Nikkei Life

Archive for abril 9th, 2007

Soy una eterna amante de la naturaleza. Amo a mi Dios, y por lo tanto amo a toda su creación. Ya he escrito sobre personas excepcionales que Dios ha puesto en mi camino, pero esta es la primera vez que me detengo a plasmar lo bendecidos que somos en tener tanto VERDE en nuestra media isla. En esta ocasión, y muy en especial sobre mi séptima escalada al Pico Duarte, la máxima altura de las Antillas.

Hace ya 5 años cuando me uní a un grupo de jóvenes (y no tan jóvenes) que hacen excursiones año tras año al Pico. El grupo lo organizaba, en aquellos tiempos Jochi-Jochi. Aunque no me he limitado a escalar solo con ellos, debo de darles crédito pues la primera vez nunca se olvida!


En realidad, no tenía planeado este viaje. Ya había escalado en Enero, y no tenía intenciones de volverlo a hacer, hasta el 2008. Pero, a última hora me buscaron para que remplazara a una chica que se enfermó… y pues yo,ni tonta ni perezoza me apunté. Mil disculpas a los que no los invité ni les avisé. Sorry! Bueno… vamo’ a lo que vinimo’. De aquí en adelante… puro Pico!

1er. día.
Salí de Dajabón a las 2:00 p.m. rumbo a La Ciénaga de Manabao en Jarabacoa. En el trayecto me junté con varios chicos de Santiago, La Vega y Constanza. Al parecer para algunos de ellos era la primera vez… la cara de emociones mezcladas no se les quitaba ni con cirugía plástica. Llegamos como as las 6 pm. Nos encontramos con el resto del equipo, armamos nuestras casas de campañas y nos “jondeamos” un buen sancocho. Uno sacó su guitarra y la clásica cantadera alrededor de la fogata. Aproveché y comencé a hacer ambiente, pero como había que amanecer temprano, dejamos la conversación a las 9 y cada quien se retiró para su camping. La noche estaba agradable, algo fría para mi gusto. Me metí en mi slepping y ya saben el resto.

2do. Día
Me levanté a las 5 para aprovechar el único baño disponible. Llené mi termito de agua hasta arriba, recogí mi sleeping y comencé a separar cosas. Esto es lo que más quita tiempo. Decidir qué vas a llevar contigo y qué cosas dejaras en el bulto grande para que los burros lo suban por tí. Usualmente llevo: mi sleeping, el impermeable (nunca se sabe cuando va a caer un aguacero!), papel higiénico y toallitas húmedas, mi lata de primeros auxilios (anti-diarréicos, Antiácidos , anti-inflamatorios, calmantes,ungüentos para raspaduras y picaduras, par de curitas, pinzas, alcohol y algodón), medias extras, linterna, y lo más importante… un reguero de chocolates (en todas las presentaciones!!), cereales, barras alimenticias y energizing drink (Gatorade, Ciclón y vainas así). Con to’ eso mi mochilita alcanzó un peso de aprox. 15 lbs.

Entre recoge y recoge nos dieron las 6 y todos a desayunar. Pan con mantequilla, queso y chocolate (mujeres, aquí se olvidan las dietas!). Me puse mi gorrita, me llené de bloqueador solar, me coloqué los guantes, con mis botas de Girl Scout y un bastón improvisado… mi cangurera con cámara, lipstick (para la resequedad), barras de chocolate, pañuelos, y ya para las 7 iba como toda una alpinista rumbo al Pico, pagué la cuota de la excursión y me anoté en la lista de control del Parque Armando Bermúdez…y a comenzar la aventura!!!

Cuando comienzas es pura llanura y parece que to’ es una chulería, la primera vez me dejé engañar y gasté mucha energía al inicio. Luego comienza el relajo, una parte llana y otra elevada. Cuando comienzas a “jartarte” del relajito ese, te toca aguantar la subidera. Ya no hay opción, todo es cuesta arriba. Subes…subes y subes… , sientes que el aire se agota, te quedas sin aliento y lo único que escuchas es el latir apresurado de tu corazón. Al cabo de tres horas de camino ininterrumpido los pies duelen, la mochila no pesa, ¡equilibra!, y las mentas se hacen indispensables. El descanso resulta obligatorio. Aprovecho para cambiarme las medias, rehidratarme y apreciar lo bello que nos ofrece la naturaleza misma. Te das cuenta que estás sola, otros escaladores s detienen a preguntarte si estás bien o simplemente a alentarte con un: ¡Vamos, Tú puedes! – Esas palabras recargan tu cansado cuerpo con nuevas energías y sigues adelante, a pesar del dolor que carcome tus músculos y tendones..

Al fin, a las 8 pm, 12 horas después… llegué a La Compartición. Sí… 18 kms recorridos a pié. Parte del grupo había llegado ya, otros todavía… me sentí bien conmigo misma, no fui la última..al menos. Aunque no pude roomper mi marca personal de 11 horas y 20 minutos, tan solo llegar…sin rendirme fue una gran hazaña..y más aún recordar que estaba fuera de condición para soportar tal travesía.

A 2650 mts sobre el nivel del mar, la temperatura había bajado a 4 grados. El frío invitaba a escenas un tanto lujuriosas. Y mientras el resto del grupo terminaba de llegar, opté por hacer lo que todos hacían… echarme en el suelo y descansar.

Luego de esto……… Yo sí sé qué pasó…pero tú NOOOOOOO. Si quieres saber no te pierdas la segunda parte!!! Ja Ja Ja JA!!! (Par de fotitos para que no se quejen..)

Anuncios
Soy una eterna amante de la naturaleza. Amo a mi Dios, y por lo tanto amo a toda su creación. Ya he escrito sobre personas excepcionales que Dios ha puesto en mi camino, pero esta es la primera vez que me detengo a plasmar lo bendecidos que somos en tener tanto VERDE en nuestra media isla. En esta ocasión, y muy en especial sobre mi séptima escalada al Pico Duarte, la máxima altura de las Antillas.
Hace ya 5 años cuando me uní a un grupo de jóvenes (y no tan jóvenes) que hacen excursiones año tras año al Pico. El grupo lo organizaba, en aquellos tiempos Jochi-Jochi. Aunque no me he limitado a escalar solo con ellos, debo de darles crédito pues la primera vez nunca se olvida!
En realidad, no tenía planeado este viaje. Ya había escalado en Enero, y no tenía intenciones de volverlo a hacer, hasta el 2008. Pero, a última hora me buscaron para que remplazara a una chica que se enfermó… y pues yo,ni tonta ni perezoza me apunté. Mil disculpas a los que no los invité ni les avisé. Sorry!
Bueno… vamo’ a lo que vinimo’. De aquí en adelante… puro Pico!

1er. día.
Salí de Dajabón a las 2:00 p.m. rumbo a La Ciénaga de Manabao en Jarabacoa. En el trayecto me junté con varios chicos de Santiago, La Vega y Constanza. Al parecer para algunos de ellos era la primera vez… la cara de emociones mezcladas no se les quitaba ni con cirugía plástica. Llegamos como as las 6 pm. Nos encontramos con el resto del equipo, armamos nuestras casas de campañas y nos “jondeamos” un buen sancocho. Uno sacó su guitarra y la clásica cantadera alrededor de la fogata. Aproveché y comencé a hacer ambiente, pero como había que amanecer temprano, dejamos la conversación a las 9 y cada quien se retiró para su camping. La noche estaba agradable, algo fría para mi gusto. Si Yukio hubiera ido…pero nah, como digo yo: “ A falta de abrazo, abrigo extra”. Me metí en mi slepping y ya saben el resto.
2do. Día
Me levanté a las 5 para aprovechar el único baño disponible. Llené mi termito de agua hasta arriba, recogí mi sleeping y comencé a separar cosas. Esto es lo que más quita tiempo. Decidir qué vas a llevar contigo y qué cosas dejaras en el bulto grande para que los burros lo suban por tí. Usualmente llevo: mi sleeping, el impermeable (nunca se sabe cuando va a caer un aguacero!), papel higiénico y toallitas húmedas, mi lata de primeros auxilios (anti-diarréicos, Antiácidos , anti-inflamatorios, calmantes,ungüentos para raspaduras y picaduras, par de curitas, pinzas, alcohol y algodón), medias extras, linterna, y lo más importante… un reguero de chocolates (en todas las presentaciones!!), cereales, barras alimenticias y energizing drink (Gatorade, Ciclón y vainas así). Con to’ eso mi mochilita alcanzó un peso de aprox. 15 lbs.
Entre recoge y recoge nos dieron las 6 y todos a desayunar. Pan con mantequilla, queso y chocolate (mujeres, aquí se olvidan las dietas!). Me puse mi gorrita, me llené de bloqueador solar, me coloqué los guantes, con mis botas de Girl Scout y un bastón improvisado… mi cangurera con cámara, lipstick (para la resequedad), barras de chocolate, pañuelos, y ya para las 7 iba como toda una alpinista rumbo al Pico, pagué la cuota de la excursión y me anoté en la lista de control del Parque Armando Bermúdez…y a comenzar la aventura!!!
Cuando comienzas es pura llanura y parece que to’ es una chulería, la primera vez me dejé engañar y gasté mucha energía al inicio. Luego comienza el relajo, una parte llana y otra elevada. Cuando comienzas a “jartarte” del relajito ese, te toca aguantar la subidera. Ya no hay opción, todo es cuesta arriba. Subes…subes y subes… , sientes que el aire se agota, te quedas sin aliento y lo único que escuchas es el latir apresurado de tu corazón. Al cabo de tres horas de camino ininterrumpido los pies duelen, la mochila no pesa, ¡equilibra!, y las mentas se hacen indispensables. El descanso resulta obligatorio. Aprovecho para cambiarme las medias, rehidratarme y apreciar lo bello que nos ofrece la naturaleza misma. Te das cuenta que estás sola, otros escaladores s detienen a preguntarte si estás bien o simplemente a alentarte con un: ¡Vamos, Tú puedes! – Esas palabras recargan tu cansado cuerpo con nuevas energías y sigues adelante, a pesar del dolor que carcome tus músculos y tendones..
Al fin, a las 8 pm, 12 horas después… llegué a La Compartición. Sí… 18 kms recorridos a pié. Parte del grupo había llegado ya, otros todavía… me sentí bien conmigo misma, no fui la última..al menos. Aunque no pude roomper mi marca personal de 11 horas y 20 minutos, tan solo llegar…sin rendirme fue una gran hazaña..y más aún recordar que estaba fuera de condición para soportar tal travesía.
A 2650 mts sobre el nivel del mar, la temperatura había bajado a 4 grados. El frío invitaba a escenas un tanto lujuriosas. Y mientras el resto del grupo terminaba de llegar, opté por hacer lo que todos hacían… echarme en el suelo y descansar.
Luego de esto……… Yo sí sé qué pasó…pero tú NOOOOOOO. Si quieres saber no te pierdas la segunda parte!!! Ja Ja Ja JA!!! (Par de fotitos para que no se quejen..)


abril 2007
D L M X J V S
« Mar   May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Posts viejos

Me han leído...

  • 261.706 Visitantes
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: