Nikkei Life

Al volante

Posted on: 2007/04/27

Mi hermano es Mecánico Automotriz, y trabaja en Tokyo como supervisor del departamento de Ensamblaje de Autopartes asistido por robots para una muy conocida compañía automovilística.

Desde pequeño, las máquinas, y en especial los carros han sido su gran pasión. Recuerdo que los carros de juguetes que recibía de regalo, los desarmaba y veía su interior, cómo estaban unidas cada una de sus partes, y finalmente intentaba armarlo…cosa que no siempre ocurría.

Papi regresó el miércoles de su último viaje a Japón. Y como resulta muchas veces, cargado de regalos – la mayoría encargos de parientes y amigos-. Como siempre, entre ropas y aparatos electrónicos, estaba un Ferrari, claro en miniatura. Últimamente, se ha convertido en costumbre para mi querido hermano, enviarme uno de estos peculiares carritos, ensamblado por el mismo. Se ve tan real. En la placa delantera tiene la fecha en que lo hizo, las puertas de los lados, pintadas con mis colores favoritos y nuestros nombres a cada lado, en la placa trasera..su firma. Toda obra tiene su autor.

Viendo mi pequeño regalo, que por cierto ya está bien colocado junto a sus otros “compañeros”, me detuve a analizar sobre cómo nuestras vidas se puede comparar a uno de estos carros. El modelo es lo de menos. Nuestro carro se llama “vida” y el Ser Supremo ha sido lo suficientemente generoso, como para darnos a cada quien un “coche” propio. Todos somos los conductores de nuestra propia vida.

Desafortunadamente, muchos no asumen esa responsabilidad. Son conductores miedosos, que les gusta preguntar a cuanto tripulante tienen, qué deben hacer porque no se sienten con la plena capacidad de tomar decisiones por sí solos. Y como resultado, tienen accidentes o no se sienten a gusto con su vida. ¿Por qué siguen escuchando los consejos de otros, cuando no están satisfechos con los resultados? Simple. Es más fácil culpar a otros de sus fracasos, que ser responsables de sus decisiones.

El precio de seguir los impulsos de tu corazón, de tomar tus propias decisiones, trae como posibilidad el fracaso. Sin embargo, nadie puede esperar tener éxito en lo que le gusta con tan solo unos intentos. La historia está llena de hombres que estuvieron peleando por sus ideas, y que después de fracasos temporales, obtuvieron el éxito. Ellos aplicaron la persistencia en sus sueños.

La sensación de libertad, de asumir el control del volante de tu vida, te dará una seguridad y energía interior que no tiene precio. Para un militar, su orgullo son las heridas de guerra. Y para el hombre de negocios, platicar de sus fracasos, antes de alcanzar la cima. Aunque las derrotas temporales te causen dolor… cuando sean cosa del pasado, te divertirá recordarlas. Le dará más valor a tu éxito.

Detén a esa persona mata pasiones, y no la escuches cuando quiera dirigir el carro de tu vida, a una velocidad diferente a la que tú lo haces. Observa que las personas que han tenido éxito, se escuchan a sí mismas. A pesar de pedir instrucciones de manejo a algún pasajero, fueron tercas en escucharse primero a ellas mismas, antes que a los demás.

¿Que consejo te puedo dar? Hay dos frases que me encantan: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar” de Machado, y “Try hard enough” de Malcolm Forbes, esto es: sigue intentando hasta que tengas éxito.

Recordando mi vida, veo que las actividades en que he tenido más éxito, son en las que he aplicado estas dos frases. Y añade otro ingrediente: la esperanza. En lo que más he tenido éxito, siempre hubo un momento en el que tuve un fracaso tan doloroso, que se abrían ante mi dos caminos: seguir adelante a pesar de que parecía que no lo lograría, o resignarme. Al tomar el camino de seguir adelante… ¡lo logré! Te confieso que ya no creía en mi. Pero tenía la esperanza de lograrlo. Y la esperanza, transformó en realidad mis sueños.

También, hubo momentos en los que elegí el camino de la resignación. Me excusé ante mi misma con mil pretextos de porque había fracasado. Pero no dejo de pensar que pude haber elegido la otra vereda y que pude haber tenido éxito.

La esperanza debes mezclarla con la persistencia también. Tu Breve Espacio, es fruto de la esperanza y persistencia combinadas. La fe en Dios también ha sido muy importante para mi. Me ha dado la paz y serenidad necesarias cuando parece que mi mundo se voltea de cabeza.

Te invito a que experimentes la emoción de conducir el coche de tu vida. Disfrútalo a tu ritmo, a tu manera ¡Y condúcelo hasta las estrellas!

¡Suerte!

Anuncios

10 comentarios to "Al volante"

me gustó mucho tu comparación de nuestras vidas con los automóviles.

la vida es una carretera cubierta de obstáculos, donde la meta es terminarla con una buena cantidad de puntos, y si te rindes pierdes, y si haces trampa eres descalificados, solo hay que correr limpio y tener en la cabeza tu meta! llegar!!!!

me encanto este post me puso a reflexionar!!!

llego a tu blog por algun csualidad del mundo blogeril y en verdada agradezco tu post, me h caido justo en el momento que anadaba necesitando palabritas cmo estas
Gracias!

Me gustó ese post, de verdad que si, hay que luchar con firmeza hasta el final.

Como el mensaje que dio 300 hay que Luchar por la libertad.

Hay que pelear por lo que deseamos (en buena lid, por supuesto), pero no debemos rendirnos, sino seguir firme hasta el final.

Dr.Lacxos:
Gracias por tu hermoso comment! Qué bueno que mis vivencias bi-culturales hayan sido de beneficio para tu alma. Saludos!

Mayita:
Las cosas suceden por algo. Gracias por tu visita y qué bueno que mis palabras hayan dejado una huella en ti. Sígueme visitando cuantas veces quieras!

T-Mac:
Luchemos por la libertad, empezando por librarnos de esos bichos malignos que contaminan nuestros espíritus.

muy cierto… hay k tener el coraje para lograr lo k queremos…

gracais x tan bonita comparacion…

Muy buena reflexión para comenzar la semana… Sigamos adelante a pesar de los obstáculos!

=)

Amen Nikkei, asi sea.

hola mi amiga
disculpa de no haber entrado antes, era que tenia unos cuantos inconvenientes, pero nada me encanto tu post.

Es cierto lo que dices, el aunto del carro me gusto porque es parecido a la anecdota del alfarero… que dice que Dios es nuestro alfarero y nos debemos dejar moldear.

Sigue asi, y mandanos fotos de esos prototipos en miniatura hecho por tu bro…ok, me encantaria ver esos detalles que dices.

Bendiciones y DTB muchiisisimo

Asi ismo es, para poder tener na vida plena, debemos saber guiar nuestros destino, respetando las leyes de vida, que nos guian durante nuestro transito

Hola!!!!

Este post es excelente… me ha caido como anillo al dedo (aunque no uso :P) pero ahora que he comprado por fin!! un carrito, veo lo importante que es el instinto, definitivamente nuestro interior esta más purificado. Gracias por compartirlo!

un abrazote!

¿Quieres opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

abril 2007
D L M X J V S
« Mar   May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Posts Más Vistos

Posts viejos

Me han leído...

  • 260,128 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: