Nikkei Life

Archive for septiembre 28th, 2007

Últimamente estoy pensando muchas cosas, algunas raras, otras profundas…pero todas con el fuerte deseo de encontrar alguna respuesta que de cierto modo aplaque mis inquietudes.

“¿Cuál de los dos es superior: el hombre o el animal?”, preguntaban mis compañeros de clases en aquella vieja aula del SB-School. “Por supuesto que el Ser Humano, por algo somos creación de Dios para proteger todo lo que hay a nuestro alrededor”. Esas fueron las “sabias y prontas” palabras de la profesora para librarse de aquél tedioso cuestionamiento.

No entraré en cuestiones filosofales y religiosas muy profundas, es como caer en un oscuro abismo de repeticiones y discusiones a mi parecer, interminables. No obstante, sí me detendré a despotricar contra ciertas “personas” que no sé en dónde tienen el cerebro, si arriba en la cabeza o abajo en algún otro recóndito lugar.´

Todavía sigo sin entender, cómo hay personas que hieren y provocan sufrmiento a otros, y mucho menos cuando se trata de un familiar, sangre de su sangre. Ella tuvo a Nataly en su vientre durante 9 meses, la cuidó y la protegió en ese saco de amor, le brindó todo cuanto tenía (a ella y sus dos hermanitas) a pesar de la ausencia de su padre.

Hace meses que la señora vió con buenos ojos iniciar una relación, sus hijas la apoyaron, y todo parecía estar viento en popa. Pero la tormenta llegó, él dijo que no le veía futuro a la relación… que terminarían, que no quería verla, que lo dejara en paz. Ella no quiso aceptar la realidad. Esa noche lo emborrachó, y media borracha también, le imploró por un poquito de “amor”. Le suplicó que no la dejara, que haría lo que fuese necesario para que se quedara a su lado.

Entre alcohol y alcohol, las neuronas perdieron su brillo y su esplendor…ya no hacían sinapsis. De repente, se escuchó de su boca: “Sé que te gusta mi hija, sé que te vuelve loco cuando se pone esos pantalones que le compré… sé que no dejas de mirarla con esos ojos de malvado. ¿La Quieres? Tómala, es toda tuya. Pero, no me dejes”.

Esa misma noche, el hombre, cegado por su instinto animal sexual e inhibido por el etílico en su sangre; la hizo suya. Desgarró su ropa, rompíó su alma, quebró su corazón… mientras su madre observaba parada en la puerta de aquella habitación. Naty gritó, pero nadie la escuchó..y las lágrimas dejaron de brotar para convertirse en ira y odio hacia la mujer que creía..era su madre.

Naty está perdida en su mundo de fantasía, evadiendo la realidad para no hundirse en una terrible depresión. Hoy volveré a hablar con ella, como lo he hecho desde que me enteré de lo sucedido, no quiero que cometa el mismo error que yo. Sé que tomará mucho tiempo, demasiado, hasta que sienta que la vida no es tan cruel como piensa…hasta que sus heridas puedan ser curadas, hasta que vea las cosas con optimismo y valor.  Pero… la entiendo, aunque no bajo las mismas circunstancias que yo (es mucho peor..!), pero aún así, siento que debo de estar junto a ella.

Mientras…sigo pensando. ¿No es esto Brutalidad Humana? ¿Cómo pueden existir “madres” así? Alguien que me explique, porfavor!

Anuncios

septiembre 2007
D L M X J V S
« Ago   Oct »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Posts Más Vistos

Posts viejos

Me han leído...

  • 261.814 Visitantes
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: