Nikkei Life

Archive for septiembre 19th, 2007

Desde el kinder hasta el 4to. de bachillerato, estudié en un colegio dirigido por evangélicos. Pero eso no me ha convertido en una fanática religiosa, pero sí debo de aceptar que en gran parte de mi espiritualidad, por así decirlo, nació en las aulas de aquél colegio.

el lunes se celebró el 51mo. aniversario de la fundación del colegio, y como toda buena egresada, me di la vueltecita (escasos 20 minutos) para ver cómo están las cosas por allá. Justo cuando llegué, se estaba dictando una “magistral” conferencia sobre la educación de los niños/jóvenes y cómo la música moderna afecta en el desarrollo psicológico de estos.

A mí me va a disculpar el conferencista, charlista, doctor o lo que sea. Pero yo difiero con mucho de sus argumentos. Primero y ante que todo, para mí el problema no es la música (entiéndase, Género o Ritmo) . Sino, las letras (líricas) utilizadas en una producción musical.  El caballero mencionaba que el gran atacado Reggaeton es la causante de tantos chicos rebeldes y perdidos, debido a la obscenidad y el mensaje que transmiten. Estoy MUY de acuerdo que los grandes exponentes de dicho género no hablan más que de Sexo, violencia, vanidad, denigran a la mujer y promueven la droga como pan caliente. Pero vuelvo y recalco…el problema no es el ritmo, es la letra.

Yo me pregunto, Si los chicos enrolados en las iglesias desean lanzar una producción en reggaetón con letras que hablen sobre Dios y la salvación, ¿Están profanando, están maldiciendo? Discúlpeme, pero NO. ¿Acaso la música no es un instrumento más para llevar el mensaje de Dios? ¿Acaso podrán captar la atención de los chicos de barrio con música instrumental? Creo que les sería muy difícil, por no decir imposible.

Como dato final, creo que el echarle culpa a un género por toda una generación perdida es demasiada exageración. Primero, deberían de preguntarse dónde estaban los padres cuando esos chicos estaban escuchando tal o cual canción. Sé que con los avances tecnológicos que tenemos y la sociedad en la que vivimos, es muy difícil evitar que un niño de 7 años escuche Heavy Metal o Reggaeton, pero creo que en CASA es donde empieza la educación. Si los padres limitaran el contacto con cierto tipo de contenidos, tendríamos mejores resultados… no tanto por si se escuche un violín o solamente el beat de una consola, sino porque a esa edad los nenes no tienen la suficiente madurez mental para captar y descodificar los mensajes. Punto!

Me gustaría saber sus opiniones!

Anuncios

septiembre 2007
D L M X J V S
« Ago   Oct »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Posts Más Vistos

Posts viejos

Me han leído...

  • 261.942 Visitantes
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: