Nikkei Life

Archive for febrero 2007

Sé que estamos muy lejos, Japón no está al doblar la esquina.

Pero sin importar distancias, por siempre estarás en mi corazón.

Cada día pienso en tí y sé que tu de mí te recuerdas, también.

Siempre recoradré el día en que te marchaste.

Cuando lágrimas derramando, el avión abordaste.

Muchos mails y postales me has enviado.

El día de mi cumple, de la graduación, en navidad y hasta el día menos esperado.

Y sé que hasta el fín nos tendremos uno al otro

Estoy tan agradecida de que seas mi hermano.

Eres tan dulce y cariñoso.

Cuando necesito algo, ahí estás para mí.

Muchos consejos de ti he recibido, y ¡cómo me han funcionado!

Gracias por ser mi cómplice de travesuras, compañero de juegos,

Mi ídolo, mi confidente y el mejor de los amigos.

Aún en las noches tristes, frías y desoladas, ahí estabas tú.

Sonriente y con la mano extendida, brindándome tu amor y comprensión.

Gracias Manito, Eres el Mejor!

Sé que estamos muy lejos, Japón no está al doblar la esquina.
Pero sin importar distancias, por siempre estarás en mi corazón.
Cada día pienso en tí y sé que tu de mí te recuerdas, también.
Siempre recoradré el día en que te marchaste.
Cuando lágrimas derramando, el avión abordaste.
Muchos mails y postales me has enviado.
El día de mi cumple, de la graduación, en navidad y hasta el día menos esperado.
Y sé que hasta el fín nos tendremos uno al otro
Estoy tan agradecida de que seas mi hermano.
Eres tan dulce y cariñoso.
Cuando necesito algo, ahí estás para mí.
Muchos consejos de ti he recibido, y ¡cómo me han funcionado!
Gracias por ser mi cómplice de travesuras, compañero de juegos,
Mi ídolo, mi confidente y el mejor de los amigos.
Aún en las noches tristes, frías y desoladas, ahí estabas tú.
Sonriente y con la mano extendida, brindándome tu amor y comprensión.
Gracias Manito, Eres el Mejor!

¡Ayer encontré mi libro Nacho! Creo que de mi promoción (2004), soy la única que lo sigue guardando. Aún con sus hojas pegadas con cinta adhesiva y con el forro medio despegado, sigue intacto. ¡Cuántos recuerdos acumulados en un sólo libro! Será por eso, no sé, pero hoy me dediqué a escribir mi Alfabeto Personal. ¿Habré aprendido algo durante este tiempo? Juzguen ustedes.

Actúa siempre con madurez.

Busca la superación.

Crece en todos los sentidos.

Domina tus instintos.

Experimenta nuevas oportunidades.

Fe…nunca te falte!

Gratitud a Dios sobre todas las cosas.

Haz siempre lo correcto.

Ignora lo que no suma nada a tu persona.

Justicia y equidad con tus semejantes.

Kilómetros de logros en tu vida.

Lucha por tus buenos propósitos.

Mami…¡qué haría sin ti!

Nunca te rindas.

Observa todo, y conserva lo bueno.

Pon en práctica el entusiasmo.

Quita lo negativo de tu vida.

Rompe barreras y obstáculos.

Supérate a tí mismo.

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Usa la inteligencia con virtud.

Verdad… siempre es mejor que la mentira.

Windsurfing… algún día lo intentaré!!

Xenofobia… Luchemos contra ella!!

Ya se acabaron las letras dificiles.

Zzz… cuando llegue el momento.

¡Ayer encontré mi libro Nacho! Creo que de mi promoción (2004), soy la única que lo sigue guardando. Aún con sus hojas pegadas con cinta adhesiva y con el forro medio despegado, sigue intacto. ¡Cuántos recuerdos acumulados en un sólo libro! Será por eso, no sé, pero hoy me dediqué a escribir mi Alfabeto Personal. ¿Habré aprendido algo durante este tiempo? Juzguen ustedes.

Actúa siempre con madurez.

Busca la superación.
Crece en todos los sentidos.
Domina tus instintos.
Experimenta nuevas oportunidades.
Fe…nunca te falte!
Gratitud a Dios sobre todas las cosas.
Haz siempre lo correcto.
Ignora lo que no suma nada a tu persona.
Justicia y equidad con tus semejantes.
Kilómetros de logros en tu vida.
Lucha por tus buenos propósitos.
Mami…¡qué haría sin ti!
Nunca te rindas.
Observa todo, y conserva lo bueno.
Pon en práctica el entusiasmo.
Quita lo negativo de tu vida.
Rompe barreras y obstáculos.
Supérate a tí mismo.
Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
Usa la inteligencia con virtud.
Verdad… siempre es mejor que la mentira.
Windsurfing… algún día lo intentaré!!
Xenofobia… Luchemos contra ella!!
Ya se acabaron las letras dificiles.
Zzz… cuando llegue el momento.

De lunes a sábado me aguanto, el trabajo y la universidad me necesitan. Pero, el domingo es única y exclusivamente para mí. Yo decido lo que hago: leer un buen libro/manga, sentarme a componer, trabajar en photoshop, tocar la flauta o el violín, ver anime/películas, platicar con mis padres, visitar los vecinos… La lista es larga y variada. No me gusta la monotonía.

Esta vez me decidí por los filmes. Aquí no hay cine. Pero me conformo con Starz, Cinemax, MGM y HBO. Las agraciadas fueron: “Bring it on” y “The Wild”. Ambas, muy diferentes. Tan solo mencionar que la primera tiene actores humanos, y la segunda es un dibujo animado, es suficiente para que me entiendan. Sin embargo, pese a todo, encontré un punto en común.

Las chicas de “Bring it on”, con coraje y convicción luchan contra los obstáculos que se le presentan y llegan a la final de la competencia nacional de porristas. Descubren sus puntos débiles, se entregan al arduo trabajo y al final, saborean los frutos del trabajo realizado.

“The Wild” por su parte, muestra las aventuras de un león que junto a sus amigos vence todo tipo de obstáculos para encontrar a su hijo. Cargada con toques de comedia y algo de drama, muestra como la confianza en sí mismo y en el resto de sus amigos es punto clave para alcanzar el éxito.

Reconocer nuestras capacidades, enfatizar y mejorar nuestros talones de aquiles, y fomentar el trabajo en equipo, son puntos cruciales al momento de lanzarnos a las corrientes de la vida. Detalles tan simples que con las prisas del diario vivir algunas veces solemos olvidar. En esta ocasión los recordé gracias a las películas del domingo.

Y tú ¿Qué hiciste el domingo?

De lunes a sábado me aguanto, el trabajo y la universidad me necesitan. Pero, el domingo es única y exclusivamente para mí. Yo decido lo que hago: leer un buen libro/manga, sentarme a componer, trabajar en photoshop, tocar la flauta o el violín, ver anime/películas, platicar con mis padres, visitar los vecinos… La lista es larga y variada. No me gusta la monotonía.
Esta vez me decidí por los filmes. Aquí no hay cine. Pero me conformo con Starz, Cinemax, MGM y HBO. Las agraciadas fueron: “Bring it on” y “The Wild”. Ambas, muy diferentes. Tan solo mencionar que la primera tiene actores humanos, y la segunda es un dibujo animado, es suficiente para que me entiendan. Sin embargo, pese a todo, encontré un punto en común.
Las chicas de “Bring it on”, con coraje y convicción luchan contra los obstáculos que se le presentan y llegan a la final de la competencia nacional de porristas. Descubren sus puntos débiles, se entregan al arduo trabajo y al final, saborean los frutos del trabajo realizado.
“The Wild” por su parte, muestra las aventuras de un león que junto a sus amigos vence todo tipo de obstáculos para encontrar a su hijo. Cargada con toques de comedia y algo de drama, muestra como la confianza en sí mismo y en el resto de sus amigos es punto clave para alcanzar el éxito.

Reconocer nuestras capacidades, enfatizar y mejorar nuestros talones de aquiles, y fomentar el trabajo en equipo, son puntos cruciales al momento de lanzarnos a las corrientes de la vida. Detalles tan simples que con las prisas del diario vivir algunas veces solemos olvidar. En esta ocasión los recordé gracias a las películas del domingo.

Y tú ¿Qué hiciste el domingo?

Hoy es fecha digna de celebrar. Es nuestro día.

Me llamaste a las 12 … como siempre.

Me enviaste sms … como siempre.

Me enviaste un e-card … como siempre.

Me escribiste una nota … como siempre.

Me regalaste un dibujo … como siempre.

Me llenaste de halagos, piropos y “muelas” … como siempre.

Me hiciste sonreír… como siempre

Sin Embargo, Hoy

Empiezan otros 365 días … diferentes.

Enviaste mensajes … diferentes.

Escogiste un diseño … diferente.

Las frases son … diferentes.

El personaje es … diferente.

Tus palabras … diferentes.

La sonrisa que brotó … diferente.

Porque cada minuto es Diferente…

¡Sé que estaremos juntos por Siempre!

Hoy es fecha digna de celebrar. Es nuestro día.
Me llamaste a las 12 … como siempre.
Me enviaste sms … como siempre.
Me enviaste un e-card … como siempre.
Me escribiste una nota … como siempre.
Me regalaste un dibujo … como siempre.
Me llenaste de halagos, piropos y “muelas” … como siempre.
Me hiciste sonreír… como siempre

Sin Embargo, Hoy
Empiezan otros 365 días … diferentes.
Enviaste mensajes … diferentes.
Escogiste un diseño … diferente.
Las frases son … diferentes.
El personaje es … diferente.
Tus palabras … diferentes.
La sonrisa que brotó … diferente.
Porque cada minuto es Diferente…
¡Sé que estaremos juntos por Siempre!

Todas las relaciones tienen su propia historia. La nuestra no se puede quedar atrás. La causante de todo, la culpable de tantos años de compañía es mi mamá. No sé qué ideas le habrán metido en la cabeza. Todos los días era la misma cantaleta. Que eran muy buenos, que la gente los conocía, que serían unos excelentes amigos, que no me defraudarían y que por siempre me apoyarían. Pensé que estaba loca.

Antes de los tres años, el primero– me tenías vuelta loca y sin control. Te tenía a mi lado, día a día, noche a noche. Pero, poco a poquito apareció uno de tus amiguitos. Parecía tan extraño, pero todos en la casa lo mencionaban. Mi hermano me dijo que era algo loco, pero que me iba a caer bien. Mi abuela no lo dejaba por nada del mundo, papi y mami alternaban entre tú y él. Pensé que mi familia era especial. Los demás tenían uno, en la mía habían dos. Todavía no imaginaba que vendrían otros más.

No fue hasta los ocho años que escuché sobre otro de sus amiguitos. Decían que era buenísimo. Parecía que sí. Fernandito, el sobrino de Doña Venecia, siempre hablaba de él. Mami quiso que lo conociéramos. Manito puso cara de “fuchi” y se negó. Dijo que el baskett y el volley eran más divertidos. Papi dijo: “Usted va para allá”. No hubo de otra, tuve que acceder.

A los once llegó aquél. Ese sí que me asustó. Parecía tan enrredado. Me decían que era feo y que le saldría “juyendo”. Pero la curiosidad me ganó. Hoy sé que es más tierno y dulce de lo que solía creer.

Ustedes son tan complicados. Cuando estoy pensando en uno, aparece el otro de metiche. ¡Cuántos “piques” me hacen pasar! Pero ta’ bien. Tengo una buena colección de sus manuales. Justo ayer conseguí otro en Internet. A ver si ahora les coje con provocarme dolores de cabezas como siempre les gusta hacer.

Pese a todo, han sido unos excelentes amigos y han hecho maravillas en mi vida.

Por eso, mis adorados IDIOMAS, hoy… les quiero agradecer: por tanta gente y lugares chulísmos que me permitieron conocer; por cada película/canción/libro que sin traducción pude entender; por los trabajos que he conseguido y los logros que he alcanzado.

Para que no se me quejen los voy a mencionar en orden de aparición: Encabezando la lista el Español, el rarito del Japonés, el famoso Inglés y el enredado Francés. Les advierto, no se vayan a sentir mal si a la vuelta de la esquina conozco otro amiguito más.

P.S. – Gracias a cada uno de mis tantos profesores, y en especial a mami, por haberme “empujado” a estudiar y conocer de ellos. A mis amigos de “carne y hueso”, recuerden: Un Idioma es una Vida.

Todas las relaciones tienen su propia historia. La nuestra no se puede quedar atrás. La causante de todo, la culpable de tantos años de compañía es mi mamá. No sé qué ideas le habrán metido en la cabeza. Todos los días era la misma cantaleta. Que eran muy buenos, que la gente los conocía, que serían unos excelentes amigos, que no me defraudarían y que por siempre me apoyarían. Pensé que estaba loca.

Antes de los tres años, el primero– me tenías vuelta loca y sin control. Te tenía a mi lado, día a día, noche a noche. Pero, poco a poquito apareció uno de tus amiguitos. Parecía tan extraño, pero todos en la casa lo mencionaban. Mi hermano me dijo que era algo loco, pero que me iba a caer bien. Mi abuela no lo dejaba por nada del mundo, papi y mami alternaban entre tú y él. Pensé que mi familia era especial. Los demás tenían uno, en la mía habían dos. Todavía no imaginaba que vendrían otros más.

No fue asta los ocho años que escuché sobre otro de sus amiguitos. Decían que era buenísimo. Parecía que sí. Fernandito, el sobrino de Doña Venecia, siempre hablaba de él. Mami quiso que lo conociéramos. Manito puso cara de “fuchi” y se negó. Dijo que el baskett y el volley eran más divertidos. Papi dijo: “Usted va para allá”. No hubo de otra, tuve que acceder. A los once llegó aquél. Ese sí que me asustó. Parecía tan enrredado. Me decían que era feo y que le saldría “juyendo”. Pero la curiosidad me ganó. Hoy sé que es más tierno y dulce de lo que solía creer.
Ustedes son tan complicados. Cuando estoy pensando en uno, aparece el otro de metiche. ¡Cuántos “piques” me hacen pasar! Pero ta’ bien. Tengo una buena colección de sus manuales. Justo ayer conseguí otro en Internet. A ver si ahora les coje con provocarme dolores de cabezas como siempre les gusta hacer.
Pese a todo, han sido unos excelentes amigos y han hecho maravillas en mi vida.

Por eso, mis adorados IDIOMAS, hoy… les quiero agradecer: por tanta gente y lugares chulísmos que me permitieron conocer; por cada película/canción/libro que sin traducción pude entender; por los trabajos que he conseguido y los logros que he alcanzado.

Para que no se me quejen los voy a mencionar en orden de aparición: Encabezando la lista el Español, el rarito del Japonés, el famoso Inglés y el enredado Francés. Les advierto, no se vayan a sentir mal si a la vuelta de la esquina conozco otro amiguito más.

P.S. – Gracias a cada uno de mis tantos profesores, y en especial a mami, por haberme “empujado” a estudiar y conocer de ellos. A mis amigos de “carne y hueso”, recuerden: Un Idioma es una Vida.


febrero 2007
D L M X J V S
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728  

Posts viejos

Me han leído...

  • 262.362 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: