Nikkei Life

Archive for diciembre 2007

Tic Tac

Posted on: 2007/12/08

 

Tic…
Tac…
Tic…
Tac…

El tiempo pasa lentamente
Las agujas del reloj se hacen eternas
El tiempo es infinito
Las agujas no están conmigo

Cada vez se hace más lento
Y yo te sigo queriendo
Es desesperante
Siento que el tiempo está contra mí

Tic…
Tac…
Tic….
Tac…

Cada segundo que pasa
Se me hace eterno
Cada segundo que pasa
Te me clavas más adentro

Ya no niego lo que siento
No negaré que te quiero
Eres mi amigo, lo comprendo
Pero aún te llevo dentro

Tic…
Tac..
Tic…
Tac…

¿Como sacar mi sentimiento?
¿Cómo sacarte de mis adentros?
¿Cómo hacer que pase el tiempo?
¿Cómo hacer que te olvide el viento?

Es tan difícil olvidarte
Como hacer retroceder el tiempo
Es tan difícil olvidarte
Como hacer vivir a un muerto

Tic…
Tac..
Tic..
Tac..

La verdad…
¿Cómo olvidarte?
¿Cómo borrarte de mi alma?
¿Cómo borrarte de mi corazón?

Tic…
Tac..
Tic..
Tac..

Las agujas matan mi tiempo
El tiempo me ahoga en mis sentimientos
Ya ha pasado tanto tiempo
Y sigues enterrado dentro

Tic…
Tac..
Tic..
Tac..

Tal vez sea masoquismo lo que me hago yo
Pero aún tu sigues en mi imaginación
En mis sueños más profundos
Y en mis recuerdos más oscuros

Tal vez solo sea el tiempo
Que me juegue malos momentos
Tal vez solo sea el tiempo
Que me quiere ver sufriendo

Tic…
Tac..
Tic..
Tac..

El tiempo se acaba
Ya no hay marcha atrás
Creo que estoy decidida
A olvidarte ya

Te amo
Te quiero
Te extraño
Te odio

Tic…
Tac..
Tic..
Tac..

Gracias por entrar en mi vida
Gracias por ser mi tesoro
Gracias por seguir iluminando mis días
Gracias por…solo gracias por existir

Tic…
Tac..
Tic..
Tac..

**Qué difícil se nos hace olvidar a esa persona que pese al bien que nos hace, no podemos mantenerla por siempre en nuestros corazones. **
 
Mi primer poema publicado. La inspiración llegó a Nikkei Life 🙂 

Anuncios
Etiquetas: , ,

La perseverancia es uno de los valores más presentes en la mente de los japoneses. Un valor transmitido generación tras generación, y que es uno de los fundamentos del Bushido. La vida no es solo soñar y empezar proyectos, también hay que ser perseverante e insistir hasta hacer realidad lo que cada uno se propone. Quizás sea otra de las razones por las que Japón logró convertirse en la segunda economía mundial después de perder la guerra.

Pensemos por ejemplo en el manga y anime donde el/la protagonista suele se presentado/a en su niñez sin apenas ningún talento y con bastantes defectos pero tiene un propósito o un objetivo en la vida. La perseverancia del protagonista hará que vaya ganando sabiduría siendo cada vez mejor en lo suyo hasta convertirse en una especie de héroe. Comparadlo con el típico cómic o serie americana donde el héroe o heroina ya es un/a héroe/ina con grandes poderes innatos desde el principio; aunque también son perseverantes de una forma algo diferente a la japonesa por conseguir lo que quieren, son ambiciosos.

Otra característica típica de los héroes de películas y manga japonés es que sus objetivos son sencillos, simples y puros; no tienen grandes ambiciones. Hay muchos mangas donde el protagonista quiere ser un buen chef de sushi, quiere ser el mejor presentador de la tele de su provincia, quiere ser un buen vendedor de casas, e incluso hay una serie de televisión sobre la vida de las azafatas del Shinkansen y cómo se esfuerzan por atender a los clientes cada vez mejor. Son objetivos “sencillos”, con los que se puede identificar cualquier japonés. Pero, la insistencia por conseguir sus “sencillos” objetivos les lleva a hacer grandes cosas.

Junto a la perseverancia, otro valor relacionado y muy cultivado por los japoneses es el de la paciencia. Hay un refrán japonés que dice algo así como “si quieres calentar una roca siéntate encima de ella 100 años”. Son extremadamente pacientes, pero no en el sentido de quedarse parados sin hacer nada, sino en el sentido de ser insistentes y ser paciente hasta conseguir el propósito deseado.

El valor de la perseverancia también está presente en el idioma japonés y en muchas de sus expresiones que se usan a diario. Una de las primeras palabras que todos los que estudiamos japonés aprendemos es “ganbarimasu” 頑張ります que se suele traducir como “Hacerlo lo mejor posible”. Pero en realidad, si miramos detalladamente los caracteres que componen la palabra ganbarimasu tenemos que: 頑 significa (cabezota, con firmeza) y 張 que significa (estirar, extender). Es decir, el significado que siente un japonés cuando dice “ganbarimasu” sería algo así como “Estirar, llevar al máximo mi cabezonería/objetivo”. La palabra “ganbarimasu” y también la variación “ganbatte kudasai” que significa “Hazlo lo mejor posible”(traducción típica)/”Se cabezón y firme hasta conseguir lo que te propones”(traducción mía) se utilizan muchísimo para dar ánimos en el trabajo, en el deporte, en los estudios etc.

Por ejemplo, si en Dominicana un amigo tiene que estudiar para un examen, al despedirnos el último día le diríamos “Ánimo con el examen y mucha suerte”. Solemos utilizar la palábra “ánimo” que viene del latín “anima, animus” que significa “alma”. Supongo que lo que estamos diciendo al dar “ánimo” es que nuestra alma está con la suya o que le damos “energía a su alma” para que consiga aprobar el examen. En cambio un japonés, antes del exámen diría simplemente “ganbatte kudasai”, que sería “Hazlo lo mejor posible”. Fíjense que en el caso japonés no hay ningún elemento de suerte o implicación nuestra o del alma en el éxito de nuestro amigo, simplemente le estamos diciendo que lo haga lo mejor que pueda, que sea perseverante.

Voy más alla. He notado que Estados Unidos, y sus empresas han conseguido dominar el mundo gracias a mil factores, pero quizás uno de los más importantes sea su ambición; en cambio en Japón la ambición no lo es tanto (De hecho, está mal mirada) y lo que les lleva al éxito es la perseverencia. ¿Perseverancia o ambición? Ahora me planteo, ¿Qué valor nos lleva al éxito en Rep.Dominicana?

Otra diferencia entre EU, R.D. y Japón es la consideración del “fracaso”. En Estado Unidos, la gente incluso presume de sus “fracasos” destacando los fallos que tuvo y lo que aprendió para corregirlo en el futuro. En Japón este suele ser “repartido” entre los miembros de un grupo, equipo o familia para que no recaiga todo el peso en un individuo en concreto; además se animarán todos los miembros del grupo unos a otros con “ganbarimasu” para salir del hoyo. En ese país, la mayoría de las veces el que fracasa es ¡un fracasado! y todo el mundo se lo intentará echar en cara y hablará mal de él. Recuerdo que en mi adolescencia tenía un miedo terrible a “fracasar”, pero mi abue me enseño que “lo importante no son las veces que te caes, sino las veces que te levantas”.

Creo que copiar un poco la ambición de los estadounidenses y la perseverancia de los japoneses eliminando nuestra harganería nos vendría bastante bien. Y claro, para no acabar con mis paisanos, la flexibilidad y creatividad Dominicana no caería nada mal.

Una chica japonesa no es tal si no muestra el signo de la paz (o de la victoria) cada vez que una cámara la enfoca. Esta es una de las primeras cosas que todos los extranjeros notan inmediatamente, y de las que nunca reciben una explicación satisfactoria cuando preguntan motivado por la curiosidad: ¿por qué lo hacen?

Hay, por cierto, muchas versiones de cómo se inició esta moda. Una de ellas, la más romántica quizá, cuenta que en el año 1972, durante las Olimpiadas de Invierno que se celebraron en la ciudad japonesa de Sapporo, Janet Lynn, patinadora artística del equipo norteamericano, tropezó y cayó al hielo sin perder nunca la sonrisa, ni aún mientras se encontraba en el suelo. Sin enojarse ni resignarse a su suerte, se levantó y continuó patinando, luchando por la medalla de oro como si nunca hubiese caído. No la obtuvo, pero se llevó la de bronce, dejando una profunda impresión en los japoneses, para quienes luchar hasta el final sin poner mala cara por los problemas que puedan encontrar en el camino, es una de las más grandes virtudes. En los siguientes días, Janet apareció en todos los medios de comunicación japoneses sonriendo y mostrando la famosa “V”, y esta imagen fue tan poderosa, que los jóvenes japoneses la copiaron y la hicieron suya inmediatamente.

Sea o no cierta esta versión, lo cierto es que efectivamente todas las chicas japonesas menores de unos 35 años (y muchos varones también) muestran la susodicha “V” al ser fotografiados. Y no es extraño que muchos extranjeros caigan en la misma monería…

 

Me preguntas si yo lo hago, sí…pero no siempre. 🙂

 

 

Etiquetas: , ,

Sé creativo!

Les dije en una ocasión que este post sería actualizado constantemente, y no es mentira.

Puesto que a muchos les gustó el popurrí de blogs que realicé en una ocasión, me dediqué a agregar varias bitácoras más de las que ya de por sí tenía.

En este ocasión les llegó el turno a: Acuarius Wasarry, Bretón2, Fonsina, Frank de Proyecto Madrugada, Johanna de Cafeína High Entertaiment, T-Mac del Rincón Gozoso, Luis Geraldino de Jamón para el Alma y mi querida Jenniffer González (osita Jenni). También hice un update del blog de la santiaguera preciosa, Emilia.

Los links están en el post original. Pasen por allá y deléitense..!

Los extraño…

La emoción del primer día. Todos algo cansados por tantas horas de viaje, pero llenos de expectativas por conocer a quiénes serían nuestros amigos y hermanos durante las vacaciones.

Cómo olvidar la plática camino al Center, la repartición de habitaciones, las charlas hasta las tantas de la noche… Las salidas a Tokyo, las clases en el Negishi Middle High… ¡Días que cambiaron nuestro modo de ver la vida! Crecimos juntos, nos divertimos juntos, lloramos, nos enojamos, nos mentamos la madre y volvimos a cherchar… Una época que marca un antes y después en mi vida.

Hoy los extraño. No los he vuelto a ver, a excepción de los Quisqueyanos. Pero, sé que algún día será. Mientras, las llamadas internacionales seguirán, los chats en el MSN, las postales en Navidad y los regalitos cada vez que nos pica el mosquito de la nostalgia.

Un día de estos les dedicaré otro post más largo, pero por ahora, solo quería decirles cuánta falta me hace estrecharlos entre mis brazos y susurrarle al oído cuánto los quiero.

Los extraño…

Mucho Calor ¿No crees?

El 22 de Abril de cada año se celebra el Día Mundial de la Tierra. Y de seguro, este año muchos ni siquiera se habrán dado cuenta. Algunos habrán dicho “Wow…¿hay un día así?” lo que se traduce en “Me olvidé que me dijeron eso en clases de Naturales. Como sea, Feliz cumpleaños y que la pases lindo”. Este año, de nuevo, al menos en nuestro país fue otro día como cualquier otro, lleno de ríos sucios y de cerros practicamente desforestados.

Se supone que el Día de la Tierra tiene la finalidad de recordar a la humanidad la importancia de los recursos y de cómo se les echa mano. Entonces, así como en el Día de la Madre (que no dejamos que lave, ni que friegue, ni que cocine), deberíamos no ensuciar, no contaminar y no usar aerosol dañino. Pero otra es la historia (como cuando termina el Día de la Madre y otra vez mami vuelve a lavar, planchar, cocinar…).

En realidad, ¿cuál es el problema con la Tierra? Aparte de que está muriendo por culpa del humano y sus costumbres, el tiempo no está de nuestro lado. Hace ya mucho tiempo que el calentamiento global hizo gran parte del daño hacia los diferentes ecosistemas y eso tiene efectos en los diferentes hábitats de los animalitos del campo, de los insectos portadores de nuevas enfermedades y de que los hermosos árboles de cerezo hayan adelantado dos semanas su ciclo natural.

Hace algún tiempo pude ver la película La Verdad Incómoda y me sorprendió que el calentamiento global era, aproximadamente, dos mil veces peor de lo que yo me había imaginado. Lo cual es alarmante, no solo por el impacto que tiene este fenómeno en absolutamente todos los sistemas naturales del mundo en general, sino que, con datos científicos de diferentes entidades y de investigaciones rigurosas, se puede ver que solo en los últimos años hemos acortado significativamente la vida del planeta. También me sorprendió un paisaje peruano que en menos de 20 años había desaparecido. Es alarmante.

También hace poco vi en las noticias que en Europa las principales industrias han tomado conciencia del estado del calentamiento global, lo cual es un gran logro, pues son ellas, en parte, responsables principales del fenómeno. Una toma de conciencia es el primer paso hacia la solución del problema y eso es digno de aplauso cuando se trata de industrias que solo desean ingresos jugosos. Por otro lado, también debería hacer lo mismo latinoamérica, siendo la zona, una de las mayores contaminadoras. No solo por sus consecuencias en el planeta, sino también en la salud de la población latinoamericana.

Para terminar, no diré nada parecido a “No contaminen, no sean malos”. Los hábitos (también míos) son difíciles de cambiar en un día o dos. El mensaje es de toma de conciencia. A partir de ello, las conductas nacen solas. Es una cuestión de actitudes, no de acciones robóticas sin sentido. Cuando uno toma conciencia e interioriza el problema como suyo, se empieza a apagar las luces que no se usa, a botar bien la basura (no porque es basura se le mete al mismo saco) y a no quemarla. Poco a poco; uno a uno; paso a paso. Cuando la toma de conciencia se haga colectiva se notarán los cambios. Lo único malo es… que no tenemos tanto tiempo para que uno a uno se de cuenta. Necesitamos la ayuda de los medios… y de unirse.

Ojalá y como habitantes todos de esta Gran Casa, le podamos otorgar un mejor cumpleaños en el 2008.


diciembre 2007
D L M X J V S
« Nov   Ene »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Posts viejos

Me han leído...

  • 261.706 Visitantes
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: