; únicamente será necesario entregarlo a aquellos niños con quienes se tiene más relación.
Como han podido constatar, la tradición nipona frente a los sucesos especiales son muy distintas a las que realizamos en este lado del plantea. Este post va en especial para unas cuantas personitas que me leen y sé que les gusta esta sección cultural. Espero les haya gustado y déjenme en los comments sobre esos aspectos que les gustaría leer por acá.

enero 2008
D L M X J V S
« Dic   Feb »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Posts viejos

Me han leído...

  • 259,947 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: