Nikkei Life

Archive for mayo 18th, 2007

Mi hermano, quien vive y trabaja en Tokyo escuchó sobre esta noticia por Radio Marién, vía www.linieros.com, y según sus propias palabras: “Quedé con la boca abierta”. En el país de la Samba, un  ex-compañero de trabajo, escuchó lo mismo y no podía creerlo. Incluso pensó en alguna broma…pero lástima, el día de los inocentes aún no ha llegado.

Yo, por mi parte…sólo tenía en mente seguir sosteniendo la puerta del salón…lo único que me libraba de ser arrastrada por el viento cual si fuere una muñeca de trapo. La lluvia iba oscilante, de izquierda a derecha, perdida entre la fuerza atroz del viento. Y recibiendo los impactos de los granizos que rebotaban en las persianas y caían sobre mi cuerpo, trataba de recordar si en el noticiero habían pronosticado algo sobre esto.

Mi flashback noticioso fue interrumpido cuando la puerta se abrió, sí, la misma que sostenía con todas mis fuerzas. Fui lanzada contra el piso, y sobre mí cayó la pizarra que estaba colgada en el salón. Aún tengo los moretones en mi espalda. Uno de los chicos que se “refugiaba” junto conmigo, corrió a sujetar la puerta. Sentí un gran alivio, que se desapareció cuando grandes estruendos hacían vibrar las vigas de la puerta.

¿Qué rayos fue eso? – Las palmas, los cocoteros, los robles, las caobas…caían una tras otra. Algunas quebradas a la mitad, otras arrancadas de raíz. “Ay…mira el salón!” gritó Ambiorix, alumno de 4to, aprovechando que las persianas se abrían “automáticamente”. Sí, el salón de juegos, aquél lugar de tantos recuerdos…de tardes de ajedrez, de dominó y ping-pong, los días de fiesta y las noches de bailadera… se había colapsado. 

“El diablo” – exclamé. Todos me miraban fijamente, no utilizo mucho esa palabra. Sus ojos parecían comprenderme… y cada uno seguía trabajando…sosteniendo la puerta, captando imágenes, recogiendo cuadernos y folletos importantes, o simplemente escondiéndose debajo del escritorio.

De repente, el viento se detuvo. La lluvia, que impactaba tu piel como si fueran agujas, había vuelto a ser un fino hilo de agua en el horizonte. ¿Salimos? Sin dudarlo. La curiosidad era evidente. ¿Qué vimos? –Espéralo.

***Algunas imágenes en movimiento encontradas en www.remolacha.net .***


mayo 2007
D L M X J V S
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Posts viejos

Me han leído...

  • 262.355 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: