Nikkei Life

En busca del auténtico Dominicano

Posted on: 2006/06/28

Últimamente las noticias locales están saturadas de violencia. Atracos, robos, asesinatos, muerte… ocupan las primeras planas de los periodicos. Y me pregunto, ¿En qué momento perdimos la esencia del dominicano innato?

Recuerdo cuando tenía cuatro o cinco años, cuando empezaba a leer y mi madre me sentaba a su lado y me mostraba los artículos del periódico. De seguro que hubo algún reportaje sobre asesinatos o narcotráfico, pero más que eso, llamó mi atención toda una hoja del periódico resaltando las bellezas de la República Dominicana. Sí, una hoja enterita con maravillas sobre nuestro país. Sus playas, sus montañas, sus monumentos, su Gente.

No está de más decir que el carisma del dominicano llama la atención en todo lugar. Hay una chispa, algo inexplicable, que delata nuestro orígen quisqueyano. Un pueblo alegre, laborioso y entregado a su nacion…. que de repente se ha saturado de horribles noticias por doquier.

¿Cuándo dejamos de ser alegres y laboriosos? ¿Dónde está el optimismo?
Es cierto que los últimos años han sido catástroficos, en todos los sentidos. Nuestra moneda devaluada, deudas exageradas y escándalos políticos. Al parecer, esa dosis de situaciones negativas han hecho que el pueblo se rinda y tome una actitud pesimista

En casi todos los hogares, se ha perdido la unión familiar de hace unos años. Los padres, perdidos en sus empleos tratando de aumentar las cifras de sus salarios; los chicos por su parte han optado por tomar una libertad que aún no les corresponde; y cuando por fín llega el fín de semana, solo se escuchan quejas tras quejas. Que si EDESUR, EDENORTE o EDENADIE; que si el polló subió o la gasolina se disparó; que si fulano y sutano se robaron tanto; que toño, el marido de toña tiene su “botellón” en el congreso… Que esto y que lo otro…

Muy dentro de mí, hay un intrínseco deseo de que la esencia natural del dominicano no se haya perdido. Segura estoy de que está escondida, opacada por la triste realidad que vivimos. Pero, es en estos momentos, cuando más debemos de sacar al DOMINICANO DE PURA SEPA que llevamos dentro. Ese caribeño de oro que no se rinde ante nada, y que día a día clama a Dios por una mejor nación.

Uno solo, puede que no haga gran cosa; pero si nos unimos en esa búsqueda, de seguro que conseguiremos algo mucho mejor.

Vamos! A la carga! Todavía es tiempo de revertir la historia de nuestra querida Quisqueya!!!

Anuncios

¿Quieres opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

junio 2006
D L M X J V S
« Oct   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Posts Más Vistos

Posts viejos

Me han leído...

  • 260,286 Visitantes
A %d blogueros les gusta esto: